Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación

No.

13/14

(doble)

SECCIÓN

páginas

de la 101 a la 107 de 144

... el rollo

Guadalajara, México - Septiembre de 2000

Principal | Índice


Desarrollo de los posgrados de la Secretaría de Educación Jalisco

Martha Vergara Fregoso*, Rosalinda Rascón Valles**, Ruth C. Perales Ponce*** y Alberto Ibarra García****

*         Jefa de la Unidad Departamental de Docencia en la Dirección de Posgrado e Investigación de la Secretaría de Educación Jalisco (SEJ).

**      Investigadora en el Centro de Investigaciones Pedagógicas y Sociales (CIPS).

***    Jefa de la Unidad Departamental de Extensión y Difusión de la Dirección de Posgrado e Investigación de la SEJ.

**** Consejero académico de Posgrado de la Dirección de Posgrado e Investigación de la SEJ.

Las corrientes de planeación estratégica dominante en nuestro país han sido el sustento de las políticas institucionales en el sector nacional, instauradas a partir del Acuerdo para la Modernización de la Educación Básica (1992) y del Programa de Desarrollo Educativo 1995-2000. En dichos lineamientos se considera a la educación como un factor preponderante para el desarrollo, que hace posible asumir modos de vida superiores y permite el aprovechamiento de las oportunidades que han abierto la ciencia, la tecnología y la cultura de nuestra época.

De acuerdo con el Estatuto de Estudios de Posgrado en Educación de la Secretaría de Educación del Estado de Jalisco; "los estudios de posgrado son programas que se ofrecen a quienes han completado los estudios de licenciatura y desean continuar su educación hacia niveles educativos superiores. Su propósito es formar profesionales de la educación con la más alta calidad, que profundicen y amplíen en el conocimiento y la cultura nacional y universal para desarrollar la ciencia, la tecnología y la humanidades, así como para innovar el sistema educativo"(1) (SEJ, 1999); por lo que comprende los siguientes estudios:

  1. Especialización: cuya duración está determinada por el cumplimiento de 45 a 70 créditos y tienen como propósito formar al profesional en el estudio o tratamiento de un problema específico, el cual puede referirse a conocimientos y habilidades de algún campo de la educación.

  2. Maestría: cuya duración no debe exceder de tres años, con un mínimo de 90 créditos está dirigida a la formación de profesionales mediante la investigación para participar en el análisis, evaluación, e intervención de la realidad educativa.

  3. Doctorado que comprende como mínimo 150 créditos y su duración no debe exceder de cuatro años. Pretende la formación de individuos creativos que participen en la investigación y el desarrollo científico, humanístico y tecnológico, que sean capaz de generar y dirigir investigadores o grupos de investigación.

Como es evidente, el posgrado se encuentra vinculado con la docencia, la investigación y la extensión y difusión; es por ello que este nivel de formación académica es considerado como el nivel más elevado que se ofrece en el estado de Jalisco y en el resto del país; en el que se deben formar recursos humanos altamente calificados, ya que el posgrado y la investigación son un componente innovador del proceso de la modernización educativa, a pesar de que las políticas educativas oficiales habían tratado de alcanzar esos modos de vida, atendiendo fundamentalmente los requerimientos de la educación superior. Pero según se asienta en su discurso actual, por razones éticas, jurídicas, de busca de eficacia y por sus mayores consecuencias positivas en ámbitos más amplios, ahora se otorga mayor prioridad a la problemática que afecta a la educación básica: porque también se reconoce que en ella se adquieren valores, actitudes y conocimientos que toda persona debe poseer a fin de alcanzar la oportunidad de su desarrollo individual y social.(2)

 

Situación actual de los posgrados de la Secretaría de Educación Jalisco

De acuerdo a Wuest (1990), una de las características más importantes de los estudios de posgrado es su expansión y diversificación en los últimos años; esta expansión se inscribe en un desarrollo altamente significativo, y de manera especial en el sistema de educación superior; en efecto " [...] el posgrado en América Latina responde a demandas y necesidades de diverso orden que se generan al interior del mismo sistema de educación superior; su expansión tiene que ver con el crecimiento global del sistema y tiene repercusiones diversas [...] entre las que destacan un proceso de institucionalización muy incipiente, una inserción docente débil o precaria, una falta de tradición en investigación" (Wuest, 1990: 11).

Retomando la afirmación anterior, efectivamente el posgrado en Jalisco no es la excepción porque presenta algunas de las problemáticas mencionadas anteriormente, ya que hacia este nivel educativo, no ha mostrado mucho interés la Secretaría de Educación Jalisco, porque éste implica una mayor inversión que la que se realiza en la educación básica, se dice que ésta "cuesta menos y llega a más personas";(3) aunque sabemos que es este nivel la mejor vía para contar con educadores de mayor calidad y formar investigadores para avanzar hacia la innovación y a la calidad educativa. En otras palabras, el posgrado implica entender el avance de la educación desde la formación avanzada, "de punta", de innovación de los educadores, de los líderes de las acciones del futuro. Así entonces, este nivel no es un lujo, un proceso formativo, un "extra" o un lujo. Es la posibilidad de incidir en la calidad de la educación en general.

Actualmente, de acuerdo con el Departamento de Registro y Certificación de la Dirección de Posgrado e Investigación, se lleva el control administrativo de 12 programas de posgrado, de los cuales, dos son especializaciones, nueve maestrías y un doctorado. Siete de los programas mencionados (seis maestrías y una especialización) dependen presupuestalmente de la Secretaría de Educación Jalisco (SEJ); una maestría depende presupuestalmente de la Universidad Pedagógica Nacional;(4) en el doctorado del Programa Interinstitucional participan mediante un convenio cuatro instituciones: el Instituto Superior de Investigación y Docencia para el Magisterio (ISIDM), el Centro de Investigaciones Pedagógicas y Sociales (CIPS), la Universidad Pedagógica Nacional (UPN-Unidad Tlaquepaque) y la Universidad La Salle Guadalajara (ULSAG). Dos maestrías y una especialización, ofrecidas por instituciones particulares, cuentan con la autorización y reconocimiento de validez oficial de la Secretaría de Educación Jalisco.

 

Antecedentes

La matrícula educativa del posgrado(5) ha tenido, en los últimos años (1989-2000), un incremento manifiesto ya que para 1989, sólo existía un centro de investigación: el ISIDM con la maestría en Ciencias de la Educación, la cual tiene una modalidad semestral; en él se atendían dos grupos con un total de 50 alumnos y egresaron, para 1991, 46 alumnos lo que equivale a un índice de deserción escolar del 8%; las ocho generaciones de ese programa suman un total de 641 estudiantes inscritos, de los que han egresado 495, lo que representa el 22.7% de deserción escolar. El programa tiene un total de 100 estudiantes titulados.

Para 1989 se abre el CIPS, el cual ofrecía el programa de especialización en Investigación Educativa con tres generaciones de egresados; a partir del ciclo escolar 1992-1993 y hasta la fecha, se imparte el programa de maestría en Investigación Educativa; han egresado siete generaciones con un acumulado de 117 alumnos inscritos y 93 egresados; el índice de deserción asciende a un 20.5%; cuenta con un total de 48 personas tituladas.(6)

En 1994 se opera el programa de Maestría en Educación con Intervención en la Práctica Educativa (MEIPE), dependiendo directamente de la Secretaría de Educación Jalisco, a través de la Coordinación de Formación y Actualización de Docentes la cual abarca tanto al subsistema estatal como al federal; los estudios de maestría se llevan a cabo en 12 sedes, que cubren la mayor parte de las regiones del estado de Jalisco; cinco operan en la zona metropolitana de Guadalajara: Benemérita y Centenaria Escuela Normal de Jalisco, Escuela Normal para Educadoras de Guadalajara, Escuela Normal Superior de Jalisco, Universidad Pedagógica Nacional (Zapopan) y Universidad Pedagógica Nacional (Tlaquepaque); y siete en el resto del estado: Escuela Normal para Educadoras de Arandas, Escuela Normal para Educadoras de Unión de Tula, Centro de Actualización del Magisterio de Lagos de Moreno, Centro Regional de Educación Normal de Ciudad Guzmán, Escuela Normal Experimental de Colotlán, Escuela Normal Experimental de San Antonio Matute y Escuela Primaria "Teresa Barba Palomera" de Puerto Vallarta.(7) De este programa han egresado 1118 estudiantes, en cinco generaciones, de un total de 1550 estudiantes inscritos, lo que representa una deserción del 27.8%, sólo se han titulado 48 alumnos.

En 1996 se abren tres nuevos programas de maestría: en Educación Especial, en Trabajo Social Escolar y en Educación Física; de los dos primeros programas sólo ha egresado una generación con un total de 30 estudiantes por cada una, mientras que de Educación Física han egresado tres generaciones con un total de 75 estudiantes. En este mismo año inicia la especialidad en Metodología Interpretativa en Investigación Educativa, con una inscripción de 21 estudiantes y un egreso de 14.

Para 1998, la Secretaría de Educación Jalisco (SEJ), otorga la autorización y el reconocimiento de validez oficial al Centro Mexicano de Programación Neurolingüística, A. C., para impartir la maestría en Programación Neurolingüística, que cuenta actualmente con 77 estudiantes.

En 1999 el Centro Humanístico del Ser, A. C. (CEHUS), realiza el mismo trámite para impartir la maestría en Desarrollo Humano y Acompañamiento de Grupos, la matrícula actual en este Centro es de 35 estudiantes. En estos dos últimos programas aún no se cuenta con ninguna generación de egresados.

En este mismo año (1999), el Centro de Educación y Atención de la Salud y la Sexualidad, A. C. también obtiene la validación oficial para impartir la especialidad en Educación y Orientación de la Sexualidad en la Infancia y en la Adolescencia.

También en 1999 da inicio el Programa de Doctorado Interinstitucional, con una matrícula de 20 estudiantes y atendiendo hasta la fecha un total 19.

Del universo de instituciones de posgrado, tenemos que actualmente se atienden 62 grupos con un total de 1804 estudiantes, habiendo egresado hasta la fecha 1,960; así pues, en un lapso de once años la Secretaría de Educación Jalisco logró abrir un total de doce programas de posgrado, con lo que la expansión de éstos ha sido muy evidente, aunque no suficiente para atender la demanda.

 

Características de los programas de posgrado ofrecidos por la Secretaría de Educación Jalisco(8)

Especializaciones:

  1. Especialización en Metodología Interpretativa en Investigación Educativa, impartida por el CIPS, tiene una modalidad semestral; cada semestre está organizado por ejes que se encuentran estrechamente vinculados entre sí. Con ella se pretende que el estudiante conozca y se familiarice con las metodologías y técnicas pertinentes para abordar problemas educativos.

  2. Especialización en Educación y Orientación de la Sexualidad en la Infancia y la Adolescencia, tiene una organización por módulos y pretende formar educadores capaces de desarrollar estrategias educativas en el marco de la metodología participativa, para que aborde de manera integral la educación y la orientación de la sexualidad del niño y del adolescente.

Maestrías:

  1. La maestría en Investigación Educativa, impartida por el CIPS, tiene una modalidad escolarizada, el currículum se encuentra organizado por módulos secuenciales. El programa orienta teórica y metodológicamente hacia la formación de investigadores educativos, lo cual repercute en el mejoramiento de la calidad de la educación que se imparte en el estado, concretando en tareas investigativas en cada uno de los niveles que se atienden ya que está dirigida a la formación de personal que actualmente se desempeña como profesional de la educación en acciones de tipo educativo, tales como: la docencia, asesoría técnica, planeación, etc., para que pueda estar en posibilidades de incorporarse a labores de investigación educativa con el antecedente de una sólida formación.

El diseño de la maestría está sustentado en el principio de que "se aprende a investigar investigando"; por lo tanto el desarrollo del mismo se inscribe en una dinámica de acción-reflexión para lo cual se proporcionan como materia prima, diversos elementos de tipo teórico, metodológico y técnico.(9)

Se trata entonces de la formación de investigadores cuyo núcleo de trabajo será el análisis, la explicación y el tratamiento de los problemas educativos; por ello, la maestría se ha concebido desde la perspectiva de los modelos de investigación propios de las ciencias sociales.

  1. La maestría en Ciencias de la Educación que ofrece el ISIDM, cuenta con una modalidad escolarizada y se cursa en seis cuatrimestres; la formación teórica y metodológica se sustenta en diversas ciencias y disciplinas que confluyen en el campo educativo,(10) tiene cuatro opciones terminales: pedagogía, psicología social de la educación, planeación educativa y sociología de la educación. El programa tiene como propósito: formar cuadros académicos de alto nivel profesional, que se aboquen al estudio del Sistema Educativo de Jalisco, capaces de diagnosticar, explicar, planear y operar programas educativos mediante el ejercicio de la docencia, la investigación y la planeación. El plan curricular consta de tres ejes: eje básico, eje de investigación y eje específico, el cual se refiere a las líneas terminales mencionadas anteriormente.

  2. La Maestría en Educación con Intervención en la Práctica Educativa (MEIPE), trata de dar respuesta a la demanda de posgrados que hacen los docentes, directivos y personal de apoyo técnico pedagógico, que les permitan tener acceso a mejoras en su quehacer educativo.

El plan de estudios de la MEIPE está elaborado con la finalidad de orientar al estudiante hacia la implementación de proyectos para la modificación de su hacer, entendiendo a la intervención como la acción que conduce a la transformación que mejora el quehacer educativo, a través de un proceso que va desde el cuestionar, sistematizar, fundamentar, conceptualizar, instrumentar, transformar, hasta evaluar la práctica educativa. El programa inició con un plan curricular cuatrimestral y lo cursaron de esta manera cuatro generaciones, que abarcan de 1994 a 1998; en 1997-1998 se llevó a cabo una revisión y análisis del programa, y se modificó en su organización administrativa, de cuatrimestres a semestres.

Así el posgrado tiene como núcleo integrador del aprendizaje, el proceso de recuperar, intervenir y evaluar la práctica educativa mediante un proceso permanente de investigación y reflexión crítica sobre la misma.

El mapa curricular se divide verticalmente en tres líneas: fundamentación teórica, intervención de la práctica e instrumentación metodológica; siendo la línea de intervención de la práctica educativa la que guía y que al mismo tiempo se fortalece por las otras dos.

  1. El plan de estudios de la maestría en Educación Especial se imparte en la Escuela Normal Superior de Especialidades (ENSE), se propone formar cuadros profesionales con capacidad para realizar investigación educativa en el ámbito de la educación especial que contribuyan a propiciar cambios científicos, técnicos y psicopedagógicos, congruentes con las necesidades sociales; se cursa en cuatro semestres con dos modalidades: escolarizada y semiescolarizada.

  2. La maestría en Trabajo Social Escolar se imparte en el Centro de Estudios de Posgrado, con una duración de cinco semestres, tiene como salida no secuencial una especialización a los tres semestres; su propósito es formar profesionales de alto nivel, capaces de generar estrategias de apoyo psicopedagógico que mejoren y resuelvan la problemática educativa relacionada con su campo, de forma que contribuyan a elevar la calidad de los servicios educativos del estado. Se trata de un programa profesionalizante, es decir que los egresados desarrollen una práctica educativa cualitativamente mejor.

  3. La maestría en Educación Física se imparte en la Escuela Superior de Educación Física (ESEF), se desarrolla en cuatro semestres, tiene tres opciones terminales: administración deportiva, psicopedagogía del deporte y la recreación, y rehabilitación para la educación física (kinesioterapia). Su propósito es contribuir a la formación de profesionales de educación física, cuya actividad docente sea reflexiva, crítica y creativa.

Los cursos de tronco común y los de especialización, se articulan en la línea de investigación, cuyo producto le permite al estudiante culminar su formación.(11)

  1. Maestría en Desarrollo Humano y Acompañamiento de Grupos impartida por el CEHUS, persigue la formación de profesionistas que sean capaces de prevenir y manejar constructivamente la problemática inherente a las relaciones interpersonales para generar un proceso de autogestión en distintos ambientes en los que se desempeña su labor profesional. El plan de estudios tiene una modalidad escolarizada y una organización semestral.

  2. La maestría en Programación Neurolingüística que se lleva a cabo en el Centro Mexicano de Programación Neurolingüística (PNL), pretende formar profesionales de la programación neurolingüística, capaces de apoyar en las tareas para mejorar la educación, a través del manejo de técnicas, metodologías, prácticas supervisadas y análisis de casos. El mapa curricular está organizado en tres ejes: eje teórico, eje práctico y eje de la investigación.

Doctorados:

La SEJ sólo cuenta con un doctorado, el cual se denomina "Doctorado en Educación"; se trata de un programa interinstitucional, merced a un convenio de colaboración entre cuatro instituciones que imparten posgrados, (ISIDM, CIPS, ULSAG y UPN-Unidad Guadalajara). El programa tiene una modalidad escolarizada y una organización semestral. Su propósito es formar personal capaz de generar y aplicar conocimientos sobre el hecho educativo en forma original e innovadora, apto para formar investigadores educativos capaces de dirigir investigación en el campo de la investigación.(12)

 

Funcionamiento de los programas de posgrado

Uno de los principales problemas con los que se enfrentan los programas de posgrado; es el proceso de institucionalización; referido este al presupuesto, espacio físico, etc., que ocupan las instituciones donde se imparten los programas antes mencionados.

En cuanto al presupuesto que se asigna a los programas que dependen directamente de la SEJ, se presenta la variante del autofinanciamiento en tres maestrías; en otro caso, no ha sido suficiente. Ello genera que dichos programas no cuenten con una planta de docentes e investigadores con nombramiento de base, predominando los contratos por tiempo determinado, por cuatrimestre o por semestre, según sea la organización curricular del programa; en muy pocos casos se otorgan nombramientos por tiempo indefinido –ISIDM y CIPS– (aunque también se cuenta con personal que labora por contrato); en el resto de los programas de posgrado dependientes de la Secretaría (MEIPE; ENSE; ESEF, y Trabajo Social Escolar), los profesores-asesores no tienen nombramientos de base, sólo contratos temporales.

En cuanto al espacio físico donde se imparten los programas de posgrado, aparentemente no existe problema alguno, ya que todos pertenecen a instituciones que cuentan con la infraestructura necesaria: aulas, centros de documentación (bibliotecas, acceso a computación), aunque estos últimos no cubren las exigencias que presentan las necesidades requeridas por cada uno de los programas. De las instituciones de posgrado que dependen presupuestalmente de la Secretaría de Educación; sólo una cuenta con un edificio propio (ISIDM), en el caso de CIPS y el Centro de Estudios de Posgrado laboran en edificios en arrendamiento, lo que hace que las sedes no sean definitivas. Los programas restantes (maestría en Educación Física y maestría en Educación Especial, se imparten en instituciones públicas: Escuela Superior de Educación Física (ESEF) y Escuela Normal Superior de Especialidades (ENSE), respectivamente.

 

La investigación en el posgrado

La investigación es un gran soporte en el trabajo académico, ya que es una de las tres funciones sustantivas del posgrado y, de acuerdo con el Estatuto de Estudios de Posgrado en Educación: "...la investigación se debe desarrollar a través de cuerpos académicos constituidos para este fin, para operar de manera colegiada." (SEJ: 6).

Por tal motivo, es necesario que las instituciones responsables de los programas de posgrado cuenten con personal que realice esta actividad, pero, debido a lo expuesto anteriormente, el escaso financiamiento influye de manera directa para que se presente una problemática mucho más marcada en lo que se refiere a la planta de investigadores, ya que el presupuesto para ello es insuficiente, reflejándose en los programas de posgrado, en los predomina la docencia sobre la investigación.

Pese a ello, después de hacer una revisión exhaustiva de la planta docente y de investigación que integran cada uno de los programas, se detectó que son relativamente pocas las personas que se encuentran asignadas para realizar esta actividad (la investigación), sin embargo, la mayoría ha participado en congresos, encuentros y foros nacionales e internacionales. "Como una muestra de ello, se puede describir que Jalisco fue uno de los estados con mayor número de ponencias aceptadas en el V Congreso Nacional de Investigación Educativa, organizado por el Consejo Mexicano de Investigación Educativa (COMIE), sin tomar en cuenta el Distrito Federal, y de éstas, la mitad fueron presentadas por investigadores que pertenecen a los programas de maestría de la SEJ."(13)

De acuerdo con Latapí, "la investigación educativa, [...] se entiende como el conjunto de acciones sistemáticas y deliberadas que llevan a la formulación, diseño y producción de nuevos valores, teorías, modelos, sistemas, medios, evaluaciones, procedimientos y pautas de conducta en los procesos educativos" (Latapí, 1994: 14).

Cabe señalar que de los programas analizados, seis programas de maestría que dependen presupuestalmente de la SEJ, tienen como objetivo la formación de investigadores con diferentes enfoques; algunos sobre hechos educativos en general (CIPS), otros desde las cuatro opciones terminales (ISIDM y ESEF); y en los programas se refieren a la revisión de su hacer, (intervienen la práctica, cualquiera que sea). Algo común, en los seis programas analizados, es que el docente-investigador y el investigador tendrán que resolver problemas específicos relacionados con su hacer o con el campo de la educación; todo ello para mejorar la calidad educativa;(14) es por ello que existe un desfase entre la operatividad de la organización del currículum y la función de la investigación.

Después de realizar una revisión de los programas en cuanto a la organización curricular de las maestrías en educación, encontramos que existen programas cuyo eje predominante es la investigación, tal es el caso del CIPS; interdisciplinarios como el del ISIDM, por sus cuatro opciones terminales; un programa en el que se toma a la práctica educativa como objeto de estudio, como en el caso de la MEIPE; y tres programas organizados de acuerdo a la dominante (contenidos y espacios curriculares en torno al campo de actividades o laborales de los participantes): ENSE; ESEF y TSE.(15)

 

Algunas de las acciones para la consolidación de los programas de posgrado

  • Como parte importante de las políticas establecidas, es necesario considerar a todos los agentes educativos (administradores y académicos) en todos los niveles para decidir, de manera colegiada, las acciones necesarias para llevar al posgrado hacia una etapa de consolidación; para ello se creó una instancia que representaba a los dos subsistemas; la Coordinación de Formación y Actualización de Docentes; a partir de ahí la estructura administrativa subordinada no se modificó.

  • Una de las políticas de consolidación propuesta en atención del servicio, se determinó, con base en la creciente demanda de los posgrados: esta situación puso a la Secretaría de Educación en alerta acerca del riesgo de cubrir la demanda, con la posibilidad de dañar la calidad académica. Era indispensable pasar por una fase de consolidación del posgrado antes de ampliar la oferta. Podemos observar cómo se contrajo la oferta con el propósito de cuidar la calidad y, posteriormente, de manera lenta, se incrementa la cobertura con condiciones de seguimiento y evaluación.

  • Fortalecer las acciones de vinculación con las instituciones de financiamiento y otras instituciones de educación superior.

 

Notas y referencias

1. El Estatuto de Estudios de Posgrado, surge como una necesidad de articular y normar las acciones que se realizan en el posgrado. Estatuto de Estudios de Posgrado en Educación de la Secretaría de Educación del Estado de Jalisco. SEJ. Guadalajara, México, 1999. p. 3.

2. "Programa Nacional de Posgrado 1989-1994", en Modernización Educativa No. 6. Secretaría de Educación Pública. México.

3. De acuerdo con los datos que presenta el Lic. Miguel Agustín Limón Macías, secretario de Educación de Jalisco, en la conferencia magistral que presentó en el "2o Encuentro de Estudiantes y Académicos de Posgrado", llevado a cabo en Guanajuato, el día 28 de marzo de 2000. [Texto inédito].

4. En el caso de la maestría en Desarrollo Educativo, Vía medios, Campo: Gestión y Administración de la Dirección Escolar, que se imparte en la Universidad Pedagógica Nacional, Unidad 142; ésta fue propuesta por dicha Universidad y su funcionamiento se ajusta al Art. 1 del Estatuto de Estudios de Posgrado de la Secretaría de Educación. SEJ. Guadalajara, México, 1999. p. 2.

5. Todos los datos estadísticos fueron consultados en los archivos de los posgrados que se encuentran en el Departamento de Registro y Certificación Escolar, dependiente de la Dirección de Posgrado e Investigación de la SEJ.

6. El porcentaje de titulación en el programa de maestría en Investigación Educativa rebasa el porcentaje de todas las demás instituciones. Cabe hacer mención que la modalidad de titulación es diferente al resto de los programas de posgrado, ya que la tesis puede ser elaborada de manera colectiva (hasta por tres estudiantes).

7. Datos del documento "Proyecto Curricular 1999" de la Maestría en Educación con Intervención de la Práctica (MEIPE). SEJ/ Centro de Estudios de Posgrado. Guadalajara, México, 1999.

8. Vergara Fregoso, M, y Rascón Valles R. "Primer informe de los posgrados en Jalisco", que se entregó para el proyecto: "Evaluación internacional de las políticas educativas y de capacitación de Jalisco". Guadalajara, 2000. [Texto inédito].

9. Ideas tomadas del documento rector del Centro de Investigaciones Pedagógicas y Sociales (CIPS). Zapopan, México, 1990. [Texto inédito].

10. Cfr. con el documento rector del Instituto Superior de Investigación y Docencia para el Magisterio, (ISIDM). Guadalajara, México, 1989.

11. En los programas de maestría en Educación Física, Educación Especial y Trabajo Social aún no se reportan alumnos titulados.

12. Documento del doctorado.

13. Datos del Congreso de Investigación.

14. De acuerdo con los datos que presenta el Lic. Miguel Agustín Limón Macías, secretario de Educación de Jalisco, en la conferencia magistral que presentó en el "2o Encuentro de Estudiantes y Académicos de Posgrado", llevado a cabo en Guanajuato, el día 28 de marzo de 2000. [Texto inédito].

15. Coincidimos con lo que exponen García González, C. y Perales, R. (1999). Siete maestrías en educación. Estudio comparativo de sus programas. Red de posgrados, región Centro-occidente. Guadalajara. [Texto inédito].

 

Bibliografía

CENTRO de Estudios de Posgrado. Proyecto Curricular 1999, de la Maestría en Educación con Intervención en la Práctica Educativa (MEIPE). SEJ. Guadalajara, México, 1999.

CENTRO de Investigaciones Pedagógicas y Sociales (CIPS)/SEJ. Zapopan, México, 1990. [Texto inédito].

INSTITUTO Superior de Investigación y Docencia para el Magisterio, (ISIDM)/SEJ. Guadalajara, México, 1989. [Texto inédito].

LATAPÍ Sarre, Pablo. La Investigación educativa en México. FCE. México, 1994.

LIMÓN Macías, Agustín. "La Consolidación de los Posgrados de la Secretaría de Educación Jalisco" (Conferencia magistral presentada en el "2o Encuentro de Estudiantes y Académicos de Posgrado". Guanajuato, 2000. [Texto inédito].

MINAKATA, A. "La enseñanza de la investigación educativa en algunos posgrados en educación", en la tarea, núm. 10. México, octubre de 1998.

SECRETARÍA de Educación Pública. Programa de Desarrollo Educativo 1995-2000. SEP. México, 1996.

__________________________. "Programa Nacional de Posgrado 1989-1994". Modernización Educativa No. 6. SEP. México.

SECRETARÍA de Educación Jalisco. Estatuto de Estudios de Posgrado en Educación de la SEJ. SEJ. Guadalajara, México, 1999.

VERGARA Fregoso, M. y Rascón Valles, R. "Primer informe de los posgrados en Jalisco: evaluación internacional de las políticas educativas y de capacitación de Jalisco". Guadalajara, 2000. [Texto inédito].

WEISS, E. "El desarrollo de la investigación educativa, 1963-1996", en Latapí: Un siglo de educación en México. FCE, tomo I. México, 1998. [Biblioteca Mexicana].

WUEST, Teresa y Pilar Jiménez. "El posgrado en México". Cuadernos del CESU, núm. 17. UNAM. México, 1990.

Principal | Índice