Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación

No.

10

(diez)

SECCIÓN

páginas

de la 50 a la 53 de 112

... el rollo

Guadalajara, México - Octubre de 1998

Principal | Índice


Informe de trabajo de la coordinación de la Unidad de Investigación del Instituto Superior de Investigación y Docencia para el Magisterio, UDI-ISIDM

(Enero de 1995-Agosto de 1997)

María Guadalupe García Alcaraz*

* Investigadora del Instituto Superior de Investigación y Docencia para el Magisterio (ISIDM), y del Departamento de Estudios Educativos (DEEDUG) de la Universidad de Guadalajara.

Introducción

Dentro de las acciones que el Gobierno del Estado de Jalisco concretó con el afán de modernizar el sistema educativo estatal está la creación de las unidades de investigación en las instituciones formadoras de docentes. De este modo, la UDI-ISIDM se definió como un cuerpo académico cuyo trabajo central es la generación y consecución de proyectos de investigación que aporten elementos para la comprensión, explicación, análisis, definición e innovación de los hechos y fenómenos educativos; a la par se articula con las otras dos áreas sustantivas de la institución, la extensión, la difusión y la docencia, en tanto órgano activo y propositivo para la implementación de estrategias que permitan el desarrollo académico y coadyuven a elevar la calidad de los servicios de posgrado que ofrece la institución.

De acuerdo a lo anterior, en este informe se da cuenta de las acciones, logros, problemas y perspectivas que enfrenta esta unidad , con el ánimo de hacer un alto en el trabajo cotidiano y tener un documento que nos permita la reflexión, la reorientación y la toma de decisiones sobre el rumbo que habrá de tomar nuestra unidad.

 

Los integrantes y sus proyectos

En enero de 1995 cuando asumí la coordinación de la UDI, ésta estaba integrada por seis investigadores y dos auxiliares. Los primeros seis con una carga horaria de entre tres cuartos y medio tiempo, y categorías que iban de asociado "A" hasta titular "C". Paulatinamente y gracias a la gestión de la Mtra. Alicia Velasco se fueron incorporando nuevos compañeros hasta llegar a conformar un equipo numeroso y diverso, el cual en la actualidad cuenta con 19 miembros; de ellos, 16 son investigadores y tres cumplen funciones como auxiliares de investigación. De acuerdo a las temáticas desarrolladas en los proyectos de investigación, a partir de mayo del presente año, nos organizamos en equipos temáticos: historia de la educación, procesos de enseñanza y aprendizaje, análisis de las instituciones educativas, procesos de evaluación y gestión educativa.

Cuadro 1

Proyectos de investigación

Investigador

Proyecto

Temática: Historia de la educación

Armando Martínez Moya

De preceptor a maestro: historia de las Escuelas Elementales y los maestros de Jalisco en el s. XIX.

Oscar García Carmona

La formación de docentes en la enseñanza de la historia regional.

Sonia Ibarra Ibarra

Ser maestro en Jalisco (1910-1943).

Ma. Gpe. García Alcaraz

Escuelas Particulares en Jalisco (1917-1970).

Mario Federico Casillas

Análisis del discurso pedagógico en la ENJ.

Elvia García Ruiz (auxiliar)

Temática: Procesos de enseñanza-aprendizaje

María del Carmen López B.

Los saberes de los niños de la escuela primaria sobre Educación Ambiental.

Mayra O. Zepeda Romero

Los contenidos de la Educación Ambiental en la secundaria.

Moisés Ledezma Ruiz

Elaboración de un Cuaderno de Ejercicios para la enseñanza de productos notables.

Arturo Flores Esparza

Los procesos de formación en la maestría del ISIDM y su representación en el discurso cotidiano.

Irma Leticia Glez. Meléndez

La enseñanza de una segunda lengua en los niños de preescolar.

Temática: Análisis de las instituciones

Luciano Oropeza Sandoval y Sergio Aceves Rodríguez

Los posgrados en educación en Jalisco.

Rubén Zataráin Mendoza

Historia académica del ISIDM.

Antonio Hernández V.

Los directores de escuelas primarias y sus prácticas de gestión.

Cándida Lara Muñoz

Seguimiento de egresados del ISIDM y su práctica actual.

Temática: Evaluación y gestión

Mauro Alberto Ramos

El proceso de titulación en el ISIDM.

César Santoyo Muñoz

El Plan de Desarrollo Institucional.

 

Los proyectos citados son los que permanecen vigentes, a los cuales habría que agregar tres que fueron concluidos en el período que comprende el informe, los cuales recibieron apoyo de SEP y/o CONACYT. Estos fueron: "La Unión Nacional de Padres de Familia, 1917-1962"; "Materiales y estrategias para mejorar la calidad de la lectura en la escuela primaria" y, "Propuesta para la enseñanza de los productos notables en la educación secundaria".

 

La producción y la participación

Productos parciales y avances de investigación han sido presentados en los siguientes foros académicos:

Además de la presentación de ponencias los integrantes de la UDI hemos colaborado como moderadores, relatores y comentaristas en estos foros académicos y en los tres coloquios de presentación de avances de investigación de los estudiantes de la Maestría en Ciencias de la Educación del ISIDM. Cabe destacar también la destacada participación del ISIDM como coordinador general del V Encuentro Nacional y II Internacional de Historia de la Educación, celebrado en Guadalajara en el mes de noviembre de 1996.

 

Publicaciones

Algunos de los productos generados por los investigadores de la UDI han encontrado un espacio para su difusión en revistas y periódicos que se editan en la ciudad: la tarea, con por lo menos ocho artículos; Educar, en su segunda época, con dos; La Gaceta Municipal, con dos; el número uno de los Cuadernos del ISIDM, con cuatro artículos; El Occidental, en su página educativa, con artículos de difusión. Las ponencias presentadas en el Encuentro Estatal de Investigación Educativa y en el V Encuentro de Historia de la Educación, fueron incluidas en las respectivas memorias; algunas otras, en publicaciones de El Colegio de Jalisco y un artículo en la Revista Mexicana de Investigación Educativa del COMIE. El libro de texto coordinado por el Mtro. Enrique Mata, Historia y Geografía de Jalisco, para el nivel secundaria fue publicado por la Editorial Castillo.

 

El trabajo colegiado

Cuadro 2

Foros nacionales e internacionales donde se han presentado productos parciales de investigación

Pedagogía '95. Cuba

1

Paradigmas II. Guadalajara, 1995.

1

Encuentros Nacionales de Investigación Educativa, IMCED. Morelia, 1995 y 1996.

2

III Congreso Nacional de Investigación Educativa. México, DF, 1995.

3

IV Congreso Nacional de Investigación Educativa. Mérida, 1997.

2

VI Encuentro Nacional de Historia de la Educación. Puebla, 1994.

1

V Encuentro Nacional de Historia de la Educación. Guadalajara, 1996.

7

Coloquio la Enseñanza de la Historia en Jalisco, 1996.

1

Simposio Ciencia y Tecnología, CONACYT. 1996.

2

Simposio Ciencia y Tecnología, CONACYT. 1997.

4

Congreso Regional de Profesores de Matemáticas. Guadalajara, 1996.

2

Congreso Regional de Profesores de Matemáticas. Toluca, 1997.

2

Foro de Intercambio de Investigación Educativa. Guadalajara, 1994.

3

Congreso Tamaulipeco de Investigación Educativa. Tamps., 1995 y 1996.

2

Encuentro Estatal de Investigación Educativa. Guadalajara, 1997.

5

Total de ponencias presentadas

38

De manera recurrente los integrantes de la UDI hemos manifestado nuestro interés por avanzar en el desarrollo personal del proyecto y crear espacios internos que nos permitan el intercambio, el apoyo académico, la crítica y la ayuda mutua, es decir, el trabajo colegiado. Para este fin hemos ensayado de manera clara y definida por lo menos dos propuestas: una fue el Seminario de Presentación de Avances y Productos de Investigación, el cual funcionó durante 15 meses, desde mediados de 1995 hasta los primeros meses de 1997. A través de él cumplimos una ronda de presentaciones, cada investigador dio a conocer su proyecto o avance de investigación en una ocasión. Los resultados de este seminario fueron diversos: en ocasiones sí se logró el propósito inicial; en otros casos sirvió como presión para que algunos investigadores sistematizaran su trabajo y poder exponer el avance; también significó cierta coerción, lo que finalmente nos llevó a discutir y replantear el sentido del seminario. De esta puesta en común pasamos a la segunda alternativa de trabajo colegiado.

La segunda opción consiste en la organización de equipos temáticos y en la realización de reuniones periódicas (quincenales o mensuales), en las que los equipos revisan materiales, comentan sus dudas, intercambian información, presentan avances, etc. Actualmente el equipo de Historia de la Educación ha realizado dos reuniones en una de ellas se leyeron y discutieron materiales referidos a la historia regional y a la historia regional de la educación; en la segunda se invitó al Mtro. Alberto Soberanis para que nos presentara sus experiencias como historiador. Los equipos de Procesos de Enseñanza-Aprendizaje y de Análisis de las Instituciones, decidieron ensayar una primer etapa de trabajo común leyendo materiales relacionados con informes de expertos sobre el sistema educativo nacional (OCDE, evaluadores internos, UNESCO). Por último el equipo de Evaluación y Gestión decidió articularse, en esta fase, a este equipo, en tanto los materiales de lectura les proporcionan elementos también para el desarrollo de sus proyectos. Para dar cuenta de los avances logrados, al interior del colectivo se propuso la celebración de un foro interno en el mes de diciembre pasado, en el que cada uno de nosotros presentara su producción.

 

La docencia, la extensión y la difusión

Si bien el trabajo de la Unidad se debe centrar en la investigación, los compañeros que la integran, de manera recurrente y de acuerdo con su formación, habilidades y destrezas apoyan estas funciones sustantivas de la institución. Aquellos que cuentan con el grado y las competencias necesarias para fungir como docentes en el programa de posgrado que se imparte en ISIDM, desarrollan cursos de acuerdo a su experiencia profesional en las áreas de Pedagogía, Sociología, Historia de la Educación y Planeación; actualizan los programas de las materias; recopilan materiales actualizados para elaborar las antologías respectivas; dirigen las tesis de los egresados; proponen y generan alternativas para eficientar los procesos de formación que se gestan en la Maestría en Ciencias de la Educación... Por lo que respecta a la extensión y difusión, proponen, orientan y apoyan la adquisición de materiales para la biblioteca; colaboran en eventos específicos y en las propuestas editoriales que se generan, como: Cuadernos del ISIDM, folletos, trípticos informativos, boletines, etc.

De este modo, se tejen redes de apoyo y de vinculación entre la subdirección académica, la coordinación de extensión y difusión, la coordinación de titulación y, por supuesto, con la subdirección administrativa y la dirección de la institución.

 

Los problemas y las perspectivas

Los problemas que enfrenta la UDI se pueden ubicar en tres grandes bloques: el primero, infraestructura y apoyos; el segundo, formación; y el tercero, producción.

  1. Infraestructura y apoyos. Una queja constante de los investigadores se refiere a la falta de apoyos de diverso tipo: materiales de papelería, fotocopias, acceso a equipo de cómputo con base de datos e Internet, prestadores de servicio social para el trabajo de campo, apoyo económico para el desarrollo de los proyectos y apoyos para asistir a foros académicos especializados. En este punto, todos coincidimos y reconocemos el esfuerzo realizado por la dirección del ISIDM, para proporcionarnos, hasta donde sus recursos lo permiten, apoyos materiales y brindarnos un espacio de trabajo digno —a pesar de las limitaciones con las que, en este sentido, la institución desarrolla sus labores académicas—. Sin embargo, sería deseable que las dotaciones de materiales de papelería se actualizaran cada cuatrimestre y que se otorgaran recursos mínimos a cada investigador; de manera similar, esperamos contar en un futuro próximo con un equipo de cómputo asignado a la Unidad, el cual se administraría conforme a una bitácora de tiempos y usos. Por lo que respecta al apoyo de los prestadores de servicio social, sabemos que la subdirección administrativa ya inició las gestiones en la UDG y en la ENSJ. Existe también el compromiso de la Mtra. Alicia Velasco para apoyar los rubros de viáticos e inscripción de aquellos compañeros que participen en foros académicos de calidad, como ponentes o conferencistas. Por parte de los investigadores está el reto y el compromiso ético de mejorar, cuantitativa y cualitativamente, nuestra producción, de tal modo que estemos en posibilidades de participar y competir en las convocatorias nacionales para la asignación de apoyos económicos a los proyectos, así también, la necesidad de articularnos a las redes académicas especializadas e interinstitucionales relacionadas con la temática que desarrollamos en los proyectos.

  2. Formación. Los integrantes de la UDI poseen experiencias normativas desiguales y, a la vez, competencias en investigación dispares. A lo anterior se suma la desigual carga horaria y las diferentes categorías que se tienen en la institución. De manera somera podemos señalar que los integrantes de la UDI poseen, en general, estudios de maestría, teniendo pendiente, por lo menos en cinco casos, el proceso de titulación. Seis más realizan estudios de doctorado con distinto grado de avance. Hasta aquí, me parece importante señalar la urgente necesidad —individual, colectiva e institucional— de completar, avanzar y apoyar, según el caso estos estudios; también habremos de reconocer un problema más de fondo, relacionado con el hecho de que las habilidades, destrezas y competencias en investigación, no se adquieren necesariamente en los estudios de posgrado. Investigar en educación implica un cierto bagaje teórico; conocimientos básicos sobre el sistema educativo nacional; haber desarrollado un pensamiento lógico y cierto nivel de abstracción; ser creativo y hasta intuitivo; estar familiarizado con la producción en los distintos campos; estar enterado y manejar con destreza las discusiones y las producciones en el campo temático en el que se investiga; conocer y acceder a las bibliotecas y hemerotecas especializadas; a las bases de datos sobre educación y, por supuesto, tener ciertas habilidades para manejar equipos de cómputo. Estos constitutivos ideales y reales del investigador en educación se convierten en necesidades y retos individuales que cada uno de nosotros deberá asumir con honestidad, para buscar, junto con el apoyo de otros y de la institución —siempre abierta en este sentido—, mecanismos que nos permitan profesionalizar nuestro trabajo y retribuir, al sistema educativo y a la sociedad en general, nuestra producción. Parte de estas necesidades quedaron expresadas y concretadas en objetivos y acciones en el Plan de Trabajo de la UDI, 1997-1998.

  3. Producción. De la producción realizada por la UDI en los últimos dos años se desprenden las siguientes reflexiones: I). Cuantitativamente el mayor número de ponencias y artículos se concentra en el equipo de Historia de la Educación. Situación que en parte, es producto de la experiencia previa de quienes integran el equipo, es decir, son investigadores cuya experiencia en investigación se remonta a algunos años previos al nacimiento de las UDIs. Lo anterior indica la necesidad de apoyar los procesos formativos, los proyectos de los otros equipos y dar seguimiento y evaluar los procesos, sin menoscabo del apoyo que se pueda dar a los historiadores de la educación. II). De manera similar, las publicaciones y las ponencias se concentran en la mitad de los investigadores, lo cual se debe, en algunos casos, a la poca producción y a que no se logra avanzar en los proyectos y, en otros, a la reciente incorporación de elementos jóvenes a la UDI, los cuales se hayan en la fase de elaboración de proyectos. De cualquier manera es necesario reconocer que la mayoría de las publicaciones aparecen en revistas locales y las ponencias presentadas se concentran en los foros realizados en la ciudad de Guadalajara. Un reto en este sentido sería el mejorar la cantidad, pero sobre todo la calidad de los productos, de tal modo que puedan ser difundidos en revistas de circulación nacional y/o que cuenten con arbitraje. Por lo que respecta a las ponencias, el solicitar y lograr apoyo para acudir a presentarlas a eventos especializados a nivel nacional e internacional, va aparejado a la mejora de nuestra producción. Es decir, el nudo se tiene que desatar por uno de los extremos, para recibir apoyo o mejorar éste es necesario que también los investigadores tengamos no sólo cosas que decir, sino cosas relevantes, aportativas y de calidad.

Abordar los problemas reseñados significará avanzar en la concreción de un equipo de especialistas que realizará mejores y sustanciales aportaciones a los programas de formación y a las actividades de extensión y difusión que realiza el ISIDM.

Estas tres dimensiones de los problemas, retos y perspectivas que enfrenta la UDI-ISIDM, están planteadas en el Plan de Trabajo 1997-1998, documento elaborado con base en los resultados de las discusiones internas, las sugerencias y necesidades de la institución, así como en los informes entregados por los investigadores en el año 1995 y 1996, y en los planes de trabajo individuales para el período 1997-1998. A manera de colofón aquí solo mencionaré el objetivo planteado: mejorar las condiciones académicas y materiales para el desarrollo de la investigación y así avanzar en la institucionalización y profesionalización del trabajo y en la consolidación del equipo de investigación. Lo anterior a través de procesos formativos individuales y colegiados, de la participación en foros académicos internos y externos, y dando a conocer los productos y avances de investigación mediante su publicación.

Finalmente quiero disculparme por los posibles errores que pudiera haber cometido en la coordinación de la Unidad, todos ellos involuntarios, y agradecer, además, a los compañeros de la Unidad su participación en las actividades emprendidas. En especial, hacer público mi reconocimiento y estimación a la Mtra. Alicia Velasco, al Mtro. Enrique Mata y al Mtro. Max; hoy como hace ocho años, cuando emprendí la aventura de pasar de maestra rural a homus citadino, al iniciar una maestría en la ciudad de México, me dan y refrendan su confianza y apoyo en los estudios de doctorado. Para María Luisa Gómez y su equipo administrativo, un profundo agradecimiento por la fineza de sus atenciones. Para todos ustedes, mil gracias por su atención.

Principal | Índice