Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación

No. 6

(seis)

SECCIÓN

páginas

de la 47 a la 47 de 60

el recreo

Guadalajara, México - Marzo de 1995

Principal | Índice


La fotografía en Guadalajara

Arturo Camacho*

* Crítico de arte e investigador de El Colegio de Jalisco.

Catedral de Guadalajara

Catedral de Guadalajara

 

Los historiadores Luis Pérez Verdía y Alberto Santoscoy coinciden en señalar que fue Jacobo Gálvez el introductor de la fotografía en Guadalajara. Gálvez regresó de Europa en 1853 "trayendo consigo una cámara oscura para fijar imágenes, no en lámina como se hacían en aquella época y según el método primitivo del inventor Daguerre, sino en papel y por tal motivo se llamó Daguerre tipo en papel".

Se considera la foto históricamente más antigua la que muestra la entrada de las tropas francesas a Guadalajara la mañana del 6 de enero de 1864. Don Leopoldo Orendáin en sus Cosas de viejos papeles señala que el primer taller formal dedicado al Arte fotográfico lo estableció en Guadalajara don Justo Ibarra en 1864.

En El diecinueve tapatío, el crítico de Arte Ventura Reyes Zavala, refiere que Don Octaviano de la Mora es el mejor fotógrafo y así opina de su trabajo: "Los retratos que hace pueden lucir en cualquier parte del mundo... premiados hasta en la exposición de París, celebrada en 1878. El establecimiento del señor Mora, es el mejor de Guadalajara, está montado con lujo; el gusto más exquisito puede estar seguro de dar cumplimiento, y los mismos Daguerre y Niepce lo trataron con cariño".

Retrato de José Clemente Orozco, de Víctor Arauz
 

Retrato de José Clemente Orozco, por Víctor Arauz

Don Octaviano cambió su residencia a la ciudad de México en 1900, entonces José María Lupercio se hizo cargo de su estudio. "Lupercio –dice L. Orendáin–, fue un gran artista y de los primeros que se esmeró en darle un sentido abierto a la profesión, sacándola de las cuatro paredes del taller hacia el paisaje, los tipos y escenas populares..." Lupercio, a pesar del aprecio de su clientela, también emigró a la ciudad de México, en donde fue designado fotógrafo del Museo Nacional, cargo que desempeñó hasta su muerte ocurrida en 1927.

Ignacio Gómez Gallardo, Librado García "Smarth", María Vallejo y una docena de fotógrafos anónimos ambulantes o establecidos en poblaciones del interior (un ejemplo entre estos es Juan de Dios Macháin establecido en Ameca y cuyos retratos de angelitos fueron dados a conocer por Gutiérrez Aceves) ejercían la fotografía profesional entre 1920 y 1930.

A principios de los años cincuenta, Víctor Arauz, Miguel Echeverría y Marcelino Araiza se desligaron del mero ejercicio profesional de la fotografía y mostraron preocupaciones estéticas, Arauz con más fortuna que los otros, ha incursionado en las tareas básicas de todo arte: investigación y creación; producto de su trabajo en la primera, es la magnífica colección de fotografías de Guadalajara de fines del siglo XIX y principios del XX, editada por la Unidad Editorial del Gobierno del Estado en 1988. Como artista, Don Víctor Arauz ha sido calificado por el crítico Antonio Rodríguez como "uno de los más finos, poéticos, optimistas y menos sofisticados fotógrafos de México".

Alameda de Guadalajara, hoy Parque Morelos (1905), fotografía de Víctor Arauz

Alameda de Guadalajara, hoy Parque Morelos (1905),
fotografía de Víctor Arauz

 

En 1971, a raíz de la fundación del Departamento de Bellas Artes, se abren espacios a la fotografía y se muestra más continuamente. En el 77 los directivos del dba acometieron la temeraria tarea de convocar a un Salón Nacional de Fotografía, del que desgraciadamente sólo hubo una edición. En 1985 se oficializó una sala permanente para el Arte fotográfico: la Sala "Lola Álvarez Bravo" en el Mezanine del Teatro Degollado (a la fecha cerrada).

Actualmente, en Guadalajara reside una veintena de fotógrafos con preocupaciones más allá de la técnica. En un primer grupo podemos incluir a los fotógrafos artistas de tiempo completo, en el que aparte de Víctor Arauz y Araiza podemos incluir a José Hernández Claire, Cecilia Hurtado, Peggie Vallejo y Rubén Orozco, ellos trabajan y viven la fotografía de tiempo completo, por lo que sus resultados son garantía de buenas imágenes. El otro grupo podemos decir que lo integran los de profesión experimental, del hobby han pasado a tener en la fotografía "mi otra ocupación" obteniendo altas y bajas en una producción regular, en este grupo podemos mencionar al periodista radiofónico Alberto Gómez Barbosa, Paco Barreda, funcionario cultural y comentarista de artes visuales; Gustavo Domínguez, videoasta de la universidad estatal.

Principal | Índice