Principal | Publicaciones | Índice de La Tarea núm. 10

PUBLICACIONES:

Separata

la tarea 10

Cítese este documento como: Gobierno de Jalisco: "Ley de Educación Pública del Estado de Jalisco", publicado como Separata en: La Tarea, revista de educación y cultura de la Sección 47 del SNTE/Jalisco (núm. 10, Guadalajara, Jalisco, México, octubre de 1998. 16 pp.).


Ley de Educación Pública del Estado de Jalisco

Gobierno de Jalisco / Secretaría General
Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación - Sección 47/Jalisco


TÍTULO PRIMERO

Disposiciones generales

 

CAPÍTULO I

Disposiciones generales

 

Artículo 1º. El objeto de esta Ley es regular los servicios educativos que se presten en la entidad por el Gobierno del Estado de Jalisco, sus municipios, los organismos descentralizados, así como aquellos que proporcionen los particulares con autorización o reconocimiento de validez oficial de estudios. Las disposiciones contenidas en esta Ley son de orden público, de interés social y de observancia general en el estado de Jalisco.

     La función social educativa de las universidades y demás instituciones de educación superior a que se refiere la fracción VII del artículo 3º de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, se regulará por las leyes que rigen a dichas instituciones.

 

Art. 2º. Todos los habitantes del estado tienen derecho a recibir educación con las mismas oportunidades de acceso, calidad, permanencia y pertinencia, con sólo satisfacer los requisitos que establezcan las disposiciones generales aplicables. La educación es medio fundamental para adquirir, transmitir y acrecentar la cultura; es proceso permanente que contribuye al desarrollo del individuo y a la transformación de la sociedad y es factor determinante para la adquisición de conocimientos y para formar al hombre de manera que tenga sentido de solidaridad social.

 

Art. 3º. La educación es un derecho fundamental del ser humano que tiene como propósito su desarrollo integral. Atendiendo al derecho que tienen de educar a sus hijos o pupilos, los padres o tutores están obligados a hacer que sus hijos o pupilos menores de edad cursen la educación primaria y secundaria.

 

Art. 4º. La educación que se imparta en la entidad se regirá conforme a los principios y lineamientos establecidos en el artículo 3º y demás relativos de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, la Ley General de Educación, la Constitución Política del Estado, los contenidos en la presente Ley y las normas, convenios y demás disposiciones que de ellas se deriven, por lo que la educación que imparta el Estado será:

  1. Gratuita: Sin que se entienda como contraprestación del servicio educativo las aportaciones y donaciones destinadas a dicha acción, que nunca tendrán el carácter de obligatorias;

  2. Laica, por lo tanto se mantendrá por completo ajena a cualquier doctrina religiosa, respetando las convicciones personales siempre y cuando no contravengan a ninguna ley;

  3. La educación que impartan el Estado y sus organismos descentralizados es un servicio público.

 

Art. 5º. La educación primaria y secundaria podrá cursarse tanto en las escuelas oficiales como en las particulares que para tal efecto existan y donde se cumplan los requisitos básicos establecidos en la legislación y demás disposiciones generales.

 

Art. 6º. El Gobierno del Estado está obligado a prestar y promover servicios educativos, con el fin de que la población pueda cursar la educación preescolar, primaria y secundaria que son obligatorias por mandato constitucional. Asimismo, promoverá y atenderá todos los tipos y modalidades educativas, incluyendo la educación superior. (Este artículo incorpora la reforma del jueves 10 de septiembre de 1998).

 

Art. 7º. La educación que imparta el Estado de Jalisco, sus municipios y sus organismos descentralizados; así como los particulares con autorización o reconocimiento de validez oficial de estudios, tendrá además de los fines señalados en el artículo 3º de la Constitución Federal y en la Ley General de Educación, los siguientes:

  1. Contribuir al desarrollo integral del ser humano, promoviendo los valores ético-sociales, para que ejerza plenamente sus capacidades dentro del marco de una convivencia social armónica, todo ello con la participación activa del educando, estimulando su iniciativa y un alto sentido de responsabilidad social;

  2. Fomentar la adquisición de conocimientos científicos y culturales, el desarrollo de la capacidad de aprendizaje, el interés y metodología de la investigación y la reflexión crítica;

  3. Fortalecer la conciencia de la nacionalidad y de la soberanía, el conocimiento y aprecio por la historia, el amor y respeto a los símbolos patrios y las instituciones nacionales, así como la valoración de las tradiciones y particularidades culturales de las diversas regiones del país, especialmente, las del estado de Jalisco;

  4. Enseñar el español como lengua nacional común de los mexicanos, sin menoscabo de la preservación y la enseñanza de las lenguas de los grupos indígenas que existen en el estado. Así como promover en educación básica el estudio de una lengua extranjera;

  5. Infundir el conocimiento y la práctica de la democracia como forma de gobierno y como sistema de vida que permita la participación de todos en el desarrollo político, económico y social del estado, y en general, en la toma de decisiones para el mejoramiento de la sociedad;

  6. Promover el valor de la justicia, de la observancia de la ley y de la igualdad de derechos entre todos los hombres;

  7. Impulsar el estudio, conservación y protección del medio físico y el aprovechamiento racional de los recursos naturales, para la solución de los problemas económicos, sociales y culturales del estado;

  8. Promover la difusión y utilización de técnicas y avances científicos en las actividades agropecuarias, industriales, mineras, forestales, de servicios y, en general, para toda actividad productiva que requiera el desarrollo del estado de Jalisco:

  9. Impulsar actitudes que estimulen la investigación e innovación científica y tecnológica, vinculadas con el sector productivo;

  10. Impulsar la creación artística y propiciar la adquisición, el enriquecimiento y la difusión de los bienes y valores de la cultura universal, en especial de aquellos que constituyen el patrimonio cultural de la nación y del estado;

  11. Impulsar la educación física y la práctica del deporte escolar;

  12. Desarrollar actitudes solidarias en los individuos, para crear conciencia sobre la preservación de la salud, la planeación familiar, la paternidad responsable y las consecuencias nocivas de los vicios, propiciando su rechazo; sin menoscabo de la libertad y del respeto absoluto a la dignidad humana;

  13. Fomentar y encausar el desarrollo y la aplicación del avance científico y tecnológico de acuerdo a las necesidades del crecimiento económico y social de la entidad, propiciando el uso racional de los recursos naturales a fin de preservar el equilibrio ecológico, promoviendo entre los individuos el cuidado, rehabilitación y mantenimiento del medio ambiente y la naturaleza;

  14. Fomentar actitudes solidarias positivas para alcanzar el bienestar general mediante el trabajo y el ahorro;

  15. Fomentar en el educando el estudio, conocimiento y respeto de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, la particular del estado y las leyes que de ellas emanen, y

  16. Buscar la excelencia en la calidad educativa.

 

Art. 8º. El criterio que orientará a la educación que se imparta en el estado se basará en los resultados de progreso científico, luchará contra la ignorancia y sus efectos, las servidumbres, los fanatismos y prejuicios. Además:

  1. Será democrático, considerando a la democracia no solamente como una estructura jurídica y un régimen político, sino como un sistema de vida fundado en el constante mejoramiento económico, social y cultural del pueblo;

  2. Será nacional, en cuanto que sin hostilidades ni exclusivismos, atenderá a la comprensión de nuestros problemas, al aprovechamiento de nuestros recursos, a la defensa de nuestra independencia política, al aseguramiento de la independencia económica y a la continuidad y crecimiento de nuestra cultura, y

  3. Será humanitaria, en tanto que contribuirá a la mejor convivencia humana; tanto por los elementos que aporte a fin de robustecer en el educando el aprecio por la dignidad de la persona, la integridad de la familia y la convicción del interés general de la sociedad, cuanto por el cuidado que ponga en sustentar los ideales de fraternidad e igualdad de derechos de todos los hombres, evitando los privilegios de raza, religión, grupos, sexo o de individuos.

 

Art. 9º. En la impartición de todo tipo de educación para menores de edad, se tomarán las medidas que aseguren al educando la protección y cuidados necesarios para preservar su integridad física, psicológica y social, sobre la base del respeto a su dignidad. La aplicación de la disciplina escolar será compatible con su edad.

 

Art. 10. Los beneficiados directamente por los servicios educativos de los niveles medio superior y superior deberán prestar servicio social en los términos de las disposiciones reglamentarias correspondientes, como requisito indispensable para obtener titulo o grado académico.

 

Art. 11. Son de interés público y social las actividades que en materia educativa realicen el Estado y los municipios, sus organismos descentralizados y los particulares.

 

TÍTULO SEGUNDO

De la distribución de atribuciones
 

CAPÍTULO I

De las atribuciones de la autoridad educativa federal y del Ejecutivo del Estado

 

Art. 12. El Ejecutivo del Estado ejercerá a través de la Secretaría de Educación las atribuciones en materia educativa que le confieran los diversos ordenamientos federales y estatales.

 

Art. 13. Corresponden al Ejecutivo del Estado, de manera concurrente con la autoridad educativa federal, las atribuciones siguientes:

  1. Promover y prestar servicios educativos distintos de los previstos en las fracciones I y IX del artículo 14 de esta Ley, de acuerdo con las necesidades estatales y regionales;

  2. Revalidar y otorgar equivalencias de estudios, distintos de los mencionados en la fracción X del articulo 14 de este ordenamiento, de acuerdo con los lineamientos generales que la Secretaría de Educación Pública expida:

  3. Otorgar, negar y retirar el reconocimiento de validez oficial a estudios distintos de los de primaria, secundaria, normal y demás para la formación de educadores de preescolar, primaria y secundaria que impartan los particulares;

  4. Prestar servicios bibliotecarios a fin de apoyar la innovación educativa y la investigación científica tecnológica y humanista;

  5. Promover permanentemente la investigación que sirva como base a la innovación educativa;

  6. Impulsar el desarrollo de la enseñanza tecnológica y de investigación científica y tecnológica;

  7. Fomentar y difundir las actividades artísticas, culturales y físicas, en todas sus manifestaciones;

  8. Celebrar convenios para coordinar o unificar las actividades educativas a que se refieren las leyes de la materia, con excepción de aquellas de carácter exclusivo señaladas en los artículos 12 y 13 de la Ley General de Educación;

  9. Celebrar convenios con personas físicas y jurídicas, a efecto de crear mecanismos que permitan canalizar recursos a los programas destinados a la superación de los educandos de bajos ingresos y aquellos que sobresalgan en sus estudios.

  10. Evaluar en el estado los servicios educativos que en él se presten, en forma sistemática y permanente, con el fin de mejorarlos constantemente;

  11. Vigilar el cumplimiento de esta Ley y sus disposiciones reglamentarias, y

  12. Las demás que con tal carácter establezca esta Ley y otras disposiciones aplicables.

 

CAPÍTULO II

De las obligaciones y atribuciones del Ejecutivo estatal a través de la Secretaría de Educación del Estado
 

Art. 14. Corresponden al Ejecutivo estatal por conducto de la Secretaría de Educación del Estado las siguientes facultades:

  1. Organizar e impartir los servicios de educación inicial, básica, incluyendo la indígena y especial, normal y las demás necesarias para la formación de maestros, incluyendo las modalidades de la educación no escolarizada y mixta;

  2. Nombrar y remover libremente a las autoridades educativas estatales cuyo nombramiento o remoción no esté determinado de otro modo en la Constitución Local o en las Leyes;

  3. Establecer, organizar, administrar, sostener y coordinar, según las necesidades de la población en toda la entidad federativa:

a). Centros de educación inicial.

b). Escuelas de educación preescolar.

c). Escuelas primarias.

d). Escuelas secundarias

e). Escuelas de educación media superior.

f). Escuelas normales.

g). Escuelas de educación indígena.

h). Centros de atención para adultos.

i). Escuelas de educación especial.

j). Escuelas de formación para el trabajo.

k). Instituciones de educación superior.

l). Bibliotecas;

  1. Vigilar el estricto cumplimiento por parte de las empresas establecidas en el estado de lo ordenado por la fracción XII del artículo 123 del apartado A de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos en lo concerniente a la obligación de establecer y sostener escuelas y centros de capacitación;

  2. Convocar a reuniones para estudiar los problemas educativos de la entidad e impulsar el intercambio de estudiantes, profesores, investigadores y científicos con otros estados, la Federación y con instituciones educativas extranjeras y promover cuanto sea necesario para el desarrollo de la tecnología, la ciencia, la cultura, las artes y la educación en general;

  3. Proponer a la autoridad educativa federal, los contenidos regionales que hayan de incluirse en los planes, y programas de estudios para la educación primaria, la secundaria, la normal y otras para la formación de educadores de preescolar, primaria y secundaria.

  4. Ajustar, en su caso, el calendario escolar para cada ciclo lectivo de la educación primaria, la secundaria, la normal y demás para la formación de educadores de preescolar, primaria y secundaria, con respecto al calendario fijado por la Secretaría de Educación Pública, a efecto de que se cumpla con los 200 días de clase anual. En su ámbito de competencia, revisará permanentemente las disposiciones, trámites y procedimientos con objeto de simplificarlos, reduciendo las cargas administrativas de maestros y directivos para alcanzar mayor tiempo efectivo de clase en cada ciclo.

  5. Formular y proponer planes y programas de estudio, distintos de los previstos en la fracción I del artículo 12 de la Ley General de Educación.

  6. Prestar los servicios de formación, actualización, capacitación y superación profesional para los educadores de preescolar, primaria y secundaria, de conformidad con las disposiciones generales que emita la autoridad educativa federal, buscando los conductos idóneos para facilitar a los docentes el acceso a los beneficios de la carrera magisterial.

  7. Revalidar y otorgar equivalencias de estudios de la educación primaria, secundaria, normal y otras para la formación de educadores de preescolar, primaria y secundaria de acuerdo con los lineamientos generales que la Secretaría de Educación Pública expida;

  8. Otorgar, negar y revocar autorización a los particulares para impartir la educación primaria, la secundaria, la normal y demás para la formación de educadores de preescolar, primaria y secundaria, así como supervisar el cumplimiento de sus funciones de acuerdo a lo que señalan las leyes;

  9. Distribuir de manera oportuna, completa, amplia y eficiente los libros de texto gratuitos y demás materiales educativos complementarios que la Secretaría de Educación Pública proporcione, a los niveles de preescolar, primaria y secundaria;

  10. Editar y distribuir libros y material didáctico de apoyo educativo ajustados a las disposiciones de la Ley General de Educación, sin perjuicio de la distribución de los libros textos gratuitos enviados por la Secretaría de Educación Pública;

  11. Organizar y promover la investigación que sirva como base a la actualización educativa;

  12. Vincular a la educación con los sistemas productivos de la entidad, a fin de que se impulse el desarrollo de la enseñanza e investigación científica y tecnológica en acción armónica con el desarrollo estatal;

  13. Promover y fomentar en el Estado las actividades artísticas, culturales y deportivas destacando las aportaciones de los jaliscienses en estos campos a la cultura universal;

  14. Promover la ampliación de los servicios educativos, fomentando la creación de instituciones públicas que ofrezcan nuevas opciones para el educando;

  15. Promover la difusión de programas de radio y televisión, que impulsen el desarrollo cultural y educativo de la población, destacando los valores éticos y universales en que se sustenta la convivencia social, así como la difusión de la educación abierta a través de los medios de comunicación;

  16. Promover que los contenidos de todo tipo de programas transmitidos por los medios de comunicación coadyuven al logro de los fines que la educación debe tener, en orden a lo establecido en la presente Ley,

  17. Organizar el Consejo Estatal de Participación Social en la Educación y propiciar la integración de los consejos municipales y escolares de participación social en todos los niveles de la educación;

  18. Celebrar en el ámbito de sus atribuciones los convenios que sean necesarios para cumplir con las funciones y deberes contenidos en el presente capítulo;

  19. Administrar los fondos provenientes del Ejecutivo federal para la educación en el estado, con la prohibición expresa de cambiar su destino y finalidad. La violación a este precepto traerá como consecuencia sanciones administrativas, penales y civiles, conforme a la legislación aplicable.

  20. Crear un sistema estatal de formación de docentes que articule los ámbitos de formación inicial, actualización, capacitación, superación e investigación, en concurrencia con el sistema nacional y de acuerdo a los lineamientos emitidos en la Ley General de Educación;

  21. Celebrar convenios con las empresas industriales y comerciales con la finalidad de establecer los mecanismos para otorgar estímulos económicos o de cualquier otra clase, a los hijos de los trabajadores que sobresalgan en sus estudios;

  22. Coordinar el servicio social en el estado;

  23. Vigilar el cumplimiento de esta Ley y sus disposiciones reglamentarias, y

  24. Las demás que con tal carácter establezcan esta Ley y otras disposiciones aplicables.

 

Art. 15. Además de impartir la educación preescolar, la primaria y la secundaria, el Estado promoverá y atenderá directamente o mediante sus organismos descentralizados, a través de apoyos financieros, o bien, por cualquier otro medio, todos los tipos y modalidades educativos necesarios para el desarrollo de la entidad; apoyará la investigación científica y tecnológica; y alentará el fortalecimiento y la difusión de la cultura estatal, nacional y universal.

     Promoverá la formación para el trabajo que impartan los artesanos y técnicos de cada zona o región, procurando que en tales actividades participen, los propios padres de familia y vecinos de los educandos.

 

Art. 16. El Estado otorgará un salario profesional para que los educadores de los planteles del propio estado alcancen un nivel de vida decoroso para su familia; puedan arraigarse en las comunidades en las que trabajan y disfrutar de vivienda digna; así como para que dispongan del tiempo necesario para la preparación de las clases que impartan y para su perfeccionamiento profesional.

CAPÍTULO III

De las atribuciones de los ayuntamientos

 

Art. 17. Los ayuntamientos podrán sin perjuicio de la concurrencia de las autoridades educativas federal y estatal y en orden a su presupuesto promover y prestar servicios educativos de cualquier tipo o modalidad. También podrán realizar actividades de las enumeradas en las fracciones IV a VII del artículo 13 de este ordenamiento.

 

Art. 18. Los ayuntamientos podrán celebrar convenios entre sí y con el Ejecutivo del Estado, con el fin de coordinar o unificar sus actividades educativas y cumplir de mejor manera las responsabilidades a su cargo.

 

Art. 19. Corresponde específicamente a los ayuntamientos las siguientes obligaciones:

  1. Organizar el funcionamiento de los consejos municipales de participación social en la educación;

  2. Obtener por conducto de los consejos municipales de participación social en la educación, las opiniones de las personas, sectores y organizaciones interesadas en la educación, respecto a los contenidos y modificaciones de los planes y programas de preescolar, primaria, secundaria, normal y demás destinada a la formación de maestros, que a través de la Secretaría de Educación, deban llegar a la Secretaría de Educación Pública;

  3. Promover y recabar por conducto de los consejos municipales de participación social en la educación las sugerencias de las personas, organizaciones, instituciones de los municipios interesados en la educación, respectó de los planes y programas y de las adecuaciones a los mismos, en orden a lo establecido por el artículo 48 de la Ley General de Educación, a través del Ejecutivo estatal;

  4. Administrar en forma específica los fondos que para la educación le sean entregados. Dichos fondos no podrán utilizarse en objeto o finalidad distinta a la asignada. La violación a estas disposiciones traerá como consecuencia el juicio de responsabilidad;

  5. Cooperar con el Gobierno del Estado en la construcción, conservación, mejoramiento mantenimiento y dotación de equipo básico de los edificios escolares oficiales, en orden a su presupuesto;

  6. Cooperar con las autoridades escolares en la atención de los servicios de salubridad e higiene y seguridad de las escuelas de educación pública de su jurisdicción, conforme a su presupuesto;

  7. Establecer y sostener servicios de vigilancia escolar;

  8. Promover y coordinar con las autoridades competentes la realización de programas de educación para la salud y mejoramiento del ambiente, así como campañas para prevenir, combatir y erradicar la drogadicción, el alcoholismo y el tabaquismo;

  9. Todas aquellas que en forma específica les asignen la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, la Ley General de Educación, la Constitución local y las disposiciones de la presente Ley.

 

Art. 20. El Ejecutivo estatal y los ayuntamientos, en la esfera de sus atribuciones legales, podrán celebrar convenios con las autoridades federales y estatales, que tiendan a la eficacia de los servicios educativos.

 

TÍTULO TERCERO

Sistema educativo del estado de Jalisco

 

CAPÍTULO I

Normas generales

 

Art. 21. El sistema educativo estatal se integra, además de las autoridades educativas con:

  1. PERSONAS

    1. Los educandos.

    2. Los educadores.

    3. Los trabajadores de apoyo y asistencia al servicio de la educación.

    4. Padres de familia, tutores y organizaciones que los representen.

  2. INSTITUCIONES

    1. Las instituciones educativas del Estado y de sus organismos descentralizados.

    2. Las instituciones particulares con autorización o reconocimiento de validez oficial de estudios.

    3. Las instituciones educativas superiores a las que la ley otorga autonomía.

    4. Los consejos de participación social.

    5. Las instituciones de apoyo a la educación.

    6. Las instituciones de formación para el trabajo o las de cualquier otro tipo y modalidad que se imparta de acuerdo con las necesidades educativas de la población y las características particulares de los grupos que la integran.

  3. ELEMENTOS EDUCATIVOS

    1. Planes.

    2. Programas.

    3. Métodos y materiales educativos.

    4. El calendario escolar.

 

Art. 22. Los educandos deberán cumplir con la normatividad que regula su acceso, permanencia y promoción dentro del Sistema Educativo Estatal.

 

Art. 23. Las instituciones del Sistema Educativo Estatal impartirán la educación de manera que ésta permita al educando incorporarse a la sociedad como un elemento positivo y, en su oportunidad desarrollar una actividad productiva que le facilite superarse académicamente.

 

Art. 24. Las instituciones del sistema educativo estatal expedirán certificados, constancias, diplomas, títulos o grados académicos a las personas que hayan concluido estudios de conformidad con los planes y programas correspondientes; para que dichos documentos tengan validez, requerirán de la constancia de certificación de firmas que haga la Secretaría de Educación del Estado.

 

Art. 25. Las instituciones que impartan servicios educativos deberán informar periódicamente a los educandos y, en su caso, a los padres de familia o tutores los resultados y calificaciones de los exámenes parciales y finales, así como las observaciones sobre el desempeña académico y disciplinario de los educandos, con el fin de lograr la superación y aprovechamiento de los mismos.

 

CAPÍTULO II

De los tipos, niveles y modalidades

 

Art. 26. El Sistema Educativo Estatal se compone con los tipos, los niveles y las modalidades siguientes: inicial, básico, extraescolar, medio superior y superior:

  1. El tipo básico comprende los niveles de preescolar con tres grados, la primaria, con seis grados y la secundaria, con tres grados:

    1. La educación preescolar no es antecedente obligatorio de la primaria, pero sí recomendable;

    2. La educación primaria es antecedente obligatorio de la secundaria, y

    3. La educación secundaria es antecedente obligatorio del nivel medio superior;

  2. El tipo medio superior comprende el nivel de bachillerato, los demás niveles equivalentes a éste, así como la educación profesional que no requiere bachillerato o sus equivalentes:

    1. La educación preparatoria o el bachillerato tecnológico son antecedentes obligatorios de la educación superior;

    2. La educación técnica y de formación para y en el trabajo serán terminales, salvo que los planes y programas permitan la continuación de los estudios en el nivel superior, y

  3. El tipo superior se imparte después del bachillerato o sus equivalentes. Está compuesto por la licenciatura, la especialidad, la maestría y el doctorado, así como por opciones terminales previas a la conclusión de la licenciatura. Comprende la educación normal en todos sus niveles y especialidades.

 

CAPÍTULO III

De la educación inicial

 

Art. 27. La educación inicial tiene como objeto favorecer la estimulación temprana y el desarrollo físico, cognoscitivo, afectivo, social y psicomotriz de los menores de entre 45 días y dos años once meses de edad; incluye orientación a padres de familia y tutores para la educación de sus hijos o pupilos.
    Sus propósitos son:

  1. Promover y consolidar la educación inicial como un derecho de los niños con el fin de que accedan en igualdad de condiciones al siguiente nivel del sistema educativo, y como apoyo a los padres y tutores;

  2. Que los padres de familia y tutores participen de manera directa en la educación de sus hijos, para continuar la labor educativa de dichas instituciones en el hogar;

  3. Vincular la educación inicial con la preescolar, y

  4. Ofrecer servicios médicos, psicológicos, de trabajo social, pedagógico y de nutrición.

 

Art. 28. El personal que atienda a los niños en este nivel de educación deberá contar con una preparación profesional adecuada y acreditarlo.

 

CAPÍTULO IV

De la educación básica

 

Art. 29. La educación preescolar es la destinada a los menores de entre tres y cinco años once meses, y tiene por finalidad sentar las bases para que el educando se desarrolle de manera integral, vinculándose con su entorno social, así como el desarrollo inicial de sus potencialidades humanas.

     Se impartirá en estancias infantiles, casas hogar, jardines de niños e instituciones análogas. No es antecedente obligatorio de la primaria.

 

Art. 30. El personal docente encargado de este nivel educativo deberá contar con título académico que le acredite como profesor o licenciado en educación preescolar.

 

Art. 31. La educación primaria es obligatoria para todos los habitantes del estado. Tiene como objetivo primordial dotar al educando de los conocimientos, habilidades y formación de hábitos que fundamenten el aprendizaje posterior, así como los conocimientos elementales para integrarse a la sociedad y acceder a su formación cultural posterior.

     En el sistema educativo estatal se impartirá educación primaria a los niños cuya edad fluctúe entre los 6 y 14 años.

 

Art. 32. En el estado funcionarán centros de educación primaria para:

  1. Niños de los seis hasta los catorce años cumplidos al día de su inscripción, incluyendo a los niños indígenas y a los que tengan necesidades especiales, y

  2. Adultos.

 

Art. 33. La educación primaria, pública y la que impartan los particulares, estará unificada en cuanto a organización, planes, programas, libros de texto gratuito, sistema de evaluación, calendario escolar y régimen administrativo.

 

Art. 34. Todas las escuelas de educación primaria estarán obligadas a aportar a las autoridades educativas del Estado la información y documentación requeridas; así mismo se sujetarán a los procesos de supervisión y vigilancia que se establezcan en el reglamento que para tal efecto emita el Ejecutivo del estado.

 

Art. 35. El personal docente encargado de este nivel educativo deberá contar con título de profesor o licenciado en educación primaria.

 

Art. 36. La educación secundaria forma parte de la educación básica y tiene carácter propedéutico.

 

Art. 37. La educación secundaria es obligatoria para todos los habitantes del estado. Tiene como objeto primordial promover el desarrollo integral del educando para que emplee en forma óptima sus capacidades, y obtenga la formación que le permita continuar con sus estudios o adquirir una formación general para ingresar al trabajo.

     Para su estudio es indispensable haber concluido la educación primaria.

 

Art. 38. En el estado funcionarán escuelas de educación secundaria,

  1. Generales;

  2. Técnicas;

  3. Telesecundarias;

  4. De sistema abierto, y

  5. Por cooperación.

 

Art. 39. Los docentes que se adscriban a los planteles de educación secundaria deberán cubrir el perfil profesional requerido para el nivel por las autoridades educativas competentes y por las disposiciones legales aplicables.

 

Art. 40. En el Sistema Educativo Estatal quedan comprendidas:

  1. Educación para adultos.

  2. Educación indígena.

  3. Educación para sujetos con requerimientos de educación especial.

  4. Educación física.

 

Art. 41. Se denominará educación para adultos la educación destinada a individuos de 15 años o más que no hayan cursado o concluido la educación básica.

 

Art. 42. La educación para adultos comprende los servicios de:

  1. Alfabetización;

  2. Educación primaria y secundaria;

  3. Educación media superior;

  4. Educación superior, y

  5. La formación para y en el trabajo.

     Los servicios educativos de este tipo se adecuarán a las necesidades de los grupos de usuarios, quienes podrán acreditar sus estudios mediante exámenes parciales o globales, de acuerdo a lo establecido por los artículos 45 y 64 de la Ley General de Educación. En los casos en que dichos usuarios reprueben un examen recibirán un informe que les indique las unidades de estudio en las que deban profundizar, teniendo derecho a presentar nuevos exámenes hasta lograr calificación aprobatorio.

 

Art. 43. A las personas que participen en actividades de promoción de la educación para adultos o de asesoría a los educandos, se les podrá acreditar como servicio social.

 

Art. 44. Se denomina formación para el trabajo al tipo de servicios para la adquisición de conocimientos, habilidades o destrezas, que permitan a los usuarios desarrollar una actividad productiva demandada en el mercado, mediante alguna ocupación u oficio calificados.

     La Secretaría de Educación del Estado de Jalisco expedirá los certificados, constancias o diplomas que acrediten los estudios de los usuarios de la formación para el trabajo, que acrediten los conocimientos, habilidades o destrezas adquiridos; dichas certificaciones se referirán a conclusiones intermedias o terminales, de acuerdo a lo dispuesto en el artículo 45 párrafo segundo de la Ley General de Educación.

     El Ejecutivo estatal establecerá los procedimientos necesarios para recibir propuestas y opiniones de los diversos sectores productivos para instrumentar los servicios de formación para el trabajo en el estado. Podrán certificarse los servicios educativos de formación para el trabajo impartidos en forma directa por el sector productivo de la sociedad, de acuerdo a lo dispuesto en el artículo 45 de la Ley General de Educación.

     Todos los estudios relacionados con la formación para el trabajo serán adicionales y complementarios a la capacitación prevista en la fracción XIII del apartado A del artículo 123 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.

     Podrán celebrarse convenios para que este tipo de servicios sea impartido por las autoridades estatales y municipales, instituciones privadas, las organizaciones sindicales, los empleados y por particulares.

 

Art. 45. La educación en las comunidades indígenas estará inspirada en los intereses y características afectivas, psicológicas, culturales del niño y en las necesidades del grupo social, buscando incorporarlos a los valores culturales de la identidad nacional.

 

Art. 46. Las finalidades de la educación indígena son:

  1. Contribuir a la consolidación de su identidad étnica y nacional;

  2. Ofrecer al indígena la oportunidad de ser educado, respetando su personalidad y su cultura, capacitándolo para que pueda ser factor decisivo en la construcción de su conocimiento;

  3. Formar un individuo conocedor de su realidad sociocultural que le, capacite para incorporarse a la vida productiva de la comunidad y haga de él un ser participativo;

  4. Fomentar el interés en el educando para que continúe estudiando en otros niveles educativos.

  5. Promover la enseñanza del español como lengua nacional común para todos los mexicanos, sin menoscabo de proteger y promover el desarrollo de las lenguas indígenas;

  6. Estimular el interés por preservar el equilibrio ecológico;

  7. Fomentar las actividades culturales tradicionales, y

  8. Estimular en el educando la expresión artística.

 

Art. 47. El Ejecutivo del Estado propondrá a la Secretaría de Educación Pública, planes, programas de estudio y libros de texto gratuitos para la educación indígena.

 

Art. 48. El Ejecutivo del Estado y los ayuntamientos promoverán el mejoramiento de la nutrición de los niños indígenas, mediante el otorgamiento de desayunos escolares durante el año lectivo.

 

Art. 49. Para ser docente o directivo de educación indígena se requiere ser bilingüe: lengua autóctona-español, tener preparación mínima de secundaria y de preferencia, pertenecer a la propia etnia.

 

Art. 50. La educación especial tiene como finalidad proporcionar educación a personas con necesidades educativas especiales, transitorias o definitivas, así como aquellos con aptitudes sobresalientes, en los niveles de educación básica.

     En los casos de menores de edad con necesidades educativas especiales, la educación propiciará su integración a los planteles de educación básica del sistema estatal. Para quienes no logren dicha integración, la educación especial procurará la satisfacción de las necesidades básicas de aprendizaje, para lograr la autonomía en la convivencia social y productiva de la persona, para la cual se dará fomento especial para la creación de instituciones que se dediquen a la educación de niños con necesidades educativas especiales.

     En los casos de niños, adolescentes y jóvenes con capacidades sobresalientes, la educación propiciará su integración en planteles de educación especial, donde puedan desarrollar al máximo sus capacidades.

     La educación especial incluirá la orientación a padres o tutores, la capacitación a los maestros y personal de las escuelas de educación básica pertenecientes al sistema educativo estatal, que integren a alumnos de educación básica con necesidades educativas especiales.

 

Art. 51. El Ejecutivo del Estado promoverá la ocupación laboral de las personas egresadas de las instituciones que presten servicios de educación especial, que puedan desarrollar algún trabajo, y que no puedan seguir estudiando. En el caso de personas sobresalientes, promoverá la continuación de sus estudios.

 

Art. 52. El personal que labore en este tipo de instituciones deberá acreditar su preparación de acuerdo a las funciones que desempeñen.

 

Art. 53. La educación física es una parte fundamental para la educación integral del educando, le proporciona estimulación afectiva, cognoscitiva y psicomotriz que coadyuvan a su desarrollo armónico.

 

Art. 54. La educación física que impartan el Estado, los ayuntamientos y sus organismos descentralizados tendrá, además de los propósitos establecidos, los siguientes:

  1. Mejorar la capacidad de coordinación, basada en la posibilidad, dominio y manifestaciones eficientes del movimiento, y en la resolución de problemas en los ámbitos cognoscitivos, motriz, afectivo y social;

  2. Estimular, desarrollar y conservar la condición física del educando a través de la ejercitación sistemática de las capacidades físicas, atendiendo a las características individuales del mismo;

  3. Propiciar la manifestación de habilidades motrices a partir de la práctica de actividades físico deportivas y recreativas que le permitan integrarse a interactuar con los demás;

  4. Propiciar en el educando la confianza y seguridad en sí mismo, mediante la realización de actividades físicas que permitan la posibilidad del control y manejo del cuerpo en diferentes situaciones;

  5. Promover la formación y estimular la adquisición de hábitos, de ejercer diaria higiene, alimentación, descanso y conservación del medio ambiente con la práctica de actividades complementarias que condicionan su efectiva repercusión en la salud individual y colectiva;

  6. Fomentar la manifestación de actividades, positivas, individuales y grupales, así como la adquisición de valores a partir de aquellas actividades que utilicen al movimiento como una forma de expresión;

  7. Incrementar las actividades sociales favorables de respeto, cooperación y confianza en los demás, mediante las actividades físicas grupales que promuevan su integración al medio y su relación interpersonal.

 

Art. 55. La educación física es obligatoria como asignatura, y se impartirá en los distintos tipos y niveles del sistema educativo conforme a los planes y programas expedidos por las autoridades competentes.

 

Art. 56. La educación física se impartirá por maestros que acrediten preparación profesional en la materia, con grado de licenciatura.

 

Art. 57. Los docentes que se contraten de nuevo ingreso al servicio educativo, deberán de cubrir el perfil profesional requerido por la ley. Asimismo, quienes ya perteneciendo al servicio educativo hayan de ser promovidos a una asignatura diferente, deberán cubrir el perfil profesional requerido por la nueva asignatura.

 

CAPÍTULO V

De la educación extraescolar

 

Art. 58. Para propiciar el desarrollo de sus comunidades, el Ejecutivo del Estado impulsará la educación extraescolar a través de las siguientes acciones:

  1. Misiones culturales;

  2. Programas de preservación y mejoramiento de la salud,

  3. Programas de mejoramiento del medio ambiente y preservación ecológica;

  4. Fomento del desarrollo artístico y artesanal;

  5. Rescate y conservación del patrimonio cultural comunitario;

  6. Fortalecimiento del conocimiento de la historia y geografía del estado;

  7. Fomento del servicio a la comunidad en una participación social comprometida, y

  8. Las demás que tiendan al bienestar individual y social.

 

Art. 59. Para impulsar la educación extraescolar, el Estado hará uso de los avances de la tecnología que tenga a su alcance.

 

CAPÍTULO VI

De la educación media superior

 

Art. 60. La educación media superior tiene carácter propedéutico y terminal en su caso y comprende el nivel bachillerato, los demás niveles equivalentes a éste, así como la educación profesional media.

 

Art. 61. La educación media superior se clasifica en:

  1. Propedéutica: general, tecnológica y pedagógica.

  2. Terminal.

 

Art. 62. El bachillerato tiene como antecedente la educación secundaria. Su finalidad primordial es el desarrollo de una primera síntesis personal, social y cultural que habilita al individuo para la educación superior, preparándolo para su posible incorporación al trabajo productivo.

     El Ejecutivo estatal, a través de la Secretaría de Educación, vigilará que todo tipo de instituciones se ajusten a las disposiciones legales, conservando la unidad del sistema.

 

Art. 63. Las escuelas de educación media superior terminal o de enseñanza técnica dependientes del Estado, normarán sus trabajos de acuerdo a los programas que cubran las necesidades del alumnado y de la entidad, con el fin de preparar personal calificado en las diferentes actividades de la industria, del comercio, del campo y del trabajo en general. Los particulares podrán coadyuvar con el Estado en este tipo de preparación.

 

Art. 64. El Ejecutivo del Estado podrá, sin perjuicio de las disposiciones de las autoridades educativas federales y conforme a la Ley General de Educación, emitir lineamientos referidos a la formación para el trabajo en la entidad, en atención a sus requerimientos particulares, con el objeto de definir aquellos conocimientos o destrezas susceptibles de certificación, así cómo los procedimientos de evaluación correspondientes.

 

Art. 65. El telebachillerato seguirá los lineamientos que señale el Ejecutivo estatal a través de la Secretaría de Educación del Estado.

 

Art. 66. Las instituciones que impartan educación media superior deberán formar parte del Consejo Estatal para la Planeación de Educación Media Superior.

 

CAPÍTULO VII

De la educación superior

 

Art. 67. La educación superior será la que se imparta después de la educación media superior. Estará compuesta por la educación técnica superior, licenciatura, especialización, maestría y doctorado, así como por opciones terminales previas a la conclusión de la licenciatura. Comprenderá también la educación normal en todos sus niveles y especialidades.

 

Art. 68. Las universidades e instituciones de educación superior deberán realizar las siguientes funciones:

  1. Docencia;

  2. Investigación, y

  3. Difusión de la cultura.

 

Art. 69. La Universidad de Guadalajara se regirá por su propia ley orgánica. Las unidades de la Universidad Pedagógica Nacional, así como las demás instituciones del nivel superior y los servicios educativos a su cargo, a las que la ley otorga autonomía según la fracción VII del 3º constitucional, se regirán por su ley orgánica o su normatividad.

 

Art. 70. El Sistema Estatal de Formación, Actualización, Capacitación y Superación Profesional para maestros, será organizado por la Secretaría de Educación, y estará integrado por:

  1. Las instituciones oficiales y particulares dedicadas a la formación, actualización, capacitación y superación profesional para docentes;

  2. Las instituciones oficiales y particulares que autorizadas por la Secretaria de Educación ofrezcan servicios de estudios de formación bilingüe, posgrado, maestrías o doctorados y becas internacionales en asignaturas pedagógicas o de administración educativa, y

  3. Las instituciones oficiales y particulares de educación superior que impartan servicios educativos de actualización y capacitación profesional.

 

Art. 71. Los servicios para la formación de maestros a cargo de las autoridades educativas locales tendrán además de las finalidades previstas en el artículo 20 de la Ley General de Educación, la de regularizar, con nivel de licenciatura, a maestros en servicio que por cualquier circunstancia tengan un nivel de estudios inferior a dicho nivel.

 

Art. 72. Las instituciones que impartan educación superior deberán formar parte del Consejo Estatal para la Planeación de la Educación Superior, cuya integración y funciones serán las que establezcan las disposiciones legales dictadas para tal efecto.

 

TÍTULO CUARTO

Del proceso educativo

 

CAPÍTULO I

De los planes, programas y proyectos educativos

 

Art. 73. Los planes de estudio son los documentos oficiales en los cuales deberá constituirse una relación detallada de los programas de cada una de las asignaturas por nivel educativo; en ellos se determinarán los objetivos del aprendizaje por materia, asignatura y grado, se sugerirán actividades y experiencias que conduzcan al educando a un aprendizaje funcional.

 

Art. 74. Los programas son herramientas de los educadores, y educandos para desarrollar los planes de estudio, en los cuales se conjuntan objetivos, actividades y sugerencias didácticas que al aplicarse deberán provocar cambios en la conducta, los conocimientos, aptitudes y valores de los educandos para lograr tanto su desenvolvimiento integral como la transformación del ámbito al que pertenecen.

 

Art. 75. Los proyectos educativos deben apoyar y fortalecer el quehacer escolar con miras hacia el logro de su desarrollo pleno y responsable; incluirán en su planeación los elementos del diagnóstico, objetivos, estrategias y demás que resulten convenientes para elevar la calidad de la educación. Se clasifican de la siguiente manera: proyecto educativo escolar, de zona, de sector, municipal, y estatal.

 

Art. 76. Los proyectos educativos deberán atender a los fines y objetivos establecidos en esta Ley y demás disposiciones aplicables, procurando dar prioridad a las instituciones, regiones o municipios con mayores necesidades en materia educativa.

 

Art. 77. Los materiales educativos son auxiliares didácticos que facilitan el proceso de enseñanza-aprendizaje; incrementan la motivación y estimulan el trabajo del educando, en ellos deben incorporarse los avances de la didáctica, la ciencia y la tecnología.

 

Art. 78. La educación se realiza mediante un proceso que comprende la enseñanza, el aprendizaje, la investigación, la creación y la difusión de la cultura, encaminado a dotar al educando de los medios para la obtención del conocimiento en forma permanente, lo que exigirá que los planes y programas correspondan a la evolución del educando, al desarrollo histórico y necesidades del país y del estado.

 

Art. 79. Los planes y programas correspondientes a la educación de tipo básico, normal y otros para la formación de educadores de preescolar, primaria y secundaria, se sujetarán a las disposiciones contenidas en el artículo 48 de la Ley General de Educación, a las directrices de los Programas Nacionales de Desarrollo Educativo y a los Acuerdos de Coordinación que se celebren con la autoridad educativa federal, así como a las disposiciones contenidas en esta Ley y sus reglamentos.

 

Art. 80. La estrategia educativa estatal deberá ser congruente con la dinámica del desarrollo de la entidad y la relación del educando con su entorno; orientará al alumno a la consecución del bienestar público y del trabajo socialmente útil.

     Para ello, la Secretaría de Educación propondrá, a la Secretaría de Educación Pública, programas alternativos para crear e impulsar sistemas de formación para el trabajo, ampliar las oportunidades de educación tecnológica, atender necesidades de educación especial, indígena y para adultos y vincular mejor sus contenidos y propósitos con las necesidades económicas, sociales y ecológicas de la región.

 

Art. 81. Los contenidos de la educación se definen en planes y programas de estudios.

  1. Conforme a lo dispuesto por la Ley General de Educación, corresponde a la Secretaría de Educación Pública definir los contenidos de dichos planes y programas para los niveles de primaria, secundaria, normal y demás dedicados a estudios de maestros de educación básica. Le corresponde igualmente fijar los requisitos pedagógicos de los planes y programas de educación inicial y preescolar que en su caso formulen los particulares;

  2. En los casos de prestación de servicios educativos para tipos diferentes a los señalados en la fracción anterior, el Ejecutivo estatal de una manera concurrente con la Secretaría de Educación podrá determinar y formular planes y programas para dichos estudios en todos sus niveles, y

  3. Los particulares podrán solicitar el reconocimiento de validez oficial de estudios en niveles distintos a los enumerados en la fracción I de este artículo, para lo cual presentarán para la aprobación a las autoridades educativas estatales, los planes y programas de estudios respectivos.

 

Art. 82. En los planes y programas de estudio a que se refieren las fracciones II y III del artículo anterior deberán establecerse:

  1. Los propósitos específicos de aprendizaje de las asignaturas u otras unidades dentro de un plan de estudios, así como los criterios y procedimientos para evaluar y acreditar su cumplimiento. Podrá incluir sugerencias sobre métodos y actividades para alcanzar dichos propósitos;

  2. Los propósitos de formación general y, en su caso, de adquisición de las habilidades y las destrezas que correspondan a cada nivel educativo;

  3. Los contenidos fundamentales de estudio, organizados en asignaturas u otras unidades de aprendizaje que, como mínimo, el educando deba acreditar para cumplir los propósitos de cada nivel educativo, y

  4. Las secuencias indispensables que deban respetarse entre las asignaturas o unidades de aprendizaje que constituyen un nivel educativo.

 

Art. 83. Las autoridades educativas estatales y municipales revisarán y evaluarán en forma sistemática y permanente, de manera coordinada y concurrente con las autoridades educativas federales, al Sistema Educativo Estatal.

 

Art. 84. Se declara de interés público la evaluación del sistema educativo estatal; los organismos e instituciones educativas pertenecientes al sistema, tienen la obligación de contribuir a la evaluación y el derecho de conocer los resultados de la misma.

     Para ello, proporcionarán oportunamente toda la información que se les requiera; tomarán las medidas que permitan la colaboración efectiva de alumnos, maestros, directivos y demás participantes en los procesos educativos; facilitarán que las autoridades educativas, incluida la Secretaría de Educación Pública, realicen exámenes para fines estadísticos y de diagnóstico y recaben directamente en las escuelas la información necesaria.

 

Art. 85. En el proceso de la planeación del desarrollo educativo del estado, las autoridades educativas estatales y municipales organizarán un sistema de consulta y concertación con los sectores sociales, destacando a los involucrados en los aspectos educativos.

CAPÍTULO II

Del calendario escolar

 

Art. 86. La Secretaría de Educación Pública determinará el calendario escolar para cada ciclo, en los niveles inicial, preescolar, primaria, secundaria, normal y demás para la formación de maestros de educación básica.

 

Art. 87. El calendario escolar es el documento que contiene los días hábiles e inhábiles para la prestación de los servicios educativos necesarios para cubrir los planes y programas de estudios señalados por la autoridad competente, y que comprenderá 200 días hábiles de clases para los educandos. La Secretaría de Educación del Estado efectuará los ajustes al calendario señalado por la Secretaría de Educación Pública, cuando sean necesarios para los requerimientos específicos del estado. Los docentes serán debidamente remunerados si la modificación al calendario escolar implica más días de clase para los educandos, de los determinados por la Secretaría de Educación Pública, de conformidad con el artículo 51 de la Ley General de Educación.

 

Art. 88. Para ejecutar los ajustes descritos, deberán tomarse en cuenta las características de los diversos grupos, sectores y zonas, en especial las culturales y geográficas, aplicándolas con un criterio de eficacia y aprovechamiento.

 

Art. 89. El calendario escolar aplicable en el Estado se publicará antes del inicio de cada ciclo en el Periódico Oficial El Estado de Jalisco.

CAPÍTULO III

De la equidad en la educación

 

Art. 90. En la esfera de su competencia la Secretaría de Educación del Estado, los municipios y sus organismos descentralizados, tomarán las medidas necesarias para hacer expedito el derecho a la educación que tiene todo habitante del estado, en igualdad de circunstancias y oportunidades de acceso y permanencia al Sistema Educativo Estatal.

 

Art. 91. Se tomarán las medidas pertinentes a través de programas adicionales, para lograr los objetivos descritos en favor de los grupos y regiones con mayor rezago educativo, y grupos con necesidades educativas especiales, así como las que tengan condiciones económicas y sociales de mayor marginación, para que, en forma constante y permanente, reciban la atención y auxilios necesarios.

 

Art. 92. Con el fin de atender las necesidades de los grupos y regiones con mayor rezago educativo, así como las que enfrenten condiciones socioeconómicas de especial marginación, las autoridades educativas llevarán a cabo las siguientes actividades:

  1. Atenderán de manera especial a las escuelas en que, por estar en localidades aisladas o zonas urbano-marginadas, sea considerablemente mayor la posibilidad de atrasos o deserciones, mediante la asignación de elementos de mejor calidad para enfrentar los problemas educativos de dichas localidades;

  2. Desarrollarán programas de apoyo adicionales a los maestros que realicen sus servicios en localidades aisladas o zonas urbanas marginadas, a fin de fomentar el arraigo en sus comunidades;

  3. Promoverán, de acuerdo con los recursos disponibles, centros de desarrollo infantil, centros de integración social, internados, albergues escolares e infantiles y demás planteles que apoyen en forma continua y estable el aprendizaje y el aprovechamiento de los, alumnos;

  4. Prestarán servicios educativos para atender a quienes abandonaron el sistema regular, que les faciliten la terminación de la primaria y la secundaria;

  5. Otorgarán apoyos pedagógicos a grupos con requerimientos educativos específicos, tales como programas encaminados a recuperar retrasos en el aprovechamiento escolar de los alumnos;

  6. Establecerán sistemas de educación a distancia;

  7. Realizarán campañas educativas que tiendan a elevar los niveles culturales, sociales y de bienestar de la población, tales como programas de alfabetización y de educación comunitaria;

  8. Desarrollarán, de acuerdo con los recursos disponibles, programas para otorgar becas y demás apoyos económicos a educandos;

  9. Efectuarán programas dirigidos a los padres de familia, que les permitan dar mejor atención a sus hijos e integrarlos al sistema educativo;

  10. Otorgarán estímulos a las asociaciones civiles y a las cooperativas de maestros que se dediquen a la enseñanza;

  11. Promoverán mayor participación de la sociedad en la educación, así como el apoyo de los particulares al financiamiento y a las actividades a que se refiere este capítulo;

  12. Concederán reconocimientos y distinciones a quienes contribuyan a la consecución de los propósitos mencionados en el artículo anterior, y

  13. Realizarán las demás actividades que permitan ampliar la calidad y la cobertura de los servicios educativos así como alcanzar los propósitos mencionados en el artículo anterior.

 

Art. 93. El Estado llevará a cabo programas asistenciales, ayudas alimenticias, campañas de salubridad y demás medidas tendientes a contrarrestar las condiciones sociales que inciden en la efectiva igualdad de oportunidades de acceso y permanencia en los servicios educativos.

 

CAPÍTULO IV

Del financiamiento de la educación

 

Art. 94. El Gobierno del Estado y sus municipios proporcionarán toda la información y facilidades necesarias para que el Ejecutivo Federal constate la correcta aplicación de los recursos federales destinados a los servicios educativos.

 

Art. 95. El Gobierno del Estado promoverá lo conducente para que el ayuntamiento de cada municipio reciba los recursos para el cumplimiento de sus responsabilidades relacionadas con la prestación de servicios educativos, incluyendo mantenimiento y provisión de equipo básico a las escuelas públicas estatales y municipales.

     Los ayuntamientos deberán destinar la totalidad de los fondos que reciban para la prestación de servicios educativos sin cambiar su destino o asignación. Los municipios en orden a su autonomía podrán celebrar todo tipo de convenios, contratos o compromisos con terceros en materia educativa, cuando dichas obligaciones no afecten las finanzas ni las asignaciones de recursos que deba hacer el Ejecutivo estatal.

 

Art. 96. En el caso de que los recursos federales, estatales o municipales destinados a la educación, sean utilizados para fines distintos, se aplicarán las responsabilidades administrativas, civiles y penales que correspondan.

 

Art. 97. El Ejecutivo estatal en la distribución de sus ingresos tomará en cuenta el carácter prioritario de la educación para los fines del desarrollo nacional. Procurará fortalecer y ampliar las fuentes de financiamiento y destinará recursos presupuestarios crecientes en términos reales para la educación pública.

 

CAPÍTULO V

De los servidores públicos del Sistema Educativo Estatal

 

Art. 98. Para los efectos de esta Ley, el personal educativo al servicio del Estado, los municipios o sus organismos descentralizados, con excepción de los que laboran para las Universidad de Guadalajara e instituciones de educación superior de carácter autónomo, se divide en:

  1. Personal docente, y

  2. Personal de apoyo y asistencia a la educación.

 

Art. 99. El educador es promotor, coordinador y agente directo del proceso educativo, por lo tanto, el Estado, los municipios, sus organismos descentralizados y los particulares con autorización o reconocimiento de validez oficial de estudios, en cualquier tipo y modalidad, deberán proporcionar los medios necesarios y adecuados que le permitan realizar eficazmente su labor y que contribuyan a su constante perfeccionamiento.

     A ningún trabajador de la educación podrá obligársele a actuar al margen de los derechos que le confiere la presente ley y sus respectivos reglamentos, ni a actuar en contra de su conciencia, siempre y cuando no contravenga ninguna ley.

 

Art. 100. Los trabajadores de la educación, para el desempeño de sus funciones se ajustarán a lo establecido en los reglamentos de esta Ley y en el manual de funciones correspondiente a su responsabilidad.

 

Art. 101. Las autoridades educativas estatales y las municipales en el ámbito de sus respectivas competencias, implementarán los mecanismos que propicien el arraigo de los maestros, con la posibilidad para éstos de obtener mayor reconocimiento social.

 

Art. 102. Para ejercer la docencia en instituciones establecidas por el Estado, por sus municipios, por sus organismos descentralizados y por los particulares, los maestros, instructores, capacitadores o personas que ejerzan actividades similares deberán satisfacer los requisitos que establezca la Secretaría de Educación.

 

Art. 103. En cumplimiento a lo establecido por el Artículo 21 de la Ley General de Educación, la Secretaría de Educación del Estado otorgará reconocimientos, distinciones, estímulos y recompensas a los educadores que se destaquen en el ejercicio de su profesión, y, en general, realizará las actividades que propicien mayor aprecio de la sociedad por la labor desempeñada por el Magisterio. Similares distinciones podrán otorgarse por la referida Secretaría a los miembros destacados de la sociedad que sobresalgan por su participación en beneficio de la educación.

 

TÍTULO QUINTO

De los servicios educativos

 

CAPÍTULO I

Del reconocimiento de estudios

 

Art. 104. Los estudios efectuados en el sistema educativo nacional tendrán validez oficial en el estado conforme a las disposiciones de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos y de la Ley General de Educación.

 

Art. 105. La revalidación de estudios se otorgará: por niveles educativos, por grados escolares, por asignaturas o por otras unidades de aprendizaje que sean equiparables, en los términos que señala la Ley General de Educación.

 

Art. 106. El reconocimiento de validez oficial de estudios se otorga por la autoridad educativa competente o los organismos descentralizados del Estado facultados para ello, a los planes y programas a que se refieren los artículos 13 fracción V y 63 de la Ley General de Educación.

     El reconocimiento de validez oficial de estudios incorpora a las instituciones que lo obtengan, respecto de los estudios a que dicho reconocimiento se refiere, al Sistema Educativo Estatal.

 

Art. 107. Las instituciones que cuenten con autorización o reconocimiento de validez oficial de estudios expedirán los diplomas, títulos o documentos que acrediten los estudios efectuados en las mismas, los cuales tendrán validez en el Estado de Jalisco y en la República Mexicana de conformidad con lo dispuesto en la Ley General de Educación.

 

CAPÍTULO II

De la evaluación

 

Art. 108. El sistema educativo estatal será evaluado en forma permanente durante todo el ciclo escolar a efecto de conocer los niveles de aprovechamiento de los educandos, los avances de planes y programas, el desempeño directivo y docente, la efectividad de aplicación de recursos y demás aspectos que conforman el sistema educativo, a fin de que se adopten las medidas que procedan en base a lo que establezca la Secretaría, de acuerdo a los lineamientos establecidos en la sección 4 del capítulo II de la Ley General de Educación.

 

Art. 109. La evaluación se efectuará por plantel, personal, por zonas o regiones. Sus resultados tendrán como fines:

  1. Detectar los problemas técnicos, pedagógicos o, en general, que afecten o influyan en el desempeño educativo, y

  2. Efectuar el diagnóstico que permita la planeación correcta para buscar la excelencia educativa con la participación de la sociedad tal como lo establecen los lineamientos de los consejos de Participación Social en la Educación.

 

Art. 110. Será obligación de todo tipo de instituciones que impartan servicios educativos en el estado de Jalisco, proporcionar oportuna e inmediatamente toda la información que las autoridades competentes les requieran, para el cumplimiento de lo anterior, las autoridades educativas deberán:

  1. Requerir por escrito la entrega de la información detallándola lo más posible, así como los tiempos, modos y lugares de entrega;

  2. Tomar las medidas que permitan la colaboración efectiva de alumnos, maestros, directivos y demás participantes en los procesos educativos, y

  3. Facilitar que las autoridades educativas, federales y locales, realicen exámenes para fines estadísticos y de diagnóstico.

 

Art. 111. Será obligación de las Autoridades educativas dar a conocer a los maestros, alumnos, padres de familia y sociedad en general los resultados de las evaluaciones; de las acciones para el mejoramiento de los servicios educativos, así como la información global del Sistema Educativo Estatal con el objeto de que cada sector de la comunidad educativa haga sus ajustes y correcciones.

 

Art. 112. La Secretaría de Educación del Estado dará a conocer a la sociedad el resultado de las evaluaciones practicadas, utilizando para tal efecto los tiempos y espacios que se le conceda en los medios de comunicación social.

 

Art. 113. La Secretaría de Educación del Estado efectuará revisiones y evaluaciones sistemáticas y continuas de los planes y programas de estudios, para que en la esfera de su competencia los mantenga actualizados permanentemente.

 

CAPÍTULO III

De la supervisión

 

Art. 114. La supervisión de las escuelas públicas se efectuará de acuerdo a lo dispuesto por la reglamentación correspondiente.

 

Art. 115. Inspección es el acto administrativo por el cual la autoridad educativa competente vigila el cumplimiento de las obligaciones, fines y objetivos establecidos en la presente Ley.

  1. Las autoridades que otorguen autorizaciones y reconocimiento de validez oficial de estudios deberán inspeccionar y vigilar los servicios educativos respecto de los cuales concedieron dichas autorizaciones o reconocimientos, y

  2. La Secretaría de Educación del Estado inspeccionará el cumplimiento de las obligaciones que la presente Ley impone a las personas o instituciones que impartan servicios educativos sin autorización ni reconocimiento de validez oficial de estudios.

 

Art. 116. La inspección se realizará por conducto del cuerpo de supervisores técnicos escolares, o por quien designe la Secretaría de Educación, que podrá realizarla en cualquier momento, siempre y cuando cubra el perfil correspondiente.

 

CAPÍTULO IV

De la prestación de servicios educativos por los particulares

 

Art. 117. Los particulares podrán impartir educación en todos sus tipos y modalidades, con estricto acatamiento a lo establecido en el artículo 3º Constitucional, la Ley General de Educación, la Constitución local, la presente Ley, y en los ordenamientos que emanen de las referidas normas.

 

Art. 118. Los particulares que deseen impartir educación en cualesquiera de sus modalidades destinadas a la formación, entrenamiento o capacitación de recursos humanos, deberán obtener previamente su reconocimiento ante la autoridad competente con excepción de las personas que presten dichos servicios a su propio personal.

 

Art. 119. Para que los servicios educativos prestados por los particulares tengan validez en el Sistema Educativo Estatal, se ajustarán a las siguientes disposiciones:

  1. Respecto a la educación primaria, secundaria, normal y demás para la formación de maestros de educación básica, deberán obtener con anterioridad al inicio de la prestación del servicio y por cada nivel, la autorización expresa de la Secretaría de Educación del Estado mediante incorporación, y

  2. Por lo que concierne a estudios distintos de los enumerados en la fracción anterior, los particulares deberán solicitar autorización de los estudios de ciclos, niveles o carreras que imparta el Gobierno del Estado o bien, tramitar el reconocimiento de validez oficial de estudios; ambos ante la Secretaria de Educación del Estado.

     Tales incorporaciones o reconocimientos serán específicos para cada plan de estudios, los cuales serán presentados por cursos, ciclos o carreras debidamente desglosados para su aprobación. Para impartir nuevos estudios se requerirá la incorporación o reconocimiento respectivo.

Art. 120. Para obtener y, en su caso, conservar la autorización o el reconocimiento de validez oficial de estudios, los particulares deberán contar con:

  1. Personal que acredite la preparación adecuada para impartir la educación en el nivel o tipo en que preste sus servicios;

  2. Instalaciones que satisfagan las condiciones higiénicas de seguridad y pedagógicas, que la autoridad otorgante de la autorización o reconocimiento de validez oficial de estudios determine. Para establecer un nuevo plantel o cambio del existente se requerirá de una nueva autorización por parte de la autoridad otorgante para el uso de las instalaciones;

  3. En el caso de educación primaria, secundaria, normal y demás para la formación de docentes de educación básica, los particulares se ceñirán a los planes y programas nacionales, y

  4. Planes y programas de estudios que la autoridad otorgante considere procedentes, en el caso de educación distinta de la primaria, la secundaria, la normal, y demás para la formación de la educación básica.

 

Art. 121. Los particulares que impartan servicios educativos con autorización o reconocimiento de validez oficial de estudios, deberán mencionar en la documentación que expidan y la publicidad que hagan, su calidad de autorización así como el número y fecha del acuerdo que se les concedió y el nombre de la autoridad otorgante.

 

Art. 122. La Secretaría de Educación del Estado publicará en la primera quincena de agosto de cada año, en el Periódico Oficial El Estado de Jalisco, una relación de las instituciones educativas que conserven su autorización o reconocimiento de validez oficial de estudios. También se publicará oportunamente y en cada caso la inclusión o la supresión en dicha lista de las instituciones a las que se otorguen, revoquen o retiren las autorizaciones o reconocimientos respectivos.

 

Art. 123. Los particulares que impartan servicios educativos con incorporación o reconocimiento de validez oficial de estudios proporcionarán becas de un cinco por ciento como mínimo del total de la matrícula del período escolar, mismas que se destinarán a los alumnos que satisfagan los requisitos que en el Reglamento de Becas se establezcan; en todo caso, deberán ser alumnos de alta escolaridad y comprobar que la familia no puede solventar los gastos escolares. El otorgamiento de becas se deberá hacer en cada plantel por una comisión integrada por maestros, directivos, y padres de familia, supervisada por la Secretaría de Educación.

     Adicionalmente se podrán asignar medias y cuartos de becas para auxiliar a mayor número de becarios.

     No formarán parte del porcentaje mínimo las becas otorgadas por alguna institución como prestación, a sus trabajadores.

     Las becas se concederán a quien tenga necesidad de ellas; la simulación podrá ser denunciada por cualquier interesado ante la Secretaría de Educación, y se ampliará la sanción que corresponda si el beneficio recae en familiares de primer y segundo grado tratándose de servidores públicos.

 

Art. 124. Para realizar todo tipo de visitas de inspección a los particulares, deberán aplicarse las siguientes medidas:

  1. La autoridad competente emitirá por escrito la orden correspondiente, la cual será mostrada al destinatario de la inspección. Contendrá los datos y circunstancias en los que la visita se realizará, estableciendo: lugar y fecha, así como la relación de los asuntos específicos que se revisarán.
         El funcionario ejecutor de la inspección deberá identificarse adecuadamente ante el destinatario de la diligencia,

  2. Desahogada la visita, se suscribirá el acta correspondiente por quienes hayan intervenido en la diligencia y por dos testigos señalados por el destinatario de la misma. Un ejemplar del acta con las firmas de quienes en ella intervinieron se pondrá a disposición del visitado, y

  3. Los particulares podrán presentar a las autoridades educativas la documentación relacionada con la visita dentro de los cinco días hábiles siguientes a la fecha de la inspección. También podrán en el mismo término reportar las irregularidades que se susciten en dicha visita.

 

TÍTULO SEXTO

De la participación social en la educación

 

CAPÍTULO I

De los padres de familia

 

Art. 125. Son derechos de quienes ejercen la patria potestad o la tutela:

  1. Obtener inscripción en las escuelas públicas a fin de que sus hijos o pupilos menores de edad que satisfagan los requisitos aplicables, reciban educación en los niveles preescolar, primaria y secundaria;

  2. Elegir para sus hijos o pupilos la institución educativa pública o particular que les convenga; conforme a la capacidad y requisitos de cada una de dichas instituciones;

  3. Participar a las autoridades de la escuela en la que estén inscritos sus hijos o pupilos, de cualquier problema relacionado con la educación de éstos, a fin de que aquéllas se aboquen a su solución;

  4. Formar parte libremente de las Asociaciones de Padres de Familia y de los consejos de Participación Social en la Educación a que se refiere el presente capítulo;

  5. Notificar por escrito a las autoridades educativas las irregularidades que, habiendo sido planteadas a la dirección de la escuela, no se hayan resuelto, o bien que por la gravedad de las mismas se atente contra los derechos humanos de los educandos, y

  6. Opinar acerca de las contraprestaciones que fijen las escuelas particulares.

 

Art. 126. Son obligaciones de quienes ejercen la patria potestad o la tutela:

  1. Hacer que sus hijos o pupilos menores de edad reciban educación primaria y secundaria;

  2. Apoyar el proceso educativo de sus hijos o pupilos;

  3. Colaborar con las autoridades escolares en el mejoramiento de los establecimientos educativos y en el logro de la excelencia académica, Así como en las actividades que dichas instituciones realicen, y

  4. Participar en coordinación con los maestros, en la detección y tratamiento de problemas de aprendizaje y conducta de sus hijos o pupilos.

  5. Abstenerse de intervenir en los aspectos pedagógicos y laborales de los establecimientos educativos.

 

Art. 127. Los padres o tutores de los mayores de 14 años que no hayan cursado la educación primaria y secundaria tienen la obligación de hacer que dichos menores regularicen su educación conforme al cumplimiento de la obligación de cursar la educación primaria y secundaria en los centros establecidos para tal efecto.

 

Art. 128. En cada plantel en el que se impartan servicios educativos del nivel básico podrá formarse una asociación integrada por padres de familia, tutores o quienes ejerzan la patria potestad.

 

Art. 129. Las asociaciones de padres de familia tendrán por objeto:

  1. Representar ante todo tipo de autoridades escolares los intereses que en materia educativa sean comunes a los asociados;

  2. Colaborar en el mejoramiento de la integración de la comunidad educativa compuesta por directivos, maestros y trabajadores, alumnos y padres de familia, así como en el mejoramiento de los planteles;

  3. Informar a las autoridades educativas sobre cualquier irregularidad de que sean objeto los educandos;

  4. Impulsar el funcionamiento de los consejos de Participación Social de la Educación;

  5. Propiciar el mejoramiento social y cultural de sus miembros, y

  6. Todo aquello que prevengan los reglamentos respectivos.

 

Art. 130. Las asociaciones de padres de familia podrán:

  1. Proponer y promover en coordinación con las autoridades escolares y educativas, las acciones necesarias para el mejoramiento de los establecimientos escolares.

  2. Reunir fondos con participaciones voluntarias o actividades de sus miembros para los fines de la educación, mismos que serán considerados como de las propias asociaciones, hasta en tanto no sean entregados oficialmente a la autoridad educativa mediante bienes o servicios, que no serán considerados como contraprestaciones del servicio, por lo que en ningún caso se podrán condicionar alguno de los derechos del educando;

  3. Colaborar en la ejecución de los proyectos estratégicos que mejoren la vida familiar y social de sus miembros;

  4. Colaborar con las autoridades educativas en las actividades y campañas de beneficio social, cultural, sanitario y ecológico que se efectúen en sus comunidades;

  5. Proponer las medidas que estimen conducentes para alcanzar los objetivos señalados en las fracciones anteriores. Por ello, los padres de familia no están obligados a resolver los problemas de mantenimiento y equipamiento de los edificios escolares, o hacer otros gastos que lesionen la economía familiar;

  6. Informar por escrito a las autoridades educativas sobre cualquier irregularidad de que sean objeto los educandos, y

  7. Presentar quejas contra las autoridades educativas por irregularidades que cometan en sus funciones conforme a los reglamentos y leyes respectivos.

 

Art. 131. Las Asociaciones de padres de familia se abstendrán de intervenir en los aspectos administrativos, pedagógicos y laborales de los establecimientos educativos.

CAPÍTULO II

De los Consejos de Participación Social

 

Art. 132. Los directores de cada escuela de educación básica harán lo conducente para organizar el Consejo Escolar de Participación Social, integrado por padres de familia y representantes de sus asociaciones, maestros y representantes de su organización sindical, directivos de la escuela, ex alumnos, así como los demás miembros de la comunidad interesados en el desarrollo de la propia escuela.

 

Art. 133. Además de los lineamientos que expida la Secretaría de Educación Pública, los consejos escolares de Participación Social deberán:

  1. Conocer el calendario escolar y las sugerencias para sus adecuaciones;

  2. Conocer de la fijación, logro y evaluación de metas escolares, inscripción, deserción, reprobación y programas de estudio, con el objeto de coadyuvar con los maestros y directivos a la mejor realización de las mismas;

  3. Conocer de los resultados de las evaluaciones que realicen las autoridades del plantel y de la región o zona, utilizando dicha información en el mejoramiento de la educación de su escuela;

  4. Propiciar la colaboración entre los diversos sectores de la comunidad educativa y proponer estímulos y reconocimientos a sus integrantes que se distingan en sus servicios y aportaciones a la educación del plantel;

  5. Promover, apoyar y realizar actividades extraescolares que complementen y respalden la formación de los alumnos;

  6. Llevar a cabo acciones de protección civil y emergencia escolar, efectuando la difusión necesaria;

  7. Fomentar y promover la participación de la familia en beneficio de los educandos y de su plantel;

  8. Opinar en asuntos pedagógicos;

  9. Contribuir a reducir las condiciones sociales adversas que influyen en la educación de los alumnos, y

  10. Organizar y convocar a la realización de trabajos específicos para el mejoramiento de las instalaciones escolares, y efectuar todo tipo de actividades en beneficio del plantel apoyando las actividades cotidianas de la escuela.

 

Art. 134. Los ayuntamientos y las autoridades educativas locales colaborarán para vincular a cada escuela pública de educación básica, activa y constantemente, con la comunidad.

     En cada municipio operará un Consejo Municipal de Participación Social en la Educación, integrado por las autoridades municipales; los padres de familia y representantes de sus asociaciones; maestros distinguidos y directivos de escuela; representante de la organización sindical de los maestros, así como de las organizaciones sociales y demás interesadas en el mejoramiento de la educación.

     Este Consejo tendrá las siguientes funciones:

  1. Gestionar ante el ayuntamiento y autoridades educativas locales el mejoramiento de los servicios educativos, la construcción y ampliación de escuelas públicas y demás proyectos de desarrollo educativo en el municipio;

  2. Conocer de los resultados de las evaluaciones que realicen las autoridades educativas;

  3. Dar seguimiento a las actividades organizadas en las escuelas de educación básica del propio municipio, con objeto de enriquecerlas y concluirlas;

  4. Estimular, promover y apoyar las actividades de intercambio, colaboración y participación interescolar en aspectos culturales, cívicos, deportivos y sociales;

  5. Promover y establecer la coordinación de las escuelas de educación básica con las autoridades educativas y la integración de las mismas a los programas de bienestar comunitario;

  6. Contribuir a la formulación de propuestas para el enriquecimiento de los planes y programas de estudio con contenidos locales, tomando en cuenta las particularidades socioeconómicas, culturales, históricas y geográficas del municipio;

  7. Opinar en asuntos pedagógicos;

  8. Coadyuvar a nivel municipal en actividades de protección civil y emergencia escolar;

  9. Promover y organizar certámenes interescolares para la superación educativa en el ámbito municipal;

  10. Promover y organizar actividades de orientación, capacitación y difusión, dirigidas a padres de familia y tutores, para que cumplan cabalmente con sus obligaciones en materia educativa;

  11. Proponer estímulos y reconocimientos de carácter social a los miembros de la comunidad educativa escolar del municipio;

  12. Obtener y aportar recursos complementarios para el mantenimiento de los planteles escolares oficiales ubicados en el municipio, así como para proveerlos de equipo básico, y

  13. Realizar todo tipo de actividades para apoyar y fortalecer la educación en el municipio. Será responsabilidad del presidente municipal que en los consejos se alcance una efectiva participación social que contribuya a elevar la calidad y cobertura de la educación.

 

Art. 135. En el estado de Jalisco funcionará el Consejo Estatal de Participación Social en la Educación, como órgano de consulta, orientación y apoyo.

     En dicho Consejo se asegurará la participación de los padres de familia y representantes de sus asociaciones, maestros y representantes de su organización sindical, instituciones formadoras de docentes, autoridades educativas estatales y municipales, así como de los sectores sociales especialmente interesados en la educación.

     Este Consejo tendrá las siguientes funciones:

  1. Promover y apoyar actividades extraescolares de carácter cultural, cívico, deportivo y de bienestar social;

  2. Coadyuvar a nivel estatal en actividades de protección civil y emergencia escolar;

  3. Sistematizar los elementos y aportaciones relativos a las particularidades de la entidad federativa que contribuyan a la formulación de contenidos estatales en los planes y programas de estudio;

  4. Opinar en asuntos pedagógicos;

  5. Conocer las demandas y necesidades que emanan de la participación social en la educación a través de los consejos escolares y municipales conformando los requerimientos a nivel estatal para gestionar ante las instancias competentes su resolución y apoyo, y

  6. Conocer los resultados de las evaluaciones que efectúen las autoridades educativas, y colaborar con ellas en actividades que influyan en el mejoramiento de la calidad y la cobertura de la educación.

 

Art. 136. Los consejos de Participación Social a que se refiere esta sección se abstendrán de intervenir en los aspectos laborales de los establecimientos educativos y no deberán participar en cuestiones políticas ni religiosas.

 

CAPÍTULO III

De los medios de la comunicación

 

Art. 137. En orden a lo establecido por la Ley General de Educación, los medios de comunicación masiva, en el desarrollo de sus actividades, contribuirán al logro de las finalidades previstas en el artículo 7 conforme a los criterios establecidos en el artículo 8 de la presente Ley.

     La Secretaría de Educación del Gobierno del Estado de Jalisco vigilará el cumplimiento de tal normatividad. Igualmente efectuará las denuncias por las violaciones a la referida ley, así como a la Ley Federal de Radio y Televisión, y la Ley de Imprenta, en lo que esta Ley de Educación y los ordenamientos de ella emanados le confieren.

     Promoverá ante el Consejo Nacional de Radio y Televisión y las autoridades competentes, se le conceda parte del tiempo a que alude el artículo 59 de la Ley Federal de Radio y Televisión, para difundir en el estado de Jalisco programas de contenido educativo acordes a los fines establecidos en el artículo 7, con los criterios señalados en el artículo 8 de la presente Ley.

     Solicitará en forma directa a todo tipo de medios de comunicación masiva tiempo y espacio para la difusión de los programas señalados y para dar a conocer a la sociedad comunicados de especial importancia en materia educativa. Solicitará especialmente a los periódicos y revistas que circulen en la entidad, espacios gratuitos para fines similares.

 

Art. 138. El Ejecutivo estatal a través de convenios de coordinación y colaboración, promoverá con los medios de comunicación, la difusión de los fines y objetivos de la educación para inducir la participación corresponsable de la sociedad.

 

Art. 139. Las instituciones del Sistema Educativo Estatal podrán realizar actividades escolares y extraescolares con la finalidad de orientar y fomentar en las personas una actitud reflexiva y analítica, en relación con los mensajes que difundan los medios de comunicación.

 

TÍTULO SÉPTIMO

De la infracciones, las sanciones y el recurso administrativo

 

CAPÍTULO I

De las infracciones y sanciones

 

Art. 140. Son infracciones de quienes prestan servicios educativos:

  1. Incumplir cualesquiera de las obligaciones previstas en el artículo 123 de esta Ley;

  2. Suspender el servicio educativo sin que medie motivo justificado, caso fortuito o fuerza mayor;

  3. Suspender clases en días y horas no autorizadas por el calendario escolar aplicable, sin que medie motivo justificado, caso fortuito o fuerza mayor;

  4. No utilizar los libros de texto gratuitos que la Secretaría de Educación Pública autorice y determine para la educación primaria y secundaria;

  5. Incumplir los lineamientos generales para el uso de material educativo para la educación primaria y la secundaria;

  6. Dar a conocer antes de su aplicación los exámenes o cualesquiera otros instrumentos de admisión, acreditación o evaluación a quienes habrán de presentarlos;

  7. Expedir certificados, constancias, diplomas o títulos a quienes no cumplan los requisitos aplicables;

  8. Realizar o permitir se realice publicidad dentro del plantel escolar que fomente consumismo, así como realizar o permitir la comercialización de bienes o servicios notoriamente ajenos al proceso educativo. En el caso de venta de alimentos, se cuidará que los mismos sean de alto valor nutricional y coadyuven a una dieta balanceada;

  9. Efectuar actividades que pongan en riesgo la salud o la seguridad de los alumnos;

  10. Ocultar a los padres o tutores las conductas de los alumnos que notoriamente deban ser de su conocimiento;

  11. Oponerse a las actividades de evaluación, inspección o vigilancia, así como no proporcionar información veraz y oportuna;

  12. Imponer al educando medios correctivos que resulten perjudiciales para su salud física o psicológica, y

  13. Incumplir cualesquiera de los demás preceptos de esta Ley, así como las disposiciones expedidas con fundamento en ella.
         Las disposiciones de este artículo no son aplicables a los trabajadores de la educación, en virtud de que, las infracciones en que incurran serán sancionadas conforme a las disposiciones específicas para ellos.

 

Art. 141. Las infracciones enumeradas en el artículo anterior se sancionaran con:

  1. Multa hasta por el equivalente a cinco mil veces el salario mínimo general diario vigente en el área geográfica y en la fecha en que se cometa la infracción. Las multas impuestas podrán duplicarse en caso de reincidencia, y

  2. Revocación de la autorización o retiro de reconocimiento de validez de estudios correspondientes.
         La imposición de la infracción establecida en la fracción II, no excluye la posibilidad de que sea impuesta alguna multa.

 

Art. 142. Además de las previstas en el artículo 140 de esta Ley, también son infracciones:

  1. Ostentarse como plantel incorporado sin estarlo;

  2. Incumplir con lo dispuesto en el artículo 123 de esta Ley, o

  3. Impartir la educación primaria, secundaria, normal y demás para la formación de maestros de educación básica sin contar con la autorización correspondiente.
         En los supuestos previstos en este artículo, además de las sanciones señaladas en el artículo 141 de esta Ley, podrá proceder a la clausura del plantel respectivo.

 

Art. 143. Cuando la autoridad educativa responsable de la prestación del servicio, o que haya otorgado la autorización o reconocimiento de validez oficial de estudios, considere que existan causas justificadas que ameriten la imposición de sanciones, lo hará del conocimiento del presunto infractor para que, dentro de un plazo de quince días naturales, manifieste lo que a su derecho convenga y proporcione los datos y documentos que le sean requeridos. La autoridad dictará resolución con base en los datos aportados por el presunto infractor y las demás constancias que obren en el expediente.

     Para determinar la sanción se considerarán las circunstancias en que se cometió la infracción, los daños y perjuicios que se hayan producido o puedan producirse a los educandos, la gravedad de la infracción, las condiciones socioeconómicas del infractor, el carácter intencional o no de la infracción si se trata de reincidencia.

 

Art. 144. La negativa o revocación de la autorización otorgada a particulares produce efectos de clausura del servicio educativo de que se trate.

     El retiro del reconocimiento de validez oficial se referirá a los estudios que se impartan a partir de la fecha en que se dicte la resolución. Los realizados en tanto que la institución contaba con el reconocimiento mantendrán su validez oficial.

     La autoridad que dicte la resolución adoptará las medidas que sean necesarias para evitar perjuicios a los educandos. En el caso de autorizaciones, cuando la revocación se dicte durante un ejercicio lectivo, la institución podrá seguir funcionando a juicio y bajo vigilancia de la autoridad hasta que aquél concluya.

 

CAPÍTULO II

Del recurso administrativo

 

Art. 145. En contra de las resoluciones de las autoridades educativas dictadas con fundamento en las disposiciones de esta Ley y demás ordenamientos derivados de ésta, podrá interponerse recurso de revisión dentro de los quince días hábiles siguientes a la fecha de su notificación.

     Transcurrido el plazo a que se refiere el párrafo anterior sin que el interesado interponga el recurso, la resolución tendrá el carácter de definitiva.

     Así mismo, podrá interponerse dicho recurso cuando la autoridad no dé respuesta en un plazo de sesenta días hábiles siguientes a la presentación de las solicitudes de autorización o de reconocimiento de validez oficial de estudios.

 

Art. 146. El recurso se interpondrá por escrito ante la autoridad inmediata superior a la que emitió el acto recurrido u omitió responder la solicitud correspondiente. La autoridad receptora del recurso deberá sellarlo o firmarlo de recibido y anotará la fecha y hora en que se presente y el número de anexos que se acompañe. En el mismo acto devolverá copia debidamente sellada o firmada al interesado.

 

Art. 147. En el recurso deberán expresarse el nombre y el domicilio del recurrente y los agravios, acompañándose los elementos de prueba que se consideren necesarios, así como las constancias que acrediten la personalidad del promovente.

     En caso de incumplimiento de los requisitos antes señalados, la autoridad educativa podrá declarar improcedente el recurso.

 

Art. 148. Al interponerse el recurso podrá ofrecerse toda clase de pruebas, excepto la confesional, y acompañarse con los documentos relativos. Si se ofrecen pruebas que requieren desahogo, se abrirá un plazo no menor de cinco ni mayor de treinta días hábiles para tales efectos. La autoridad educativa que esté conociendo del recurso podrá allegarse los elementos de convicción adicionales que considere necesarios.

 

Art. 149. La autoridad educativa dictará resolución dentro de los treinta días hábiles siguientes a partir de la fecha:

  1. Del acuerdo de admisión del recurso, cuando no se hubiesen ofrecido pruebas o las ofrecidas no requieran plazo especial de desahogo, y

  2. De la conclusión de desahogo de pruebas o, en su caso, cuando haya transcurrido el plazo concedido para ello y no se hubieren desahogado.
         Las resoluciones se notificarán a los interesados, o a sus representantes legales, personalmente o por correo certificado con acuse de recibo.

 

Art. 150. La interposición del recurso suspenderá la ejecución de la resolución impugnada en cuanto al pago de multas.

     Respecto de cualquier otra clase de resoluciones administrativas y de sanciones no pecuniarias, la suspensión sólo se otorgará si concurren los requisitos siguientes:

  1. Que lo solicite el recurrente;

  2. Que el recurso haya sido admitido;

  3. Que de otorgarse no implique la continuación o consumación de actos u omisiones que ocasionen infracciones a esta Ley, y

  4. Que no ocasione daños o perjuicios a los educandos o terceros en términos de esta Ley.

 

TRANSITORIOS

PRIMERO. Esta Ley entrará en vigor al día siguiente de su publicación en el Periódico Oficial El Estado de Jalisco.

SEGUNDO. Se deroga la Ley de los Servicios Educativos, Culturales y Deportivos del Estado de Jalisco, contenida en él decreto 14162, publicada en el Periódico Oficial El Estado de Jalisco, el 10 de enero de 1991, en lo que se refiere a la materia educativa.

TERCERO. Se derogan todas las demás disposiciones que se opongan a la presente Ley.

CUARTO. El Poder Ejecutivo del Estado de Jalisco expedirá los reglamentos necesarios para la aplicación de esta Ley.

QUINTO. Los derechos adquiridos por los trabajadores de la educación, antes de la vigencia de la presente Ley y conforme a las disposiciones que se deroguen, no sufrirán menoscabo alguno, conforme a lo establecido en la jerarquía del orden constitucional, las leyes que deriven de ésta, los reglamentos respectivos, los manuales de funciones correspondientes a sus responsabilidades y el articulo 6º transitorio de la Ley General de Educación que establece: "...las autoridades competentes se obligan a respetar íntegramente los derechos de los trabajadores de la educación, y reconocer la titularidad de las relaciones laborales colectivas de su organización sindical, en los términos de su registro vigente y de acuerdo con las disposiciones legales correspondientes al expedirse esta ley."

 

SALÓN DE SESIONES DEL CONGRESO DEL ESTADO

 

Guadalajara, Jalisco, 26 de agosto de 1997.

 

DIPUTADO PRESIDENTE

Raymundo Andrés García Guevara

 

DIPUTADO SECRETARIO

Fco. Javier Arrieta García

 

DIPUTADO SECRETARIO

Gabriel Covarrubias Ibarra

 

En el mérito de lo anterior, mando se imprima, publique, divulgue, y se le dé el debido cumplimiento.

     Emitido en palacio de Gobierno, sede del Poder Ejecutivo del Estado Libre y Soberano de Jalisco, a los veintinueve días del mes de agosto de mil novecientos noventa y siete.

 

El Gobernador Constitucional del Estado

Ing. Alberto Cárdenas Jiménez

 

El Secretario General de Gobierno

Lic. Raúl Octavio Espinoza Martínez

Principal | Publicaciones | Índice de La Tarea núm. 10