Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación

No.

12

(doce)

SECCIÓN

páginas

de la 46 a la 52 de 112

... el rollo

Guadalajara, México - Febrero de 2000

Principal | Índice


La incorporación de la nueva tecnología a la educación superior:

un problema central en el debate académico contemporáneo

René Crocker Sagástume*

* Profesor investigador titular del Departamento de Salud Pública del Centro Universitario de Ciencias de la Salud (CUCS) de la Universidad de Guadalajara, responsable de la Unidad de Innovación Educativa y Actualización Curricular de la Coordinación de Servicios Académicos del CUCS. Correo electrónico del autor: crocker@cucs.udg.mx

I. Introducción

En los últimos 6 años el autor ha participado como miembro de comisiones curriculares que han analizado y elaborado propuestas para las licenciaturas de Medicina y Nutrición y en el Programa de Desarrollo Curricular del Centro Universitario de Ciencias de la Salud; también ha colaborado en varios seminarios para evaluar los programas académicos de algunas disciplinas y en programas de formación docente. En estas actividades ha existido la inquietud sobre la necesidad de incorporar la Nueva Tecnología Educativa en el curriculum y en la práctica docente. En esas circunstancias la pregunta pertinente ha sido ¿para qué incorporarla?, y las respuestas han sido diametralmente opuestas, desde ignorarla o incluirla acríticamente.

El Centro Universitario de Ciencias de la Salud de la Universidad de Guadalajara, en 1993, construyó un Centro de Documentación y Sistemas de Información de Salud (CEDOSI) y en 1998 el Centro de Formación Docente e Innovación Educativa, en donde se incorporó tecnología informática avanzada. Sin embargo, de acuerdo a encuestas realizadas, únicamente es utilizado por un 5% de los académicos del Centro. Habrá que preguntarse ¿Cuál es la causa de la subutilización de dicho servicio académico por los docentes?

Recientemente –a finales de 1996– el autor participó en dos foros para discutir la problemática de la innovación curricular contemporánea. En uno de ellos, en el "Seminario-taller para la Formación de Cuadros Medios",(1) el Dr. Furlan, profesor de la UPN, comentaba el tránsito que se está produciendo en el "trivium curricular"; desde la Modernidad –en donde se hace énfasis en el aprender a ser, aprender a aprender y aprender a hacer– hacia la Posmodernidad –en donde predomina el aprendizaje a través de la reflexión de problemas, el aprender a través de la redes de telemática y aprender utilizando el inglés como medio de comunicación universal–. Habrá que preguntarse: ¿es pertinente abandonar el trivium curricular de la modernidad y transitar totalmente hacia el trivium curricular posmoderno?

En el "Foro Nacional de Innovación Curricular en las Instituciones de Educación Superior"(2) la Dra. Alicia de Alba, comentaba que los cambios tecnológicos han modificado los espacios sociales, transformándolos en espacios públicos virtuales, que han provocado que las instituciones educativas se encuentren en "estado de sitio", de allí se deriva la necesidad de romper el bloqueo histórico-social en que se encuentran los académicos. La pregunta pertinente es ¿cómo hacerlo?

Con base a la problemática y experiencia que se presenta, se pretende en el presente ensayo, discutir crítica y autocríticamente los problemas cotidianos relacionados con la incorporación de la nueva tecnología en la educación superior, que se dan en el ámbito de trabajo profesional de la docencia, desde la experiencia empírica y de la reflexión de la teoría producida al respecto, así como analizar las perspectivas para el futuro en este campo. Se pretende, más que agotar el tema, aportar un punto de vista a la discusión de este debatido problema.

En el desarrollo del ensayo, se construye la red conceptual básica de lo que se comprende como la Nueva Tecnología en educación; se discuten los orígenes, fundamentos epistemológicos y sus aplicaciones en educación; se analiza la problemática que provoca su incorporación en los espacios escolares universitarios y se elaboran algunas propuestas para realizar su recuperación crítica en educación. Se analizan algunas de las preguntas surgidas en la práctica docente y las formuladas en los foros mencionados anteriormente y se proponen nuevas preguntas en el desarrollo del ensayo.

 

II. Desarrollo del ensayo

Para comprender el papel de la nueva tecnología en educación, es necesario construir una red conceptual que brinde claridad acerca del objeto de análisis. La "nueva tecnología educativa" es el desarrollo de los medios y técnicas utilizados en el proceso de producción y reproducción del conocimiento, transmisión cultural y circulación de formas simbólicas en el espacio escolar, surgidas a partir de la tercera revolución científico tecnológica(3) y caracterizada, principalmente, por la incorporación masiva de la telemática(4) en educación.

La "cultura cibernética" es el proceso epistemológico y metodológico de producción y reproducción de conocimientos y significados culturales, utilizando códigos del lenguaje basados en la tecnología telemática.

La incorporación de ambos conceptos en la educación no son meramente elementos instrumentales u operativos en los procesos de producción y transmisión de la cultura formal e informal, o una refuncionalización de la "tecnología educativa" de los años setenta, como frecuentemente se comenta en los espacios universitarios, sino que, constituyen un verdadero reto para los profesionales que laboran en el campo educativo, ya que están generando la necesidad de pensar diferente y de manera importante, están cambiando la forma en que se ha venido trabajando la investigación educativa, los diseños curriculares, la práctica educativa y la formación docente, entre otros problemas.

Con base en los argumentos anteriores se proponen las siguientes tesis que se desarrollan en el presente ensayo:

  1. La nueva tecnología ha generado instrumentos que están modificando los medios a través de los cuales se produce y reproduce el conocimiento en los espacios escolares, las relaciones maestro-alumno, así como las relaciones universidad-sociedad, lo que origina la necesidad de repensar los aspectos epistemológicos, metodológicos y políticos del proceso educativo en educación superior.

  2. En el proceso educativo que se realiza –en los espacios escolares universitarios del medio– para la producción y reproducción del conocimiento y transmisión de los significados, no se ha masificado los elementos de la cultura cibernética, debido a que su incorporación ha sido vertical, sin participación de los sujetos sociales del quehacer académico.

Para argumentar en torno a las tesis planteadas se formulan las siguientes preguntas:

  1. ¿Cuáles son los orígenes de esta tendencia educativa?

  2. ¿Cuáles son sus fundamentos epistemológicos?

  3. ¿Qué es lo que se está transformando con la nueva tecnología en educación?

  4. ¿Podemos estar ajenos a la nueva tecnología en educación?

  5. ¿Cuáles son los nuevos problemas que está generando en el campo de la educación?

  6. ¿Cuáles son las perspectivas educativas para el futuro con la incorporación de la nueva tecnología?

A. Orígenes y fundamentos epistémicos de la nueva tecnología en educación

¿Cuáles son los orígenes y fundamentos epistémicos de la nueva tecnología en educación?

La nueva tecnología en educación no es ajena a los procesos de globalización y a la tercera revolución científico-tecnológica que se produce actualmente en el planeta, como producto de la expansión del capitalismo a nivel mundial.

Uno de los efectos de estos procesos en el campo educativo, son las presiones externas para innovar los currícula y la práctica docente para ligarlos de manera muy importante a las necesidades de las empresas y de la industria, de tal manera que dispongamos de fuerza de trabajo con cultura cibernética, a partir de que buena parte de los procesos productivos están utilizando la tecnología informática, como medio para mejorar la productividad y la calidad de los productos.

Al respecto Apple(5) sintetiza esta tesis de la siguiente manera: "se afirma que las necesidades tecnológicas de la economía, son tales que, a menos que dispongamos de una fuerza de trabajo tecnológicamente ilustrada, terminaremos por quedar anticuados desde el punto de vista económico..."

Otro aspecto importante, es la incorporación masiva de los medios de transmisión cultural a los espacios privados y público de las personas, con el objetivo de aumentar el consumo de los grupos humanos, ante el exceso de producción y la disminución de los mercados, producto de la crisis crónica del capitalismo mundial.

Los efectos que estas tendencias económicas han producido en el campo educativo, han seguido dos vertientes distintas:

Por un lado, los grupos que se apoyan en la teoría del capital humano, en donde se ve al proceso educativo como un sistema de inversión y costos económicos, cuyos resultados merecen ser confrontados en términos de eficiencia y productividad.(6)

El origen de esta teoría, se da en la segunda mitad del presente siglo, ante la incapacidad de explicar el crecimiento económico a partir de la relación capital-trabajo, surgió una nueva rama de la economía –economía de la educación– que enfocando a los gastos educativos como pura inversión, convirtió a la educación en el motor mismo del desarrollo económico y social de las naciones.(7)

Esta tendencia educativa –en su versión posmoderna conocida como capital humano del conocimiento– incorpora a la nueva tecnología con una forma de pensar, en la que se busca orientar a los alumnos a los aspectos técnicos más que en los aspectos de contenido, con el objetivo de producir personas acríticas para el mercado de trabajo y los sistemas productivos. El énfasis de la educación está en los nuevos medios tecnológicos, lo cual es una versión renovada de los principios de la vieja "tecnología educativa".

Sin embargo, no podemos analizar el origen de la incorporación de la nueva tecnología en educación sólo a partir de las necesidades de reproducción del capital, ya que ello constituye un planteamiento determinista. En los espacios escolares universitarios, como instituciones sociales en donde se produce conocimiento, ha existido un interés genuino de renovar tecnológicamente el aula a partir de la creación o incorporación crítica de medios e instrumentos que faciliten y mejoren la calidad del proceso enseñanza-aprendizaje, sin abandonar los principios pedagógicos de la modernidad educativa.

En este planteamiento, se incorpora a la nueva tecnología como un medio de la educación, teniendo claridad que ello afecta las formas de pensar y construir nuevo conocimiento, así como la forma de desestructurar el conocimiento producido en otras latitudes. Se propone que su incorporación sea democrática, de tal forma que colectivamente aprendamos a usar los cambios tecnológicos y no que los cambios nos instrumenten.

Se expresa la necesidad de generar en el curriculum y en la práctica docente, espacios para la renovación tecnológica que disminuyan la dependencia tecnológica de nuestros países. Se plantea también, que es importante propiciar en los maestros una educación para los medios de aprendizaje, juzgando críticamente la utilidad de la enseñanza audiovisual y el uso de la telemática.

B. Los cambios que está produciendo la nueva tecnología en educación

Existe necesidad de innovar la educación superior producto de la incorporación de la nueva tecnología, pero se necesita saber: ¿qué es lo que realmente está cambiando?, y ¿qué es lo que no ha cambiado y necesitamos refuncionalizar? Debemos reflexionar qué es lo "nuevo-nuevo" y cuál es lo viejo que tenemos que hacer de manera diferente, o sea, definir las nuevas formas de hacer las cosas antiguas.

¿Qué es lo "nuevo-nuevo" que es posible incorporar de la nueva tecnología en educación? Uno de los aspectos que está cambiando, son las formas de comunicación y de relaciones sociales. La digitalización de los medios técnicos, el desarrollo de la fibra óptica y los satélites, integradas con las nuevas versiones de computadoras, han multiplicado las posibilidades para almacenar, consultar, seleccionar, dar tratamiento, generar, transmitir y recibir información.

En investigación educativa, la incorporación de estas nuevas formas de comunicación han propiciado, que buena parte de los macroproblemas que anteriormente constituían el grueso de los objetos de estudio en investigación educativa y provocaban gran consumo de recursos, ahora sean fáciles de realizar, porque buena parte de esa información es almacenada a través de la informática, lo que permite derivar mayor número de recursos para la investigación de microproblemas.

Las formas de circularidad del conocimiento y de transmisión cultural, también se han modificado. La consulta bibliográfica, vía la "autopista de la información o ciberespacio", permite tener acceso a alumnos y maestros a información actualizada, así como difundir buena parte de los resultados de las investigaciones, lo que, a mediano plazo, puede sustituir buena parte de la comunicación que ahora se da a través de libros, revistas, etc.

Con la integración de procesos tecnológicos se ha venido modificando las formas de comunicación a través de los medios; se ha evolucionado de la comunicación unidireccional a la comunicación bidireccional y multidireccional de tipo presencial, en donde es posible que un sólo profesor pueda atender a varios grupos de alumnos, a través de circuitos cerrados y tener la posibilidad de preguntas y respuestas a través de los mismos medios.

En la práctica educativa, uno de los aspectos que se ha modificado es la forma de presentar lo real.(8) Las formas simbólicas, como el simulacro, pueden adoptar formas que se pueden plasmar en televisión, en videodisco, computadora o realidad virtual. Esto puede ser útil para el entrenamiento y el aprendizaje de destrezas por parte de los alumnos, ya que permite la posibilidad de repetirse continuamente.

Un aspecto central en la práctica docente es la utilización de esta tecnología en el aprendizaje para la resolución de problemas, también llamado "aprendizaje reflexivo" o "enseñanza anclada". Michael F. Young(9) refiere experiencias en donde se analiza una película o una serie de hechos relacionados de la vida real, que se han complejizado en un videodisco interactivo, a partir del cual los alumnos reflexionan una serie de problemas vinculados a varias disciplinas. El autor señala que mientras que el mundo real puede proporcionar el contexto más rico para el aprendizaje, hay razones para seleccionar algo menos que lo real y más amañado; por ejemplo, frecuentemente el mundo real no está organizado de tal manera que permita, a un novato, intentar resolver los problemas del mundo contemporáneo.

El uso del simulacro, puede ser útil en el campo de la investigación educativa, ya que nos puede permitir analizar repetidamente un problema de la vida real y debido a la interactividad, existir la posibilidad de cambiarle variables; lo que nos lleva a incorporar la experimentación simulada en educación.

Otra tecnología que se ha incorporado para usos en la práctica educativa y la investigación educativa es el hipertexto, un programa de informática útil para seleccionar las palabras clave de varios textos simultáneamente y, a partir de allí, realizar lecturas rápidas que permiten reflexionar sobre los elementos centrales de documentos completos. La noción de lectura sufre una ampliación de sus tradicionales límites circunscritos al texto escrito lineal y, en el caso de la investigación educativa, facilita la interpretación de información cualitativa, que de otra manera es una tarea que consume valioso tiempo en las investigaciones interpretativas.

¿Qué viejos aprendizajes habrá necesidad de hacer de manera diferente con la utilización de la nueva tecnología en educación? El debate planteado por el Dr. Furlan relacionado al viraje del trivium curricular, es una discusión epistemológica entre la modernidad y la posmodernidad.

Es posible combinar los principios del trivium curricular moderno y el trivium curricular posmoderno, de tal manera que tienen vigencia los principios de la modernidad curricular. La nueva tecnología, así como puede potencialmente contribuir a transformar el proceso educativo en una práctica moderna, también puede contribuir a hacerla autoritaria, a aumentar las desigualdades y convertirla en un proceso robotizado, ajeno a los valores humanos.

Aprender a ser; tiene una mayor vigencia en la época actual, ya que existen consideraciones éticas y políticas de mucha trascendencia al incorporar nueva tecnología a la educación superior, debido a los efectos que puede producir al dejar sin empleo a gran cantidad de profesores y personal administrativo que labora en las universidades, lo que genera la necesidad de democratizar su incorporación y no seguir propiciando procesos autoritarios y excluyentes en dicho proceso. En momentos en donde existe prioridad sobre las formas, más que en el contenido; del eficientismo, por sobre la eficiencia; del aprendizaje del dominio de la técnica, por sobre la ciencia; de las formas autoritarias, por sobre la democracia; de la simulación, por sobre la transparencia; la formación en valores humanos modernos es una prioridad y estos aspectos no es fácil adquirirlos con la nueva tecnología.

Aprender a pensar; tiene ahora una mayor vigencia; hay un "boom" de producción de información científico-tecnológica, de la cual, una gran proporción es "conocimiento chatarra", además, por las transformaciones en los sistemas productivos y los mercados de trabajo, debido a los procesos de globalización –principalmente al hacerlos flexibles– el aprendizaje obtenido en la educación formal cae fácilmente en desuso. Las circunstancias anteriores hacen vigente a uno de los elementos formativos del currículum moderno y de la postmodernidad, que es la capacidad de autoformarse de manera permanente; aprender a pensar crítica y autocríticamente el conocimiento que circula en las redes de la telemática y en otros medios de comunicación, así como formar la capacidad reflexiva de los alumnos sobre los problemas de la realidad –real o virtual–.

Existe necesidad de modernizar nuestras formas de aprender a hacer. La incorporación de la tecnología de informática y otros elementos tecnológicos innovadores en los sistemas productivos y mercados de trabajo, nos obliga a repensar la forma en que se han venido adquiriendo los conocimientos, habilidades y destrezas para la práctica profesional de nuestros egresados. La incorporación de los conceptos de "aprendizaje reflexivo"(10) a través del dominio de "competencias profesionales"(11),(12) para el "trabajo flexible"(13) es una necesidad de la modernidad y postmodernidad educativa en un mundo globalizado.

C. Efectos perversos de la incorporación de la nueva tecnología en educación

Habrá que preguntarse ¿Cuáles son los efectos negativos de la nueva tecnología en educación? Estos efectos se agrupan en los siguientes aspectos:

  1. La mercantilización de los espacios escolares. Si no se racionaliza el uso de la nueva tecnología en la universidad, se corre el riesgo de depender absolutamente del software abandonando la producción de materiales locales. Ello eleva los costos de la educación sin que signifique la elevación de la calidad, ya que una cantidad importante de los materiales producidos con la nueva tecnología, carecen de calidad pedagógica.

  2. El aumento de las desigualdades sociales. El costo de la incorporación de la nueva tecnología en educación es elevado para las instituciones públicas de educación superior –las que tienen una crisis crónica de recursos financieros–. Ello puede incrementar los desequilibrios existentes entre la educación privada y la pública y permitir el uso de la nueva tecnología únicamente para los universidades que atienden a las élites.

  3. El aumento del desempleo académico. Con la incorporación de la nueva tecnología se corre el riesgo de menguar la actual plantilla laboral de docentes, principalmente en aquellos que no adquieran competencias profesionales para su uso, lo cual afecta el empleo de buena parte de los académicos.

D. La perspectiva en el futuro con la incorporación de la nueva tecnología en educación

Para valorar el futuro de la educación con la incorporación de la nueva tecnología habrá que preguntarnos ¿por qué una proporción importante de nuestros académicos y alumnos no utilizan la nueva tecnología a pesar de tener posibilidades materiales de acceso a ella?

Uno de los aspectos que no permite la incorporación de la nueva tecnología en el campo de la educación, es la existencia de un atraso importante en la aplicación de la tecnología aplicada, debido al predominio de la enseñanza tradicional en nuestros espacios escolares como producto del pensamiento conservador de nuestros docentes.

Otro aspecto, es el relacionado con la escasez de estudios acerca de la incorporación de el cambio tecnológico en el currículum, debido a que no se ha priorizado la formación en nueva tecnología en educación, en los planes de estudio para investigadores y planificadores en educación.

Por último, un elemento central para que buena parte de nuestros académicos no utilice la nueva tecnología en educación, es la ausencia de una cultura democrática en la toma de decisiones en los espacios universitarios. Buena parte de las decisiones sobre innovación tecnológica, se realizan desde las élites de poder sin tomar en cuenta los puntos de vista de los docentes e investigadores de los centros universitarios, lo que genera resistencias debido a su falta de participación.

También, para valorar la perspectiva del futuro debemos preguntarnos ¿podemos ser ajenos a la incorporación de la nueva tecnología en educación? Como señalaba Alicia de Alba,(14) "la nueva tecnología ha modificado los espacios sociales, transformándolos en espacios públicos virtuales", lo que ha modificado nuestra manera de pensar y hacer buena parte de nuestra práctica cotidiana en los espacios áulicos y extraáulicos. La pregunta pertinente es: ¿qué hacer en el campo de la educación ante algo que no puede ser ajeno a nuestras vidas?

Las alternativas posibles para incorporar racionalmente a la nueva tecnología en educación están relacionadas con los aspectos siguientes:

  1. Educación para el cambio tecnológico.

    1. Existe necesidad de incorporar en los currícula de educación superior, espacios para la renovación e innovación tecnológica aplicada a la educación en todos los centros universitarios.

    2. Incluir en los currícula para formar investigadores educativos, el estudio de las nuevas tecnologías en educación, no como una línea de investigación especializante, sino como parte de su formación básica.

    3. Es necesario incorporar tecnologías alternativas y tecnologías para el desarrollo sustentable, que disminuyan la dependencia y que no deterioren el medio ambiente.

    4. Debido a que buena parte del pensamiento educativo está permeado por corrientes críticas, que han adversado los principios de la vieja "tecnología educativa", habrá necesidad de revisar autocríticamente dichas posiciones, repensando la racionalidad instrumental de los medios.

  2. Educación para los medios tecnológicos.

    1. Es necesario resignificar la educación para el uso de los medios audiovisuales y la telemática en los procesos de enseñanza-aprendizaje en muchas de nuestras universidades.

    2. Es una tarea central definir el uso y el acceso de la nueva tecnología y su relación con la producción y transmisión de la cultura. En ello es fundamental construir alternativas democráticas para que sea accesible a todos los académicos, para que su uso no aumente las desigualdades sociales, el desempleo ni la dependencia de nuestros países.

    3. Es necesario promover "nuestra capacidad de asombro" ante la tendencia educativa de transformar el ser humano en máquina; en convertir nuestros procesos en una "educación robotizada", tal como lo plantea algunos proyectos como "la universidad virtual".

  3. El currículum y la nueva tecnología.

    1. La incorporación del cambio tecnológico y la educación para los medios en nuestras universidades, y los cambios que se producen en la esfera pública y privada de los sujetos, nos lleva a repensar la relación universidad-sociedad.

    2. Existe necesidad de ir quitando la idea del "culto a la informática como fin" en los currícula y analizarla como un medio que ha trastocado nuestros espacios sociales.

    3. Existe necesidad de trabajar nuevas visiones paradigmáticas en donde se incorporen la nueva tecnología y otros valores curriculares de la posmodernidad –en su versión progresista– modernizando los viejos valores del aprendizaje.

 

III. Conclusiones

  1. La nueva tecnología en educación está transformando las formas de producción y reproducción de la cultura en los espacios escolares universitarios y en otros espacios públicos y privados, con los cuales se relacionan los académicos y alumnos, lo que genera la necesidad de la reformulación del proceso educativo sobre nuevas bases epistemológicas y metodológicas, en donde se modernicen críticamente los viejos aprendizajes y se combinen con las nuevas formas educativas propias de la posmodernidad, en su versión progresista.

  2. La educación para el cambio tecnológico y para el uso de los nuevos medios educativos, debe ser un proceso democrático en donde se prioricen los valores humanos y el pensamiento crítico, sin menospreciar los aspectos relacionados con la vinculación de la educación con los sistemas productivos y mercados de trabajo.

  3. A partir de las necesidades que plantea la incorporación de la nueva tecnología en educación, es importante la transformación de los currícula donde se formen investigadores educativos, en que se reflexionen elementos para estudiar este proceso como parte de su formación básica.

 

Notas

1. Coordinación de Servicios Académicos. "Seminario-taller para la Formación de Cuadros Medios". Centro Universitario de Ciencias de la Salud, Universidad de Guadalajara, noviembre de 1996.

2. ANUIES/Universidad Autónoma de Sinaloa. "Foro Nacional de Innovación Curricular en las Instituciones de Educación Superior". Culiacán, Sinaloa, noviembre de 1996.

3. La Tercera Revolución Científico-tecnológica es la serie de modificaciones relacionadas con la producción de ciencia y tecnología, surgidas después de la Segunda Guerra Mundial y profundizadas en la década de los setenta, caracterizada por la incorporación de la microelectrónica, la informática, la robótica y la biotecnología a los sistemas productivos y formas de vida de las personas.

4. La telemática, es la incorporación de la nueva tecnología de las telecomunicaciones y la informática a los sistemas productivos y a los procesos de transmisión de la cultura, entre otros.

5. Apple, Michael. "¿Es la nueva tecnología parte de la solución o parte del problema en educación?", en Maestros y textos. Una economía política de las relaciones de clase y de sexo en educación. MEC/Ed. Paidós. España, 1989. pp. 152.

6. Díaz Barriga, Ángel. Empleadores de universitarios. CESU-UNAM. Ed. Porrúa. México, 1995. pp. 49.

7. Dettmer, G y M. Esteinou. "Enfoques predominantes en la economía de la educación". Cuadernos del TICOM, núm. 27, UAM-Xochimilco. México, 1983. pp. 15 y 114.

8. Castro y Lluria, Rafael. "Nuevas modalidades de transmisión cultural y cambios en la educación", en Cuadernos de comunicación y prácticas sociales: "Nuevos medios, nuevos aprendizaje. Las nuevas tecnologías en la educación". Universidad Iberoamericana. México, 1995. pp. 14.

9. Young, Michael. "Tecnología Interactiva para la enseñanza", en: Integración de una lección interactiva en videodisco con las actividades tradicionales de la clase. Op. cit. pp. 95

10. Entiendo por aprendizaje reflexivo a las metodologías didácticas que propician la adquisición de conocimientos, habilidades y destrezas basadas en el análisis crítico de los problemas de la realidad –real o virtual–.

11. Según Bunk, posee competencias profesionales "quien dispone de los conocimientos, aptitudes y destrezas necesarios para ejercer una profesión, puede resolver los problemas profesionales de forma autónoma y flexible; está capacitado para colaborar en su entorno profesional y en la organización del trabajo... incluye la capacitación para la acción profesional (entendida ésta como) actos por los que el hombre transforma su entorno social y de trabajo...".

12. Bunk, G. P. "La transmisión de competencias en la formación y perfeccionamiento profesionales de la República Federal Alemana", en Revista Europea de Formación Profesional, 1/94. pp. 9.

13. Conceptualizo a las competencias para el trabajo flexible a la formación en los alumnos del dominio de multihabilidades para diferentes nichos o espacios productivos y a la capacidad de autoformarse de manera permanente ante circunstancias de trabajo cambiantes.

14. De Alba, Alicia. Innovación curricular y las nuevas tecnologías, Op. cit.

 

Bibliografía

APPLE, M. Maestros y textos. Una economía política de las relaciones de clase y de sexo en educación. MEC/Ed. Paidós. España, 1989. [Temas de Educación].

BUNK, G. P. "La transmisión de las competencias en la formación y perfeccionamiento de profesionales en la República Federal Alemana". Revista Europea de Formación Profesional. Edit. País. España, 1994.

CASTRO y Lluria, R. "Nuevas modalidades de transmisión cultural y cambios en la educación", en Cuadernos de comunicación y prácticas sociales: "Nuevos medios, viejos aprendizajes. Las Nuevas Tecnologías en la educación". No. 7, Universidad Iberoamericana. México, 1995.

De ALBA, A. Innovación de curriculum universitarios y la Nueva Tecnología. "Foro nacional de innovación curricular en las instituciones de educación superior".

ANUIES/Universidad Autónoma de Sinaloa. Culiacán, Sinaloa, 28-30 de noviembre de 1996.

DETTMER, M. "Enfoques predominantes en la economía de la educación", en Cuadernos del TICOM, Núm. 27. UAM-Xochimilco. México, 1983.

DÍAZ Barriga, A. Empleadores de Universitarios. CESU-UNAM/Ed. Porrúa. México, 1995.

FURLAN, M. "El curriculum en educación superior" (documento de trabajo para el Seminario-taller para cuadros medios). Coordinación de Servicios Académicos, Centro Universitario de Ciencias de la Salud, Universidad de Guadalajara. Noviembre de 1996.

YOUNG, M. "Tecnología interactiva para la enseñanza. Integración de una lección interactiva en videodisco con las actividades tradicionales de la clase", en Cuadernos de comunicación y prácticas sociales: "Nuevos medios, viejos aprendizajes. Las Nuevas tecnologías en educación", No. 7. Universidad Iberoamericana. México, 1995.

Principal | Índice