Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación

No.

12

(doce)

SECCIÓN

páginas

de la 23 a la 25 de 112

... nosotros los profes

Guadalajara, México - Febrero de 2000

Principal | Índice


La audioconferencia, un apoyo para el aprendizaje

Elba Patricia Alatorre Rojo*

* Asesora de la Universidad Pedagógica Nacional (Unidad Tlaquepaque) y de la Coordinación de Educación Continua, Abierta y a Distancia (CECAD) de la UDG.

En la actualidad, las instituciones educativas utilizan una gran variedad de recursos para apoyar el aprendizaje, esto es más apreciado cuando se trata de la educación en modalidades no convencionales, que se operan cada vez con mayor frecuencia; ello ha posibilitado el atender a un creciente número de estudiantes que anteriormente no tenían acceso a la educación presencial.

Al hablar de modalidades no convencionales, nos referiremos en particular a la educación a distancia, la cual ha permitido una mayor cobertura educativa, frente a la alarmante carencia de espacios áulicos.

Tradicionalmente, en educación se requería plena coincidencia espacio-temporal de profesor, alumno y contenido. En el contexto actual, las modalidades de educación abierta y a distancia se han constituido en una innovación en las que esta coincidencia no es indispensable, ya que ésta puede ser sólo espacial o sólo temporal, o incluso puede no haber coincidencia espacio-temporal.

La educación a distancia se caracteriza por la separación geográfica, la no coincidencia espacial (o sea la no presencialidad de quienes participan en el proceso de enseñanza-aprendizaje), por lo que el uso de los medios de comunicación y los avances tecnológicos cobran una importancia vital como recursos en esta modalidad educativa.

El tipo de medio depende, por lo general, de los recursos de que disponga la institución y la capacitación que para su uso tengan sus docentes. No es difícil encontrarnos, en los planteles escolares, con tecnologías subutilizadas por falta de interés del personal o falta de entrenamiento para su adecuado uso; por ello, deben buscarse recursos educativos tecnológicos que estén al alcance de los presupuestos y que no impliquen adiestramientos prolongados.

Es importante tener presente que el proceso enseñanza-aprendizaje puede perder su carácter interpersonal cuando la relación maestro-alumno se hace débil, al utilizarse medios electrónicos para lograr una educación masificada o masificadora, en la que el estudiante es sólo un código, un número... y que recibe una instrucción basada en sistemas mecanizados de enseñanza, que no responden a la necesidad que tienen los individuos de comunicar sus dudas y recibir sugerencias que posibiliten la reflexión sobre soluciones posibles.

Al seleccionar el o los medios con que se apoyará la educación en modalidades no convencionales, debe tenerse en cuenta no sólo los avances recientes de la tecnología, sino también los avances en materia pedagógica y de comunicación educativa, ya que la llegada de videograbadoras, videocintas o incluso computadoras de precios accesibles han facilitado su uso con fines pedagógicos, aunque no siempre se ha cuidado la interacción que el medio puede lograr, siendo tan importante en el proceso de construcción del aprendizaje.

El uso de los medios como recurso educativo ha sido muy debatido últimamente ya que a veces se da la extrapolación, al caer, por un lado, en el abuso, lo que el Dr. Michael Moore llama "lujuria por la tecnología",(1) calificativo que da a la acción de los educadores que buscan nuevos y atractivos medios, que mientras más sofisticados les son más atrayentes, basando su enseñanza en el uso de estos, relegando el modelo pedagógico que subyace en toda enseñanza, dándose así la tecnofilia. Por otro lado, se presenta también la tecnofobia, presente cuando el docente se niega a todo tipo de apoyo tecnológico, ya sea por temor a sentirse desplazado por los medios o por desconfiar del potencial que de ellos puede obtener.

En esta modalidad, el docente debe tener conciencia de que el estudiante ya tiene la información, bien sea en sus textos, o en la bibliografía que se le presente; la función del docente consiste en dar pistas metodológicas, propiciar el razonamiento, fomentar la creatividad y orientar al alumno hacia el logro de los objetivos planeados, en esto el uso de medios no es la base, ya que el medio sólo potencia las capacidades humanas.

El uso del recurso adecuado puede contribuir al éxito de la educación a distancia; numerosos estudios han comprobado que esta modalidad puede ser tan eficiente como la presencial tradicional, aunque también es aceptado que el grado de interacción estudiante-estudiante, estudiante-profesor y la selección de ejemplos con contenidos adecuados, es más difícil en esta modalidad.

El uso de recursos en educación a distancia tiene como objetivo superar el espacio físico entre los participantes del proceso enseñanza-aprendizaje. Un recurso utilizado con frecuencia en educación a distancia es la teleconferencia entendiendo ésta como "un enlace interactivo para un fin común entre varios individuos y grupos en distintas localidades por medio de una o varias líneas telefónicas o canales de microondas, que soportan voz, y/o datos y/o imágenes".(2)

Las teleconferencias presentan como características comunes el facilitar la interacción entre los participantes al posibilitar procesos comunicativos bidireccionales, permitiendo el intercambio de ideas, experiencias y conocimientos de manera sincrónica, es decir, en tiempo real.

Estos recursos pueden clasificarse de acuerdo con el medio que se utiliza para establecer la comunicación de la siguiente forma:

  • Conferencia por computadora: se realiza mediante el enlace de dos o más computadoras. Puede ser audiográfica o multimedia; en la primera se combina la voz con datos y gráficas hechas en la computadora; la segunda integra video, animación, audio y texto, todos en forma digital.

  • Videoconferencia o videoteleconferencia: transmisión televisiva a través de alguna red o de un canal satelital.

  • Audioconferencia o audioteleconferencia: se transmite la voz a través de una línea telefónica amplificándola en los lugares de reunión.

Punto a punto:

alator12.jpg (3327 bytes)

Punto-multipunto:

Multipunto:

La audioconferencia es la modalidad más antigua y sencilla de teleconferencia, sin que esto se interprete como la de mayor facilidad en su uso o la menos tecnificada. Su uso se ha extendido para diversos fines que van desde el ámbito de los negocios hasta la educación. Es un sistema sincrónico, interactivo, es decir, los participantes coinciden en tiempo real y se adecuan a una programación de horario; en forma planeada admite el apoyo de imágenes para optimizar el logro de objetivos, aunque generalmente se realiza sin estímulos visuales, mediante la comunicación oral; requiere tecnología común, de fácil acceso, es flexible en su calendarización y planeación; posibilita la conexión de varias sedes. De entre los medios que favorecen la interacción en vivo, es la de menor costo.

Se dan varios tipos de audioconferencia de acuerdo al número de sedes que intervengan en la teleconferencia, pudiendo ser:

Para realizar una audioconferencia se requiere:

  • Acceso a toma de corriente eléctrica.

  • Línea telefónica, de preferencia directa.

  • Aparato telefónico con amplificador de voz.

El uso de la audioconferencia presenta, entre otras ventajas, el posibilitar la interacción entre individuos ubicados físicamente en lugares distantes, requiere tecnología de fácil acceso, permite una mayor cobertura, no se necesita un espacio especialmente diseñado para su uso y su montaje es menos complicado que el de cualquier otro tipo de teleconferencia.

Podemos observar también ciertas desventajas: existe incredulidad sobre la eficacia de este recurso al darse la ausencia del contacto visual, el uso del medio tecnológico puede cohibir la participación de los estudiantes, propicia que se monopolice el uso de la palabra, se da cierta dependencia de la tecnología y requiere personal capacitado en cada sede participante.

Al realizar audioconferencias, el responsable debe cuidar que la conexión telefónica se realice en el horario previamente acordado, verificar que el volumen de voz de los participantes sea el adecuado así como sus intervenciones, ya que éstas deben ser oportunas, tener contenido y evitar la trivialidad.

Algo prioritario al utilizar esta modalidad de teleconferencia, y en general al usar cualquier medio como recurso con fines educativos, es no perder de vista que son sólo un apoyo al aprendizaje, lo central es el contenido y el modelo pedagógico presente en las acciones del docente, sin descuidar las dimensiones del aprendizaje (perceptual, cognitiva, emocional y social), todo debe girar en torno de este propósito, no depender de la tecnología ni hacer derroche en el uso de medios por el hecho de tenerlos o por conocer la técnica de su uso.

Cabe hacer la precisión de que no debe confundirse el uso del audio como recurso educativo con la teleaudioconferencia. El utilizar un audio para presentar una conferencia previamente grabada, presupone que la interacción se dará posteriormente, al trabajar con los contenidos abordados. En una audioteleconferencia, en cambio, la interacción es en el momento, y la construcción de aprendizajes es apoyada al usar el medio, lo que permite que profesor y estudiante estén físicamente distantes o que el profesor utilice la intervención de algún experto para profundizar cierto contenido temático.

La audioconferencia es útil para la realización de asesorías, esto sin perder de vista que no debe caerse en la sola exposición magistral, el medio debe aprovecharse al máximo para lograr la interacción con personas entre las que media una distancia, sirviendo así para salvar obstáculos y no para apoyar vicios de los que adolece la educación, como el protagonismo y la conducción unilateral en el proceso enseñanza-aprendizaje.

 

Notas

1. Moore, Michael. "Los siete pecados capitales en la educación a distancia". Ponencia presentada en el 2º Encuentro Internacional de la Educación a Distancia (U. de G). Guadalajara, Jal., 1995.

2. Chaupart, Jean Michel. "Metodología de la audioconferencia". Ediciones UIS (Universidad Industrial de Santander). Bucaramanga, 1993. p. 8.

 

Fuentes:

CHAUPART, Jean Michel. Metodología de la audioconferencia. Ediciones UIS (Universidad Industrial de Santander). Bucaramanga, 1993.

FAINHOLC, Beatriz. "Una vez mas cómo la tecnología educativa apropiada puede mejorar la educación", en: Memoria del Seminario Internacional "Tecnología educativa en el contexto latinoamericano". ILCE. México, 1994.

MEDRANO Basanta, Gemma. Las tecnologías en la formación. Ediciones de la Universidad Complutense. Madrid, 1993.

MOORE, Michael. "Los siete pecados capitales en la educación a distancia", ponencia presentada en el 2º Encuentro Internacional de la Educación a Distancia (U. de G). Guadalajara, Jal., 1995.

Principal | Índice