Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación

No. 9

(nueve)

SECCIÓN

páginas

de la 66 a la 68 de 76

... el recreo

Guadalajara, México - Marzo de 1997

Principal | Índice


El maestro en la pantalla grande

Sonia Ibarra Ibarra*

* Investigadora de El Colegio de Jalisco.

En el celuloide la mirada hacia el maestro ha sido retrospectiva. A partir de 1935, aparece el docente en el cinematógrafo y es significativa la forma en que se le ha reflejado, desde luego, a nivel nacional, sin embargo, es válido hablar de esas imágenes en términos de Jalisco. Los títulos de las películas pueden sugerirnos la forma en que se ha abordado el tema. El género que ha inspirado el docente también nos expresa el lugar que se le ha otorgado, y los actores que han personificado a maestros expresan el cómo la sociedad los percibía. Con esos tres aspectos podemos definir a grandes rasgos, las imágenes de los maestros en la pantalla grande.

Título

En el papel de maestro(a)

Año

El baño de Afrodita

Luis Sandrini

1949

Bodas de fuego

Alejandro Cobo

1949

Sangre torera

Agustín Isunza

1949

También de dolor se canta

Pedro Infante

1950

El grito de la carne

Fernando Soler y Gustavo Rojo

1950

Menores de edad

Consuelo Mujica

1950

Rosauro Castro

Rosana Ladrón de Guevara

1950

María Montecristo

Eduardo Arozamena

1950

Historia de un corazón

Beatriz Ramos

1950

Muchachas de uniforme

Marga López

1950

El ruiseñor

Elodia Hernández

1951

La ausente

Rosita Quintana

1951

Paraíso robado

Arturo de Córdova

1951

La bienamada

Roberto Cañedo

1951

¡Y murió por nosotros!

Felipe de Alba

1951

La estatua de carne

Héctor Mateos

1951

Del rancho a la televisión

Armando Arriola

1952

Acuérdate de vivir

Libertad Lamarque

1952

Borrasca en las almas

Roberto Cañedo

1953

Las infieles

Irasema Dilián

1953

Reto a la vida

Susana Canales

1953

Miradas que matan

Julio Villarreal

1953

El joven Juárez

Víctor Alcocer

1954

Las nenas del 7

Estanislao Schillinsky

1954

Y mañana serán mujeres

Salvador Lozano

1954

Pobre huerfanita

Diana Ochoa

1954

Píntame angelitos blancos

Enrique del Castillo

1954

El mil amores

Anita Blanch y Conchita Gentil

1954

Escuela de música

Libertad Lamarque y Pedro Infante

1955

La fuerza del deseo

Armando Calvo

1955

Un vago sin oficio

Carlos Martínez Baena

1955

La tercera palabra

Marga López

1955

Mi influyente mujer

José Ángel Espinoza "Ferrusquilla"

1955

El médico de las locas

Enrique García Álvarez

1955

Sublime melodía

León Barroso

1955

Y si ella volviera

Irasema Dilián

1956

Felicidad

Carlos López Moctezuma

1956

Escuela para suegras

"Pompín" Iglesias

1956

El camino de la vida

Roberto Meyer

1956

Tropicana

Dalia Íñiguez

1956

El impostor

Pedro Armendáriz

1956

El bolero de Raquel

Manola Saavedra

1956

Título

En el papel de maestro(a)

Año

Juan Pistolas

Lucha Ruanova

1935

Los muertos hablan

Manuel Noriega

1935

Malditas sean las mujeres

J. José Martínez Casado

1936

Estrellita

Manuel Noriega

1938

Su adorable majadero

Paco Martínez

1938

Un viejo amor

Consuelo Frank

1938

Una luz en mi camino

Miguel Arenas

1938

Corazón de niño

Domingo Soler

1939

Mil estudiantes y una muchacha

Joaquín Pardavé

1941

No matarás

Emilio Tuero

1943

Internado para señoritas

Emilio Tuero

1943

Amor prohibido

Domingo Soler

1944

La pícara Susana

Luis Aldás

1944

Una mujer que no miente

Gloria Marín

1944

Club verde

Emilio Tuero

1944

La viuda celosa

Salvatore Baccaloni

1945

Escuadrón 201

Jorge Mondragón

1945

Las colegialas

Aurora Walker, Mimí Derba y Celia Manzano

1945

Solteras y con gemelos

Ángel Garasa

1945

Yo fui usurpadora

Carlos Martínez Baena

1945

Amar es vivir

Octavio Martínez

1945

Ella

Lina Montes

1946

Yo vendo unos ojos negros

Chela Bon

1947

El niño perdido

Marcelo Chávez

1947

Otoño y Primavera

Emilio Tuero

1947

Río Escondido

María Félix

1947

Nocturno de amor

Carlos Martínez Baena

1947

Una mujer con pasado

Ernesto Vilches

1948

Maclovia

Arturo Soto Rangel

1948

El supersabio

Carlos Martínez Baena

1948

El dolor de los hijos

Armando Sáenz

1948

Medianoche

José Ángel Espinoza "Ferrusquilla"

1948

El mago

Manuel Noriega

1948

¡Ay Palillo no te rajes!

Arturo Soto Rangel

1948

Cara sucia

Paz Villegas

1948

El gallo giro

Aurora Walker

1948

La casa chica

Dolores del Río

1949

La dama del alba

Queta Lavat

1949

Ladronzuela

Dolores Tinoco

1949

Duelo en las montañas

Rita Macedo

1949

Canta y no llores

Rodolfo Landa

1949

Puerta, joven (El portero)

Carlos Martínez Baena

1949

En México, distintos géneros han abrazado al docente: la farsa, la comedia, el melodrama y fundamentalmente el drama, lo que habla del tipo de definición que de él se hace.

Hay cintas que abordan a los mentores como figuras principales que para nuestro estudio son las más significativas, y el resto considera en forma secundaria de la trama algún maestro o maestra.

Hay cuatro cintas que destacan las imágenes predominantes:

  • Río Escondido,

  • La maestra inolvidable,

  • Simitrio y,

  • La Guerra Santa.

En la primera, Río Escondido, es nada menos que María Félix quien desempeña el papel de maestra. Rosaura Salazar, hermosa, de gran carácter e iniciativa, encarna el papel de maestra vasconcelista, apóstol y mártir, donde en un drama profundo expresa las dotes del maestro ideal, factor de cambio social. Vence epidemias, cacique, y actitudes de miedo y de apatía ante el progreso, así como las limitantes personales de salud y físicas.(1)

Exégesis de esta joya cinematográfica mexicana, es La maestra inolvidable, encarnada por María Rivas, donde el destino de la maestra es sufrir y soportar estoicamente. Víctima del destino, lo asume abnegadamente hasta la muerte y la recompensa por parte de la comunidad es simbólica y póstuma.

En Simitrio, captamos la idea de maestro abnegado, agotado en y por su profesión, acabado y casi derrotado. Sin embargo, le compensan las satisfacciones del cariño de los alumnos donde el pueblo reconoce mediante honores y monumentos la labor social.

En La Guerra Santa, Claudio Obregón asume el papel de docente, intermediario, gestor y representante del gobierno durante La Cristiada, así como de dador de conocimiento y de luz para el pueblo. Es dibujado como apóstol y víctima sacrificado en el cumplimiento fiel de la lucha contra la ignorancia y el fanatismo, donde con su muerte pone en evidencia lo absurdo de la lucha y de su propia muerte.

Título

En el papel de maestro(a)

Año

Mi esposa me comprende

Arturo de Córdova

1957

La marca del cuervo

Antonio Aguilar

1957

Aquí está Heraclio Bernal

Domingo Soler

1957

Concurso de belleza

Kitty de Hoyos y Augusto Benedico

1957

Tres lecciones de amor

Germán Valdez "Tin Tán"

1958

Mi niño, mi caballo y yo

Guillermo Orea y León Barroso

1958

El supermacho

Oscar Pulido

1958

Los Santos Reyes

Pepe Nava

1958

Mi madre es culpable

Beatriz Aguirre

1959

Yo pecador

Andrés Soler

1959

Que bonito amor

Joaquín Cordero

1959

La comezón del amor

Demetrio González

1959

Dormitorio para señoritas

Andrés Soler

1959

Ojos tapatíos

Roberto Silva

1960

Teresa

Fernando Rey

1960

El hombre de la ametralladora

Silvia Fournier

1960

El analfabeto

Carlos Martínez Baena

1960

Simitrio

José Elías Moreno

1960

Pueblito

María Elena Marqués

1961

Corazón de niño

Ignacio López Tarso

1962

El pecador

Arturo de Córdova

1964

Aquella Rosita Alvírez

Pascual García Peña

1965

Los años verdes

Enrique Lizalde

1966

Hasta el viento tiene miedo

Marga López

1967

El libro de piedra

Marga López

1968

La maestra inolvidable

María Rivas

1968

Un Quijote sin mancha

Ángel Garasa

1969

El Profe

Mario Moreno "Cantinflas"

1970

El deseo en otoño

Maricruz Olivier

1970

Tómalo como quieras

Rogelio Quiroga

1971

Pepito y la lámpara maravillosa

Eduardo McGregor

1971

La recogida

Bertha Moss

1972

El nacimiento de un guerrillero

Rubén Monterrubio

1973

La lucha con la pantera

Robert Dumont

1974

La india

Jorge Martínez de Hoyos

1974

Presagio

Carmen Montejo

1974

México, México, RA, RA, RA

Gilberto Pérez Gallardo y Eva Calvo

1975

Caminando pasos... caminando

Ernesto Gómez Cruz

1975

Las fuerzas vivas

Héctor Ortega

1975

La palomilla al rescate

Ofelia Medina

1976

La casta divina

Ana Luisa Peluffo

1976

Hay un sinnúmero de cintas que se ocupan del maestro y sería imposible hablar de cada una de ellas aquí, por tanto, se anexa un cuadro que nos permitirá tener una idea de la forma en que se ha abordado al docente considerando los títulos y los actores portadores de la imagen.

Dolores del Río personifica a una maestra en la cinta La Casa chica, donde el sugestivo título nos habla de una maestra universitaria con una vida íntima no muy aceptada por la sociedad de su época, y donde la intimidad afecta su vida profesional.

En Pueblito, María Elena Marqués protagoniza a Rosalía, maestra rural que lucha por la construcción de una escuela rural y que se enamora del ingeniero encargado de realizar tal empresa. Ella lucha contra la oposición del cacique y triunfa finalmente.(2)

Entre los actores, el preferido es Emilio Tuero, quien aparece en cuatro cintas como maestro joven, atractivo, modesto y de grandes cualidades y preparación: Internado para señoritas (1943); No matarás (1944); Club Verde –El recuerdo de un vals– (1944) y Yo fui usurpadora (1945).(3)

El encarna al docente bien parecido del que se enamoran las adolescentes y que a su vez cae en las redes de alguna de sus alumnas. Además de atractivo físico, este tipo de maestro es noble y posee un gran corazón.

Arturo de Córdova en El Pecador expresa otra cara del docente, donde un maestro universitario viudo y con circunstancias adversas cae en el vicio del alcohol y renuncia a dirigir la escuela. Se mete en líos y al final un ex alumno agente del ministerio público, lo libra de la cárcel.(4)

Domingo Soler caracteriza también maestros, aunque un maestro más bien maduro y preparado, v. gr. en Corazón de niño, (1939).(5) En una versión posterior de este tema, en 1962, Ignacio López Tarso representa al profesor Almeyda quien se involucra en la vida de sus alumnos y trata de ayudarles a resolver sus problemas.

José Elías Moreno personifica a Cipriano, el viejo maestro rural de Simitrio, el maestro bonachón que ha entregado su vida a la comunidad y del que sólo queda el recuerdo.

En la comedia, encontramos algo singular: predomina un actor como expresión del docente, aunque en cintas donde el maestro mantiene un papel secundario. Encontramos en dicho papel a Carlos Martínez Baena en 6 cintas: Yo fui usurpadora (1945), Nocturno de amor (1947), El supersabio (1948), El portero (1949), Un vago sin oficio (1955) y El analfabeto (1960).

Por su parte, Germán Valdez "Tin Tan", protagoniza a un maestro cuya trama embona perfectamente en la temática que aquí abordamos: Tres lecciones de amor (o las tres caras de Tin Tan), donde representa a un docente que sufre "amnesia de moral" y se comporta desordenadamente. Al final, por supuesto, recobra la sensatez y vuelve a ser el recto maestro.

Mario Moreno "Cantinflas", en El Profe, representa al maestro Sócrates García, quien lucha contra el cacique y el cura para sacar adelante la escuela que está en ruinas. Sortea sinnúmero de dificultades al organizar a sus alumnos y conquistarse al cura, y consigue el enjuiciamiento del cacique por parte del gobernador. Contrariamente a otras cintas, ésta tiene un final feliz para el maestro quien se enamora de Hortensia y es recompensado con una escuela nueva.(6)

Los actores y los géneros definen así a un maestro patético, objeto de dramas y a su vez, víctima de la comedia, donde o se es un individuo engrandecido, o se ridiculiza. La miseria acompaña a los maestros en todas las películas, es una constante, al igual que los atributos de capital cultural, que en las imágenes compensan la falta de dinero, pues se le reconoce como poseedor y dador de conocimiento. Así, como decíamos, las máscaras a veces ahogan, y con tanto patrón y tipo ideal, el maestro olvida su muy particular y personal existencia. Los modelos congelan y evitan el ser auténticos, pues influyen en su devenir y en su propia existencia a tal grado, que la investidura adquiere mayor significación que la misma realidad, ante un imaginario que no coincide con el momento vivido y de repente al mirarnos al espejo sólo hay un vacío.

 

Notas

1. Emilio García Riera. Historia documental del cine mexicano. Universidad de Guadalajara. Guadalajara, 1992. [Tomo 4]. pp. 143-144.

2. Ibíd.. Tomo 11. pp. 78-80.

3. Ibíd.. Tomo 3.

4. Ibíd.. Tomo 12. pp. 78-79.

5. Ibíd.. Tomo 2. p. 11.

6. Ibíd.. Tomo 15. pp. 147-148.

Principal | Índice