Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación

No.

11

(once)

SECCIÓN

páginas

de la 32 a la 39 de 112

... el rollo

Guadalajara, México - Agosto de 1999

Principal | Índice


La revolución educativa que no ocurrió, pero que está sucediendo

Lourdes Bueno Macías*

* Maestra en Tecnología Instruccional por la Universidad de Houston; secretaria técnica del Proyecto INNOVA de la Universidad de Guadalajara (UDG).

Enseñar es, primero, respetar en el hombre

lo que hace de él un hombre.

O. Reboul

Cuestionamientos

En el sistema educativo existe un movimiento subterráneo que ha sacudido a las instituciones tradicionales, unas han tomado el complejo camino de las innovaciones, otras han llevado a cabo modificaciones de forma, pero no de fondo, y las más han seguido modas puestas por modelos extranjeros, que si no se ajustan a la realidad contextual, sí tienen probada efectividad en "su" mundo y esa es la bandera que esgrimen. Pero a la mayor parte de esas noveles construcciones las cimbra la falta de un sustento filosófico que permita contar con el eje vertebral de sus nuevas metodologías, estrategias y acciones.

Dada la óptica predominante con la que se plantean los actuales modelos de las reformas educativas, éstas se asocian exclusivamente a la reforma del sistema escolar. Quedan excluidos de ellas los jóvenes y las personas adultas y los diversos escenarios educativos familiares, comunitarios, laborales y las prácticas educativas no escolarizadas.

En dichas decisiones y opciones de política se suele partir de una visión dicotómica de la realidad y la falta de recursos específicos, subyace bajo la premisa de que al haber escasez de recursos es más importante invertirlos en modelos probados. (UNESCO, 1999).

Sumado a lo anterior, las tecnologías han hecho su explosivo crecimiento ya sin el recato de años atrás, su almacenamiento y "manejo" de la información ha permitido, engañosamente, faltarle al respeto a formas del conocimiento que la educación había tenido como válidas y que hoy, por no encontrar su actual sitio, se ven desplazadas, marginadas, arrinconadas, en detrimento del proceso educativo, con lo que emerge una problemática compleja:

  • Los directivos son deslumbrados por la tecnología, como una estrategia de mercado en un mundo que puso a la educación como producto de consumo, la incorporan en actividades de relumbrón, privilegiándola sin ubicarla como el apoyo necesario a la educación en la creación de ambientes de aprendizaje diversos y flexibles.

  • Los maestros, profesionales de la educación, se sienten amenazados por los medios, no los utilizan ni tampoco encuentran su nuevo papel en la dinámica del hecho educativo actual.

  • Los estudiantes, ávidos del manejo de estas herramientas tecnológicas, evaden las "otras" estrategias, y esperan un maestro que los oriente hacia la búsqueda ampliada del conocimiento.

  • Las organizaciones educativas han perdido el paso, el que es ahora marcado con un ritmo externo.

  • Como pocas veces antes, existe una fractura entre la escuela, la comunidad y la vida.(1)

  • Las industrias no encuentran personal capacitado en las nuevas funciones que la incorporación de la información ha provocado y asumen el papel de las universidades.

  • Los trabajadores requieren de actualizaciones constantes, que no encuentran accesibles.

  • El mercado de la tecnología se expande con un factor mucho mayor que el de la información (y este se duplica cada cinco años).(2)

  • Hay una gran tensión entre lo mundial y lo local; entre lo universal y lo singular; entre la tradición y la modernidad; entre las acciones a largo plazo y las emergencias a corto plazo; entre la competencia individualista y la oferta de igualdad de oportunidades para todos; entre el desarrollo de conocimientos y el desarrollo de las capacidades de asimilación del ser humano; entre lo espiritual y lo material,(3) y

  • Una parte de la sociedad, generalmente encumbrada en la cúpula de las decisiones, está presta a subirse a la nave de ciencia ficción que pretende manejar el nuevo capitán: los medios.

Así, respecto al uso de los medios en educación, en su actual y sobresaturada importancia, hacemos referencia de lo que narra Freire sobre una charla en la que un campesino, analizando el punto en discusión, sentenció: "Así, no nos vamos a entender, porque ustedes están interesados en la sal y mientras que nosotros en el sazón..."

Entonces, existe una división manifiesta: las instituciones educativas y los actores que incorporan los medios en la educación (con una amplia gama de usos, no siempre afortunados) contra las que los evaden absolutamente, sin una visión del rumbo que se pretende tomar.

Es por ello que muchas organizaciones propusieron el "llamado al sentido", la vuelta a una filosofía de la educación, pero lo hicieron, en la mayoría de las instituciones, mucho más a la manera de un regreso al hechizo ante una situación sin salida, que por propio convencimiento (Avanzini, 1996). Y ésta es la lucha entre el filósofo que pretende enseñar lo universal y el sofista que recrea, sin complejos, el juego de los intereses en una sociedad en desbandada.

Esta reflexión nos permite una panorámica de la complejidad a la que nos enfrentamos, un cambio absoluto de perspectiva, de paradigma. Por ello, visualizar a la educación y sus procesos con los mismos ojos ya no es posible, mirar desde las rotas plataformas ancestrales, resulta difícil, pero, mucho más, resulta absurdo.

Se ha llegado a una etapa en la historia en la que todas las sociedades están en vías de modificarse plenamente, no se está viviendo una recesión, sino una redefinición de la sociedad y por consiguiente de la educación. (CRESALC-UNESCO).

Si se recuerda que Thomas Kuhn hizo posible que el cambio de un paradigma a otro, pareciera más una conversación religiosa que un ejercicio de la razón, y en esta plática expuso que nuestras teorías, en un cambio de paradigma, se transforman de tal modo porque es casi imposible para los estudiosos ver los planteamientos teóricos bajo la perspectiva del paradigma anterior, así, inclusive los criterios por lo que las teorías son juzgadas, dejan de ser los mismos. (Weinberg, 1999), lo que ahora debemos analizar es el rumbo que la educación debe tomar, ya no las rutas harto gastadas, desde el liberalismo decimonónico hasta el neoliberalismo actual, ya no las pautas marcadas en el Porfiriato y que permanecieron como eje medular de la formación de maestros y de toda la educación hasta nuestros días, sino la construcción de un fondo nuevo y una forma innovadora que permita responder a las necesidades de esta sociedad con la conciencia clara de la responsabilidad que estructurar estos nuevos paradigmas conlleva.

 

La educación a distancia: breve reseña

Es en este contexto en que la educación a distancia, aparecida muchos años atrás, emerge como una propuesta de cambio que va desde los basamentos del hecho educativo hasta sus modos de operar estrategias que permiten la innovación de los ambientes de aprendizaje, entonces, la palabra aprendizaje, tiene el peso de la responsabilidad compartida entre el estudiante (primero como sujeto) y el asesor (como mediador), en un binomio integrado como nunca antes en la búsqueda de mejores caminos para lograr ambientes de aprendizaje flexibles y diversos, la vinculación del estudiante con su entorno en respuesta a sus propias necesidades y a la comunidad de la que forma parte. De tal manera, la educación a distancia, desde el rincón que se le había asignado (la educación para quienes no podían acceder a programas educativos regulares), asume su papel e incorpora, sin prejuicios, todas las estrategias necesarias para lograr que los estudiantes (generalmente adultos) tuvieran acceso libre a su propio desarrollo dentro del contexto social en que se desenvolvían, a su propia superación como profesionales y, sobre todo, a su formación como seres humanos productivos.

La modalidad de educación a distancia tiene varias etapas de desarrollo que se remontan a finales del siglo pasado en países del norte de Europa, pero ya en el periodo reciente, y unida a los medios tecnológicos de la comunicación y la informática, nace, no solamente como la posibilidad de contar con una educación sin los requerimientos de la presencialidad, sino para contar con una modalidad que provoque un cambio que modificara las estructuras educativas desde sus basamentos, como un ajuste a las dinámicas sociales de estos años recientes; es de esta manera que, en el año de 1963, inicia sus trabajos la Open University (con la utilización de textos, radio, TV, tutorías telefónicas —ahora por Internet— y centros de estudio distribuidos en muchos sitios del mundo), siendo una de las pioneras de la educación a distancia, la cual, a través de la calidad en el diseño, desarrollo y producción de sus cursos y de los materiales de estudio, pone de relieve que esta modalidad no puede darse sin una adecuada y cuidadosa planeación, que tenga como detonador las necesidades e intereses de los usuarios (palabra penada para la educación tradicional), ya sean estos estudiantes y/o empresas, organizaciones o la comunidad en general.

Otras universidades que han logrado prestigio en sus trabajos de programas a distancia son las de China (radio, TV e impresos), la antigua URSS, Tailandia (con más de 250 mil estudiantes), Australia (que utiliza radio e impresos fundamentalmente), la Fernuniversitat de Alemania, la Everyman’s de Israel, la Abierta de Holanda, la UNED de España, la de Sudáfrica (considerada como una de las primeras a nivel mundial), la del Midwest y la Estatal de Pennsylvania en Estado Unidos, la Téléuniversité y Athabasca en Canadá (que manejan modelos con el empleo de la tecnología de avanzada, pero siempre subordinada a los ambientes de aprendizaje a construir), la Javeriana y la de Antioquia en Colombia, la una en Venezuela, la UNED de Costa Rica, la UNAM (que ha rediseñado su sistema de educación a distancia en los años recientes), el Politécnico (con un "boom" económico en este sexenio) y la Universidad de Guadalajara, en México (actualmente con un importante y sólido desarrollo).

La educación a distancia ha tenido su mejor actuar en el nivel universitario, sin embargo, en nuestro país (pero no en el único), se han tenido exitosas experiencias en niveles de secundaria y bachillerato, además de los programas de alfabetización, actualización (el IFCM es un ejemplo de esto) y nivelación profesional (existe un excelente programa de nivelación para enfermeras en activo, que ya se implementa en varios sitios de nuestro país).

Ahora, si hablamos de educación a distancia, ¿cuáles son las características que definen a esta modalidad, además de la no presencialidad?

Y si hablamos de educación a distancia: ¿Cuál es la definición a la que responde esta modalidad que parece ser tan esquiva a las etiquetas?

Holmberg(4)

Kaye(5)

Desmond Keegan(6)

MacKenzie(7)

  1. Comunicación no directa.

  1. A población estudiantil dispersa geográficamente.

  1. Separación entre el profesor y el estudiante.

  1. La participación de todos sin imposición de requisitos tradicionales de ingreso, tránsito o necesidad de crédito académico.

  1. Cursos autoinstructivos.

  1. Con mecanismos de comunicación múltiple.

  1. Influencia de una organización educacional.

  1. Comunicación de ida y vuelta.

  1. Personaliza el proceso de enseñanza-aprendizaje.

  1. Uso de medios tecnológicos.

  1. Centrada en el estudiante.

  1. Forma habilidades para trabajo independiente.

  1. El rescate de la socialización como parte medular del proceso de estudio independiente.

  1. Utilización de medios tecnológicos múltiples como vehículos del aprendizaje.

  1. Con capacidad de ser masiva.

  1. Vías de comunicación bidireccional.

  1. La enseñanza, división del trabajo, aplicación de principios organizativos, control de producción y distribución.

  1. Estudio organizado con mediación tecnológica.

  1. Mediación pedagógica dinámica.

  1. Para estructurar la conversación didáctica guiada.

  1. Permanencia del estudiante en su contexto cultural.

  1. Costo inicial fuerte que baja por amplitud de cobertura.

  1. Centraliza la producción, descentraliza el proceso de aprendizaje.

El Informe Delors (UNESCO) propone la búsqueda de una educación capaz de revalorizar los aspectos éticos y culturales de la existencia; capaz de ordenar las exigencias de la ciencia y de la técnica: capaz de intensificar el conocimiento de sí mismo y de su medio ambiente; capaz de hacer crecer a cada persona su potencialidad de actuar como miembro de una familia, como ciudadano o como productor, de manera que gracias a la educación constituyamos una humanidad con posibilidad de pensar y edificar nuestro futuro común.

Entonces, nuestro interés está por la educación como la institución social destinada a satisfacer las necesidades básicas de aprendizaje de las personas. Y estas necesidades de aprendizaje son consideradas a partir de dos distinciones:

  1. Las herramientas esenciales de todo aprendizaje, que sean la base para seguir aprendiendo: lectura, escritura, cálculo, expresión oral y, especialmente, la solución de problemas.

  2. Los contenidos básicos o esenciales de aprendizaje necesarios para poder seguir viviendo como ciudadanos, miembros de una familia o comunidad o como trabajadores.

Casas Armengol(8)

García Llamas(9)

Holmberg(10)

Moreno Castañeda(11)

Diversas formas de estudio y estrategias para la construcción de una nueva forma educativa, centrada en el estudio independiente en la que existe distancia entre los estudiantes y el profesor, la interacción se establece a través del diálogo pedagógico con la mediación del asesor y de los medios tecnológicos.

Está basada en la aplicación de la tecnología al aprendizaje sin limitación de tiempo, lugar, ocupación o edad de los estudiantes. Implica nuevos roles para estudiantes y profesores, nuevas actitudes y nuevos enfoques metodológicos.

Cubre las distintas formas de estudio a todos los niveles y con la utilización de medios tecnológicos que no se encuentran bajo la supervisión inmediata de los tutores en el ámbito espacial, pero que se benefician de la planeación, guía y seguimiento de una organización tutorial.

La educación abierta y a distancia consiste en regresar a la educación su sentido original: plural, flexible y creativo, y abrir, en los sistemas escolares lo que históricamente se ha ido cerrando, sin limitaciones de espacio ni tiempo.

Así, la educación para el siglo XXI tiene como misión y como reto lograr la "humanización" de todo el sistema de relaciones de las personas y de sus instituciones, además de procurar:

  • Las relaciones consigo mismo, es decir, el autoconocimiento, autocontrol, autodesarrollo, autoaprecio, que sean sustento y expresión de los valores y creencias.

  • Las relaciones con el resto de las personas en el respeto, la tolerancia, la colaboración, la solidaridad, la justicia, la paz y el amor, en vistas a una mayor y mejor comunicación entre los seres humanos.

  • Las relaciones con el entorno, con la ecología, con la construcción de un hábitat sano, justo, confortable, en comunión con la naturaleza, que redunde en la construcción de un mundo mejor para todos.

Así, viene al escenario otra forma educativa de interés: la educación a lo largo de la vida (life long learning), esto es, la educación continua, una forma educativa en la que las personas acceden a programas de capacitación y actualización, con o sin créditos académicos, que trabajan en el área de las habilidades y las destrezas, y que, apoyada por la educación a distancia, ha formado una mancuerna "pretenden que cada individuo ejerza la capacidad de dirigir su destino en que la aceleración del cambio, acompañada del fenómeno de mundialización, tiende a modificar la relación de hombres y mujeres con el tiempo y el espacio". (UNESCO).

Este movimiento de educación permanente responde a una renovación cultural y, sobre todo, a nuevas exigencias de autonomía dinámica de los individuos y a sociedades en rápida transformación, donde los puntos de referencia cultural tradicionales pierden significación y la puesta en práctica de nuevos saberes para orientarse, pensar y actuar ganan predominio si son eficaces y certeros. La educación permanente así concebida, sin límites temporales ni espaciales, se convierte entonces en una dimensión de la vida misma. ‘La educación encierra un tesoro’ a pesar de ser una ventana que muestra nuevas posibilidades y nuevos horizontes a la educación, sigue planteándonos algunos interrogantes. Así, si bien concentra un sentir generalizado respecto a las nuevas exigencias que se le plantean a la educación, el tema de la educación de personas adultas es visto desde la dinámica europea y con parámetros de los países de larga tradición occidental. La rica experiencia latinoamericana de la educación popular en una perspectiva liberadora no fue asumida. La preocupación por la educación de las personas jóvenes no fue tema del informe, como tampoco lo fue la problemática y las relaciones de género como cuestión transversal. (UNESCO, 1998).

De ahí la necesidad de romper los marcos escolares de la educación de las personas jóvenes y adultas, para asumir una educación pluridimensional escalonada durante toda la vida, beneficiaria de la diversidad del patrimonio cultural y mundial y las características específicas de la propia historia.

Muchos han sido los modelos educativos y sus teóricos a lo largo de estos años, sin embargo, las actuales tendencias presentan un cuadro que privilegia la participación del estudiante en su propio proceso de aprendizaje, lo que permite al maestro tomar el papel de mediador,(12) de facilitador de los procesos del pensamiento con el objetivo de mejorar la adaptabilidad de los estudiantes (Sorell, 1995). Aquí, ya la idea básica es que, antes de invitar a un sujeto a aprender, hay que propiciar el desarrollo de sus capacidades para hacerlo.

 

Pedagogía de la mediación

La característica de la pedagogía de la mediación (en la que se centra la metodología de la educación a distancia) es percibir con agudeza: "Para que me vuelva yo mismo, para que no quede preso en mi otredad, es necesario que me encuentre en el otro".

Mougniotte expuso que las doctrinas pedagógicas y las prácticas educativas están en permanente interacción, sin importar que las primeras susciten a las segundas o viceversa y que entre ellas haya o no continuidad visible, así cuando se traba una solidaridad entre un procedimiento de enseñanza y una teoría correspondiente, lo que se decanta y se presenta como tal es un método.(13)

La pedagogía que sustenta a la educación a distancia es lo que llamaría Louis Not una pedagogía de "primera persona" (aquí, el estudiante es el que tiene la iniciativa y es tratado como capaz de intervenir en su propio proceso intelectual), en complementariedad con la pedagogía de "segunda persona" (en ella se responde a las expectativas y necesidades del estudiante), pero en contraposición con la pedagogía de "tercera persona", esto es porque la metodología de la educación a distancia no coincide con plantear que el alumno es asimilado a un objeto que se forma por las acciones ejercidas sobre él.14

 

Estudio independiente

Para Moore(15) la educación centrada en el estudiante se debe a cuatro principios básicos:

Principio de libertad

Principio de acción

Principio de responsabilidad

Principio de autocontrol

  1. El reconocimiento de que cada estudiante aprende de diferente modo y ritmo.

  2. La efectividad del aprendizaje radica en que sea experiencial.

  3. En un mundo de cambio continuo, el aprendizaje dura toda la vida. El adulto debe ser capaz de adaptarse a las necesidades nuevas que los tiempos demandan.

En estos postulados se sostiene que la educación es un proceso individualizado, de tal manera que se entiende que los adultos (pero no exclusivamente) saben cómo autodirigir sus procesos de aprendizaje adaptados a las necesidades que les surgen y los profesores, ya asesores para este momento, saben cómo facilitar estos aprendizajes.

A continuación, un cuadro, propuesto por López Valadez(16) donde A es el asesor, B el aprendiz, que revela, en la primera parte, la forma en que la educación tradicional ha jugado las fichas (el profesor pone las regias, el estudiante las sigue, y, nuevamente es el profesor quien evalúa el desempeño), y cómo, de manera gradual, es posible hacer que sea, el mismo estudiante, a través del estudio independiente, quien ponga las reglas (condiciones, tiempos, en suma, el compromiso de aprendizaje), e inclusive, quien evalúe su propio desempeño.

Pone las reglas

Sigue las reglas

Evalúa

A

B

A

A

B

B

B

B

A

B

B

B

 

La educación individualizada

El estudiante, como generador de sus procesos, es quien está participando, sin la espera de un grupo, ni de ritmos o tiempos ajenos a él, así, podemos recurrir a los principios de la educación individualizada, esto es, centrada en el estudiante:

Al hablar de la educación centrada en el estudiante, sus necesidades se vuelven materia prioritaria, el acompañarlo en su búsqueda de soluciones a sus cuestionantes, es parte fundamental del proceso, y para ello, debemos tomar en cuenta lo dicho por la UNESCO, respecto a que la educación ahora debe estar enfocada a la solución de problemas, en lugar de continuar con la repetición de esquemas, educar para la incertidumbre, para lo que no se sabe, para improvisar en uso y aplicación de la creatividad, ese factor muchas veces ausente en las estrategias educativas tradicionales, ahora reincorporada como imprescindible en esta modalidad.

 

Las interacciones

El resultado del flujo bi y multidireccional de la comunicación a través de los medios, lo que se parecería a una conversación telefónica, es lo que Santoro(17) plantea como mensaje interactivo. Sin embargo, Moreno,(18) plantea además cinco tipos de interacciones, las que deben provocarse con el adecuado diseño de los programas:

c5lour11.gif (3894 bytes)

Este punto es sumamente importante en el diseño de los programas de educación a distancia, y esta planeación ha permeado a la educación tradicional, hasta el punto en que ya es imposible separar la una de la otra, por los muchos beneficios que el cuidado en este rubro proporciona en favorecer los aprendizajes.

El manejo efectivo de las interacciones requiere de un nuevo grupo de habilidades que se centran en los tutoriales del material, sea este un medio o la combinación de varios de ellos: impreso, en video, radio, TV, cómputo, etc. Por ello, es importante resaltar que la interacción con cada uno de los medios tiene características especiales(19) que deben ser tomadas en cuenta; de la misma forma, se debe estar alerta de que no hay que propiciar interacciones por las interacciones mismas, sino por la calidad de estas, así, "puede haber interacciones autoritarias, represivas, patológicas, inhibidoras, dependientes, etc., que es necesario desechar. En cambio hay que promover relaciones de solidaridad, apoyo, de afecto positivo, motivantes, orientadoras". (Moreno Castañeda, 1999).

Y cuando las interacciones existen, debe considerarse que la comunicación puede darse de manera: sincrónica o asincrónica,(20) sin que esto merme la calidad de las interacciones (la clave para construir una rica interacción está en la explicitación de ello y en su manejo, pero no en su inmediatez).

 

La conversación dialógica(21)

La comunicación entre profesor y estudiante, en la educación escolarizada, toma la forma de una conversación; en la educación a distancia, la tarea educativa, los contenidos, los medios, las interacciones, los medios conforman la conversación didáctica guiada.

Una variante, es la dialogicidad de Moore, la que, bajo el mismo esquema, pretende elevar a conversación todas y cada una de las actividades planeadas en el material de autoestudio. Moore (1983) acuña el término transactional distance (distancia transaccional) el que está compuesto de dos variables: diálogo y estructura. Este experto define el diálogo como: el área en la que el educador y el estudiante pueden responderse uno al otro. Mientras que a la estructura la considera como: la medida de responsabilidad de un programa educativo hacia las necesidades del estudiante.(22) Esto es, si en la educación presencial, el maestro es el encargado, a veces de manera arbitraria y subjetiva de crear el diálogo con los estudiantes, en la educación a distancia, esto debe ser total y absolutamente planeado de antemano, nada puede ser dejado a la casualidad, todos los elementos deben contemplarse y así planear la dialogicidad (en los estudiantes que están distantes esto es muy importante, para abatir el sentimiento de soledad que pudieran tener al verse frente a los materiales y sin las adecuadas estrategias para entrar en diálogo con ellos).

Y aquí otro punto para la reflexión, ¿cómo hacer para que estos programas sean abanderados con flexibilidad e independencia, cuando deben ser estructurados tan acuciosamente? Para Saba (1990), el equilibrio entre la estructura seleccionada, la dialogicidad y las actividades de aprendizaje diseñadas, determina la autonomía del estudiante en la transacción instruccional, a lo que este experto agrega lo que llama: cercanía virtual. Así, en los programas de educación a distancia, la interactividad puede darse en diferentes grados y niveles, lo que permite al estudiante adentrarse hasta donde él lo necesite.

 

Ambientes de aprendizaje

"Un ambiente de aprendizaje lo conforman las situaciones y procesos que se viven y que dan lugar a la asimilación, transformación recreación y socialización de la cultura" (Moreno Castañeda, 1998).23 Por ello, tendremos que considerar que los ambientes de aprendizaje no sólo los conforman los espacios educativos formales, sino todos los espacios en los que el ser humano habita y a ello hay que agregar el tiempo.

Crear un ambiente de aprendizaje es entonces asunto complejo, porque en ello intervienen una serie de elementos y factores que convergen para, en el mejor de los casos, propiciar los aprendizajes, así pues es menester considerar:

  • La influencia de la organización educativa.

  • La intencionalidad del programa.(24)

  • El currículum.

  • La distancia transaccional.

  • Las mediaciones.

  • Los principios de la educación centrada en el estudiante y del estudio independiente.

  • Las interacciones.

  • El tiempo.

  • El uso de las herramientas tecnológicas de la comunicación, como apoyo a la educación.(25)

  • Lo ambiental del lenguaje.

Ya se había hablado que cada medio tiene una "carga" distinta y única, entonces la intencionalidad en su uso debe estar cimentada en los objetivos de aprendizaje, las necesidades de interacción y su calidad, las características, intereses y cultura(26) de los usuarios, y los elementos que aporte cada uno de los medios para lograr una selección adecuada y pertinente. Los medios tienden a ser sobreestimados o rechazados, de acuerdo al sujeto que los evalúe, pero no es conveniente, ni una tecnofilia ni la aberrante tecnofobia, sino valorar las potencialidades que cada medio otorga en la construcción de ambientes de aprendizaje.

Aquí se incluye una tabla(27) con las características del aprendizaje, de acuerdo con el tipo de medio tecnológico utilizado por los estudiantes:

Tipos de tecnología

Características del aprendizaje

Correo electrónico.*

Retroalimentación, interacción uno a uno, reflexión, aplicación.

Servicio de investigación bibliográfica.

Análisis dirección autosuficiente.

Discusión de textos y/o conferencias.

Listas de correo electrónico, conferencias por computadora.

Interacción grupos a grupos, retroalimentación, tutoreo de pares, reflexión, colaboración, aprendizaje experiencial, simulaciones, juego de roles.

Audioconferencias.

Además de las presentadas en el anterior rubro, favorece el aprendizaje tipo auditorio.

Videoconferencias.

Las anteriores, desarrollo de habilidades y demostraciones ejecutadas por especialistas.

CMC* y enseñanza asistida por computadora CAI.

Interacción, retroalimentación, tutoreo, práctica.

World Wide Web

Análisis y aprendizaje autodirigido, interacción, retroalimentación limitada con interfases que incluyen conferencias con los atributos de discusión de texto.

  1. Un aumento del espacio de utilización del idioma nativo como lengua de trabajo, entre otros, gracias al desarrollo de interfases multilingües.

  2. Control de la información en la propia lengua, sobre todo, encarando otros idiomas.

  3. La competencia lingüística se desarrolla sólidamente con la utilización de estas herramientas en la estructuración de actividades de aprendizaje.

 

El aprendizaje colaborativo y las redes de aprendizaje

Por el contrario de la educación tradicional, en la que la colaboración había sido vista como la indeseable, es la socialización de los aprendizajes,(28) su contrastación y enriquecimiento en la colaboración lo que arma un cuerpo de conocimiento colectivo que permita al sujeto saberse generador de alternativas en su comunidad.(29) Y, en este sentido, resulta muy conveniente la organización de redes de aprendizaje que pueden realizarse a través de Internet, redes de audio y video, etc., y formar lo que ha dado en llamarse: comunidades de aprendizaje.

 

Por una educación sin modalidades

Así, en la EDUCACIÓN (con mayúsculas), durante los últimos años, ha venido ocurriendo una revolución que, sin ser reconocida abiertamente, ha logrado cimbrar sus basamentos; se pensó que los cambios suscitados en la modificación de ambientes de aprendizaje, habían sido "sólo" en las modalidades alternativas como la educación a distancia, que se ocupaban de grupos poblacionales marginados (por localización geográfica, condición, género, etc.), y fueron muchos los que mirando de soslayo el comportamiento de estas modalidades, sin reconocer los logros obtenidos, han tenido que enfrentarse a una serie de cambios radicales en la educación toda; así, ya no quedan reductos en los que cómodamente se pueda seguir haciendo lo mismo, de la misma forma, los aportes que la educación a distancia ha proporcionado, sus experiencias, logros, modificaciones y la incorporación de todos los medios tecnológicos existentes para lograr mejores, diversos y flexibles ambientes de aprendizajes han provocado un viraje de 360 grados en los rumbos que la educación ahora toma. Los estudiantes ya no esperan los mismo, manejan altos volúmenes de información, se adentran en la solución de problemas, construyen puentes de comunicación que no reconocen barreras de tiempo ni espacio, saben que necesitan respuestas a sus necesidades, las comunidades requieren de sujetos con nuevas funciones que sean acordes a los cambios sociales actuales, así, se hace imprescindible pensar la educación de manera global e integral.(30)

Aportes de la Educación a Distancia:(31)

  • Estrategias centradas en el aprendizaje.

  • Enfoque al aprendizaje autogestivo e independiente.

  • Estructuración para la solución de problemas.

  • Diversificación de ambientes de aprendizaje.

  • Desarrollo de materiales de estudio autoinstruccionales.

  • Evaluaciones de portafolio.

  • Flexibilidad para adecuarse a las condiciones de vida de los estudiantes.

  • Refuncionalización de la práctica docente.

  • Nuevos conceptos de organización escolar.

  • Reivindicación de distintos espacios sociales como espacios educativos.

  • Vinculación de estudio y trabajo.

Existe la necesidad de superar la concepción escolarizada o escolarizante para ejercer educación ampliando sustantivamente los espacios o ámbitos donde pueda desarrollarse.

Lo anterior repercute en la gestión y administración en un verdadero trabajo intersectorial con la apertura a la participación y, en determinados casos, la presión de la sociedad civil para garantizar la ampliación de recursos, la construcción de nuevos espacios y más activos agentes educativos, con la integración de los desafíos de la tecnología y creatividad humana, posibilitando una mayor coordinación entre instituciones, grupos e individuos que hasta hoy actuaron de forma aislada. Para ello se considera fundamental ampliar el concepto de política cultural, consolidando la ‘cultura nacional’ como parte de la propia expresión de los individuos y las comunidades. (UNESCO).

Y para concluir:

La educación será en la medida en que contribuya a que las instituciones educativas se abran más a la vida, y que la sociedad sea más educativa; regresaría lo educativo a la vida y abrir la educación a la vida. (Manuel Moreno Castañeda).

 

Notas:

1. "La articulación de la educación formal y la educación para el trabajo resulta fundamental tanto para el desarrollo económico como para el acceso al empleo", por ello se propuso "revisar los modelos tradicionales de formación profesional, con la participación de los diversos actores sociales, tales como la familia y la empresa". UNESCO, 1998.

2. Hirumi, A. (1997) Instructional Technology. University of Houston Clar-Lake. USA.

3. UNESCO, 1999. Hacia una educación sin exclusiones.

4. Holmberg, B., Distance Education: A Survey and Bibliography. Londres.

5. Kaye A, y Rumbre, G., Analysing Distance Learning Systems. Londres.

6. Keegan, D. J., On the nature of Distance Education y The foundation of Distance Education. Londres.

7. Mckenzie, N. Enseñanza Abierta. Sistemas de Enseñanza a Distancia. UNESCO. Madrid.

8. Casas Armengol, M., Ilusión y realidad de los programas de educación superior en América Latina. OEA.

9. García Llamas, J. L., Un modelo de análisis para la evaluación del rendimiento académico en la enseñanza a distancia. Madrid.

10. Holmberg, B., Educación a distancia: situación y perspectiva. Londres.

11. Moreno Castañeda, M., Una ventana a la Educación a Distancia. Universidad de Guadalajara. Guadalajara.

12. "La acción de servir de intermediario entre personas, realidades y objetos, es en síntesis la necesidad de pasar por el Otro para volverse uno mismo". Charles Hadji, 1990.

13. Mougniotte resalta la importancia de no confundir un método con una técnica, esto es un procedimiento con cuya eficacia nos contentaríamos sin saber de qué procede.

14. Sistema de catalogación de las innovaciones pedagógicas de Louis Not.

15. Moore, M., Distance Education: A View and a Perspective. Pennsylvania.

16. López Valadez, F.

17. Santoro, G. M., What is Computer Mediated Communication. Hampton Press. New Jersey.

18. Moreno Castañeda, M.

19. Lewin, Whitaker & Julian. Distance Education for the 21st Century. Hampton Press. New Jersey.

20. Gunawardena, Ch., Enfoques sobre evaluación de los aprendizajes en la Educación a Distancia. CECAD. Guadalajara.

21. Holmberg, B., Guided Didactic Conversation in Distance Education. OC.

22. Saba, F., lntegrated Communications. Systems and lnstructional Transaction. Pergamon Press. USA.

23. Moreno Castañeda, M., Ambientes de aprendizaje. Universidad de Guadalajara. Guadalajara.

24. Viezca, A., Ambientes de aprendizaje en la educación a distancia. Universidad de Guadalajara. Guadalajara.

25. De acuerdo con Negroponte (1996), "el medio no es el mensaje, es la encarnación del mismo".

26. Bueno, L., "Comunicación Mediada por Computadora", en: revista Apertura. Universidad de Guadalajara. Guadalajara.

27. Landon, B., Reaching Distance Studentswith Computer Network Technology. Magna Publications. USA.

28. "La educación, es ante todo, un hecho social". Vygotski.

29. "Encontrar en el otro el propio eco, respeto a la individualidad que posibilita la construcción del colectivo", ponencia presentada por Bueno, Lourdes en la mesa: Más allá de la educación, en el encuentro Pedagogía ’99 en La Habana, Cuba.

30. Moreno Castañeda, M., Los nuevos paradigmas para el siglo XXI.

31. Coordinación de Educación Continua, Abierta y a Distancia (CECAD) de la Universidad de Guadalajara.

 

Bibliografía

AVANZINI, G., (1998) La pedagogía hoy. Fondo de Cultura Económica. México, D. F.

BERGE, Z., P. Collins, M., (1995) Computer Mediated Communication and the Online Classroom, Volume I: Overview and Perspectives. Hampton Press. Broadway.

BERGE, Z., P. Collins, M., (1995) Computer Mediated Communication and the Online Classroom, Volume II: Higher Education. Hampton Press. Broadway.

BERGE, Z., P. Collins, M., (1995) Computer Mediated Communication and the Online Classroom, Volume III: Distance Learning. Hampton Press. Broadway.

CECAD, (1993) La Educación Abierta y a Distancia en la dead. Universidad de Guadalajara. Guadalajara, Jalisco.

CECAD, (1 993) Enseñanza y Aprendizaje en la dead. Universidad de Guadalajara. Guadalajara, Jalisco.

DANIELS, H., Parrilla, A., (1998) Creación y desarrollo de grupos de apoyo entre profesores. Mensajero. Bilbao.

FREIRE, P., (1996) Política y educación. Siglo XXI editores. México, D. F.

GUNAWARDENA, C., J. Dirr, P., (1995) Enfoques sobre Evaluación de los Aprendizajes en Educación a Distancia II. Guadalajara.

MARTÍNEZ Mediano, C., (1988) Los sistemas de Educación Superior a Distancia. La Práctica tutorial de la UNED. Universidad Nacional de Educación a Distancia. Madrid.

MOORE, M., (1990) Contemporary lssues in American Distance Education. Pergamon Press. USA.

MOORE, M., Kearsley, G., (1996) Distance Education. A System View. Wadsworth Publishing Inc. USA.

SANZ de Acedo Lizarraga, M. L., (1998) Inteligencia y personalidad en las interfases educativas. Desclée. Bilbao.

SAVATER, F., (1 997) El valor de educar. Ediciones de buena tinta. México, D. F.

VILLAROEL Villalba, A., (1987) Aspectos Operativos en Universidades a Distancia. Kapelusz, OEA, UNA. Venezuela.

UNESCO, CRESALC, (1993) Una Nueva Manera de Comunicar el Conocimiento. Caracas, Venezuela.

Principal | Índice